domingo, 24 septiembre 2017

desayuno-ceaje-fermin-albaladejo-18

La familia de María Eugenia Burgos, tudelana de 42 años que falleció en agosto de 2015 a causa de un cáncer de páncreas, ha realizado una aportación inicial de 15.000 euros para impulsas los estudios que se desarrollan sobre esta enfermedad, una cuantía anual que concederán durante los tres años que va a durar el proyecto y a la que están invitadas otras personas o empresas que lo deseen.

Nuestro estudio se centra en identificar nuevas dianas moleculares en tumores dependientes de KRAS (el oncogén más prevalentemente mutado en cáncer de páncreas) y en buscar estrategias terapéuticas innovadoras para el tratamiento de estos tumores”, explican los doctores Silve Vicent y Mariano Ponz-Sarvisé, investigadores del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra, respectivamente, y coordinadores del proyecto de investigación.

MariaEugeniaBurgos_Pancreas

María Eugenia Burgos

SALVAR OTRAS VIDAS DESDE 5 EUROS

“Mauge está presente en nuestros corazones y, cada vez que recordamos su eterna sonrisa, nos alegra saber que esta línea de investigación, tan dura y a la vez tan necesaria, se debe a su memoria. Esperamos que gracias a ella muchas otras personas puedan superar esta enfermedad, tal y como Mauge hubiera querido”, explica la familia.

Para consolidar esta investigación, la ‘Beca María Eugenia Burgos de la Iglesia‘ se ha integrado en la plataforma Helpify. Se trata de una iniciativa impulsada por el CIMA para buscar financiación de particulares e instituciones, a través de donaciones desde 5 euros. Todas las aportaciones se destinan a proyectos de investigación biomédica que mejoren el diagnóstico o el tratamiento de distintas enfermedades. Desde la puesta en marcha de la beca, hace dos semanas, se han unido más de 40 personas, que han aportado hasta el momento cerca de 4.000 euros.

GEN KRAS

KRAS es el oncogén más prevalentemente mutado en cáncer de páncreas, pues está presente en más del 90% de los casos; por ello, se trata de una irrefutable diana terapéutica. KRAS sigue siendo refractario a terapias dirigidas y su inhibición constituye una necesidad clínica no cubierta.

Desde el CIMA, prentenden la identificación de nuevas dianas moleculares en tumores dependientes de este oncogen, además del descubrimiento de estrategias terapéuticas innovadoras para el tratamiento de estos tumores.

Y se pretende conseguir:

  • Mediante aproximaciones que incluyen técnicas de genómica funcional, genética de ratones, modelos in vitro y de xenoinjertos.
  • Organoides (cultivo organotípico en 3D) de células primarias de humano y murinas así como de líneas celulares. Estudios in vitro e in vivo de modulación génica, de tratamientos farmacológicos o de co-cultivos celulares.
  • Estudio de muestras procedentes de pacientes afectados de cáncer de páncreas para la validación de los resultados en el ámbito clínico.

“La intención de nuestros proyectos es estar muy cerca de los pacientes con el fin último de poder mejorar la supervivencia de los mismos”, explican desde el Centro de Investigación Médica Aplicada de Navarra. Donde una de sus ventajas es la experiencia en el trabajo con Organoides de páncreas, una herramienta recientemente descrita en Estados Unidos y en cuyo desarrollo el Dr. Ponz-Sarvisé participó activamente.

 

FOTOS (Cedidas por CIMA y familia): Detrás, Mariano Ponz-Sarvisé, Silve Vicent, Silvia Milagros Solchaga y Adrián Vallejo. Delante, Itziar Miguéliz, Karmele Valencia y Andrea Arricibita.

To Top