sábado, 21 octubre 2017

Luis Galindo

Luis Galindo

Luis Galindo

Luis Galindo

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

El próximo 30 de septiembre APD celebra su II Afterwork en el Colegio de Médicos bajo el título “Reilusionarse es posible: cómo potenciar el optimismo inteligente en nuestras organizaciones”. APD organiza esteII Afterwork Navarra con el objetivo de fomentar espacios de encuentro entre profesionales, clientes y compañeros donde, además de disfrutar de una actividad que combina temas informativos y lúdicos, se pretende favorecer el networking entre los asistentes.

LA ILUSIÓN MARCA LA DIFERENCIA

Luis Galindo, Socio Director de Luis Galindo & Asociados, Consultor en Recursos Humanos y Especialista en Recursos Humanos, Desarrollo Directivo, Construcción de Talento y Optimismo Inteligente, será el encargado de motivar y de volver a traer la ilusión a las personas que acudan a esta conferencia. Galindo explica que justo cuando las cosas son difíciles es cuando hay que hacer el doble de esfuerzo en tener ilusión. “Cuando la economía va bien, cuando nuestra vida familiar va bien, la ilusión viene sola. Es justamente, cuando el entorno no es favorecedor, cuando más falta hace ponerle ilusión”, explica.

Según este especialista en RRHH, la ilusión es el motor de todo. Es lo que a todos nos hace levantarnos cada mañana, lo que nos impulsa a pelear por las coas… “Pero en la ponencia vamos a hablar sobre todo, de que al final eres tú quien eliges. Nos hemos convertido en una sociedad muy quejica, siempre pensando en aquello que nos falta. Ahora más que nunca, con las noticias que nos llegan de lo que está pasando con la llegada de refugiados, nos tenemos que dar cuenta de lo afortunados que somos. Hemos tenido la suerte de haber nacido en occidente, donde vive una de cada seis personas. Tenemos muchas cosas que para medio mundo son un lujo como agua caliente, sanidad universal, seguridad jurídica…”, comenta.

Galindo destaca  la importancia de mantener la ilusión, que es la que marca la diferencia entre las personas. “Tenemos que recuperar el sentimiento de agradecimiento que tenían nuestros padres, que vivían en una situación mucho más complicada que la nuestra y daban gracias por lo que tenían”, añade.

Luis Galindo

Luis Galindo

LA MEJOR VERSIÓN DE SÍ MISMO

Galindo ofrece un consejo básico y esencial para llevar a cabo ese proceso de reilusión: conseguir ser la mejor versión de sí mismo. Según él, en la vida, si se puede ser un matrimonio de nivel cinco no hay que quedarse en ser uno de nivel 4, si se es un profesional, hay que intentar ser el mejor profesional que se pueda, si se puede ser un padre o un hijo de nivel 7 no hay que conformarse con serlo de nivel 6. “Muchas veces nos justificamos con el mal sueldo que tengo, es que con el trabajo que tengo, con las condiciones que trabajo que aguanto…. Nos escudamos en ello. Debemos vivir  la mejor versión que podamos de nuestra vida. Vivir nuestra vida por encima del jefe que tengo, del horario que tenga…”

Galindo recuerda unas palabras de Mandela que decía “no seas tacaño con tu vida”. “Esta frase me parece preciosa. Si uno no da todo lo que es capaz, se engaña así mismo, si soy tacaño con mi pareja… soy tacaño conmigo. Si hoy no vivo al cien por cien de lo que puedo vivir, me engaño a mí mismo. Por eso cuando hay gente que dice que se ha escaqueado del trabajo me quedo sorprendido porque realmente se engaña así mismo, a su vida. Ese día es irrepetible”.

La conclusión de ello para Galindo es el tener actitud: la capacidad y decisión de decidir cómo una persona quiere vivir, “es levantarte cada mañana y preguntarse ¿yo voy a vivir a medias  a tope? Hay que sentirse orgulloso de lo que hacemos y hacer todo a tope. A la hora de la comida, de estar con los amigos, en el gimnasio…”, insiste.

OPTIMISMO INTELIGENTE

El optimismo inteligente es la capacidad de ver todo lo positivo que hay en la vida, valorar lo bueno y trabajar por aquello que no va bien. Con esta idea, Galindo considera que volver a ilusionarse en el trabajo o potenciar el optimismo inteligente en las empresas, no es una responsabilidad de los directivos, sino de todos y cada uno de los empleados, “todos debemos tener esa actitud. No es un problema de directivos o empleados. No debemos pararnos en las cosas que van mal sino luchar para que mejoren. Y aquellas cosas que van bien, luchar para que se mantengan  Muchas veces estamo viendo el vaso medio vacío”.

Galindo comenta que su mujer trabaja con enfermos terminales y es especialista en ayudar a las personas a morir. “Ella me cuenta que siempre que ha tenido la experiencia de estar con alguien que se ha salvado de la UVI tras estar muy grave, todos salen diciendo qué maravilla tener trabajo, que maravilla tener familia… cuando les vemos las orejas al lobo es cuando  reaccionamos y a veces es tarde Nos falta la capacidad para valorar lo bueno que tenemos”.

El experto en RRHH nos asegura que quienes vayan a la conferencia el próximo día 30 van a salir con ganas de ser mejores, con ganas de disfrutar de la vida y de aprovecharla. “No esperemos a que la vida nos dé un susto para disfrutar de ella”.

To Top