sábado, 27 mayo 2017

Renault reinterpreta los 70 con su nuevo Alpine

Cuando alguien lo vea fugazmente reconocerá al "mítico vehículo" que dominó los rallyes de los años 60 y 70. Pero si lo observa con más atención comprobará que es una muy afortunada actualización de aquel modelo que entró en la leyenda con sus victorias en Montecarlo.

Redacción
Pamplona - 30 abril, 2017

Renault Alpine A110

Renault Alpine A110

Cuando alguien lo vea fugazmente reconocerá al mítico Renault Alpine A110 que dominó los rallyes de los años 60 y 70. Pero si lo observa con más atención comprobará que es una muy afortunada actualización de aquél modelo que entró en la leyenda con sus victorias en Montecarlo.

renault-alpine2Pero para eso habrá que esperar hasta finales de 2017, cuando salga a la venta el nuevo Alpine A110 desarrollado por Renaul Sport. Como su predecesor es un deportivo ligero, compacto y ágil, pero que nadie se engañe porque su contenido tecnológico lo inscribe de pleno en el siglo XXI. Lo moverá un motor de 1.8 litros sobrealimentado con 252 caballos de potencia, más que suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, cifras propias de coches con mucha más potencia. El secreto: que sólo pesa 1.080 kilos.

La electrónica se pone de manifiesto a través de tres programas de conducción: Normal, Sport y Track (que actúan sobre el motor, el cambio, la dirección y el sonido del escape). Sorprendentemente se ha escogido una caja de cambios Getrag automática DCT de siete velocidades con clara vocación deportiva.

A nivel estético el A110 es inmediatamente reconocible como un Alpine y combina trazos modernos con una apariencia acorde al modelo histórico de la casa

La aerodinámica es uno de los grandes secretos de este modelo. Sus prestaciones exigían soluciones que romperían la línea que lo identifica con el modelo original, pero los diseñadores han solucionado el dilema dotándole de un fondo plano y un difusor posterior funcional inspirados en la F1. Así han logrado que sea el único coche de su categoría que alcanza los 250 km/h con total seguridad sin necesidad del apoyo de un alerón trasero.

A nivel estético el A110 es inmediatamente reconocible como un Alpine y combina trazos modernos con una apariencia acorde al modelo histórico de la casa. Destacan el capó con nervio central y dos pequeños faros centrados en el frontal (guiños al clásico A110), una bonita línea de techo, pilotos LED con forma de X, la gran salida de escape central o una luneta envolvente. No destaca por espacio de carga, con sólo 100 litros en el maletero delantero y 96 en el trasero.

En el habitáculo, de sólo dos plazas, hay materiales de calidad, pero los protagonistas son los dos envolventes asientos tipo baquet de cuero firmados por Sabelt. Además, la edición especial numerada Première Edition, limitada a 1.955 coches (año de lanzamiento de Alpine) y disponible en negro, blanco o azul Alpine, incorpora pedalera de aluminio pulido, sistema de audio Focal, inserciones de fibra de carbono, llantas específicas de 18 pulgadas Otto Fuchs, escape ligero, etc…

Son detalles que lo convierten en un objeto de deseo, y eso se ha notado en la demanda de la serie especial de lanzamiento, el Alpine A110 Premiere Edition, cuyas 1.995 unidades se agotaron ¡en una semana! Y eso a pesar de que su precio es respetable: 58.500 euros (en Francia).

To Top