jueves, 19 octubre 2017

riesgos-laborales-navarra-capital

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Cumplir la normativa de Prevención de Riesgos Laborales es esencial y de obligado cumplimiento para todo empresario. Con la herramienta de gestión Prevención 10 del Ministerio de Trabajo, llevar a cabo una buena evaluación de los riesgos en la empresa y planificar su cumplimiento es accesible. Puede ser utilizada por aquellos empresarios con empresas de hasta 10 trabajadores o de hasta 25 cuando la empresa disponga de un único centro de trabajo. Los autónomos que no tengan trabajadores a su cuenta, también pueden realizar su autoprevención.

Ahora bien, además de contar con un certificado digital para ser identificado vía web, el empresario debe contar con un mínimo de formación para acogerse a esta posibilidad. Para ello, deberá realizar un curso específico de 30 horas o acreditar la experiencia de haber desarrollado dicha actividad anteriormente. Además, también se debe valorar los riesgos a los que están expuestos los trabajadores y la peligrosidad de las actividades.

UTILIZACIÓN

Una vez registrado en la plataforma, ésta nos pide escoger el tipo de actividad que la empresa realiza. Automáticamente, aparece un listado de los posibles puestos de trabajo relacionados con ella. Una vez que seleccionamos qué puestos de trabajo se cubren, se muestran aquellos riesgos laborales vinculados. La herramienta nos ofrece una imagen virtual de la empresa con sus respectivos riesgos posibles.

“Es una herramienta sencilla y muy visual. En una tarde podemos desarrollar nuestra autoevaluación de Riesgos. Si, por ejemplo, la empresa en cuestión es una cafetería, la pantalla mostrará una cafetería virtual con todos y cada uno de los riesgos a los que el empresario se va a enfrentar como quemaduras, caídas, etc. El empresario no tiene más que ir rellenando el cuestionario en función de si ya se toman esas medidas de prevención o no”, explica Jesús Buldáin, de Ático Asesores.

Si hay medidas que el empresario no ha ejecutado, hay que desarrollar una Planificación de Riesgos.  laa herramienta faclita el proceso. “Lo primero que tenemos que hacer es eliminar el riesgo y si éste no puede eliminarse, entonces se establecerán las medidas necesarias de prevención”, añade Buldáin.

EXCEPCIONES

Hay que añadir que, en aquellas empresas con actividades que supongan un riesgo extremo, la prevención de riesgos laborales debe ser gestionada por consultoras profesionales. Así, sectores como la construcción, eléctricas de alta tensión, minería, siderurgia, las que requieran de inmersión en el agua…, requieren de profesionales, independientemente de su tamaño.

Jesús Buldáin

Jesús Buldáin, de Ático Asesores

Por tanto, en esos casos, no puede llevarse a cabo la gestión de riesgos de manera personal. Igualmente, el control de la salud, es decir, todo lo que conlleva revisiones médicas y la intervención necesaria de un médico, nunca podrá asumirlo el empresario, por lo que deberá contratar un  Servicio de Prevención que lo gestione.

Cabe recordar que las empresas con menos de 50 trabajadores están exentos de realizar auditorías, y  que el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales puede conllevar sanciones de entre 2.046 y 40.285 euros dependiendo de la infracción y del riesgo asumido.

 

 

To Top