martes, 17 octubre 2017

aer

Una información de Isabel García Modrego para Navarra Capital

SKF se fundó en Tudela en 1973 y se dedica a la fabricación de rodamientos para el sector de la automoción. Julián Jiménez, Gerente de SKF, es el ganador de esta edición en la categoría de “Trayectoria Profesional y es que prácticamente siempre ha estado ligado al mundo de la automoción.

Pregunta (P): Dado que le han dado este premio, ¿podría hacernos un resumen de toda esa trayectoria empresarial?
Repuesta (R): Soy ingeniero superior industrial por la Escuela de Bilbao. Master en Administración de Empresas por la Escuela Europea de Negocios.  Comencé como becario en Labein para posteriormente trabajar en una empresa llamada Cinsa.  Después de un par de años en esa empresa me incorporé al sector de automoción en una división de G. Motors llamada Fisher and Body. Trabajé  en las  plantas de Logroño,  Belfast y Sudáfrica. Luego me incorporé a CMP empresa ligada al sector de antivibrantes, siempre dentro automoción donde fui, gerente de planta y en la que estuve siete años.  A continuación estuve durante un lustro  en Delphi como director de operaciones hasta que en  2001 me incorporé a SKF donde continuo. Durante estos años, hemos ido cubriendo etapas de desarrollo y mejora tanto en los sistemas productivos como en las formas de gestionarnos.

julian-jimenez-skfP: ¿Algún momento clave o para destacar a lo largo de toda esta trayectoria?
R: Momentos claves hay muchos y yo diría que cada pequeño paso que damos es clave para estar un poco mejor y aumentar nuestra competitividad. Dentro de todos ellos yo diría la implantación de nuestro sistema de Business Excellence hace ya 7 años. Según este sistema, la estandarización en la forma de trabajar, el hacer las cosas bien a la primera, el cuidar de las personas y el medio ambiente, el fabricar al ritmo de nuestros clientes (ni más ni menos) y el mejorar de forma continua han formado parte de nuestra forma de pensar y actuar en todos los estamentos de fábrica.
Otro momento clave ha sido la desinversión del área de forja y tornos acontecida hace 5 años, después de la cual tenemos una fase de estabilidad desde septiembre 2015.

P: ¿Qué supone este premio para usted?
R: En primer lugar una sorpresa pues siempre he trabajado con ilusión en todo lo que he hecho pero nunca pensando en ningún premio. Pero también una  gran alegría por constatar que la Asociación de Empresarios de la Ribera de Navarra, AER, integrada por compañeros de profesión de otras empresas, se hayan acordado de mí. Mi más sincero agradecimiento a todos ellos.
En segundo lugar,  este es  un premio que es fruto de haber aprendido a trabajar con un equipo y como un equipo, por lo que sin duda hay que reconocer la contribución del mismo a este reconocimiento.

P: SKF es una de las firmas de referencia dentro del tejido empresarial de la Ribera, ¿cuáles son las principales líneas de negocio que la empresa tiene hoy en día?
R: Hablando de la factoría de Tudela, siendo ésta la única en España, la actividad que desarrollamos es la producción de rodamientos para el sector de automoción mundial. Estamos en la gama de vehículos desde el más pequeño (utilitario) hasta el nivel de furgoneta o camión pequeño. Tenemos como clientes  buena parte de los fabricantes mundiales de automoción y suministramos tanto a Asia, Europa y América. Por otro lado, SKF  (fuera de la planta de Tudela) también desarrolla actividades comerciales y de apoyo técnico en los mercados ferroviarios, energía eólica,…

P: ¿Proyectos de futuro?
R: Asentarnos en el mercado español con más fuerza combinando las actividades comerciales y de desarrollo. No hay que olvidar que el sector automovilista español es el segundo más importante de Europa y que sigue creciendo con fuerza. A día de hoy, los productos de SKF  Tudela (aproximadamente unos 10 millones de rodamientos al año) se exportan fuera de España en un valor del 95% de la producción anual que fabricamos. También es un proyecto de futuro continuar mejorando cada día tomando como base lo que ya hemos logrado. En el sector de automoción no hay tregua posible a la hora de mejorar.

UPRENA

Por su parte Matilde Largo, Comercial de UPRENA y una de las cuatro hermanas ganadoras del premio AER en la categoría de “Relevo Generacional” está muy contenta  por poder seguir adelante con la empresa que levantaron sus padres y dice que “el trabajo que estamos realizando es muy gratificante.”

Pregunta (P): A modo resumen, ¿cuál es la historia empresarial de UPRENA?
Respuesta (R): UPRENA se fundó en 1989. Comenzamos haciendo tortillas de patata de congeladas y a partir de la inauguración de la nueva planta en 1998 comenzamos también a hacer tortillas refrigeradas. Contamos con una plantilla de 50 trabajadores. A fecha de hoy podemos fabricar unas 80.000 tortillas en las 2 líneas que tenemos. En realidad fabricamos un monoproducto y la variante está en los gramajes y sabores. Hace 15 años comenzamos nuestra andadura por el mercado internacional y hoy un 18% de nuestra cifra de ventas pertenece a la exportación. Los canales a donde va dirigido nuestro producto son el HORECA (hostelería,  restauración y catering), fast food y gran distribución.  Durante estos años hemos ido adaptándonos a las exigencias del mercado y de nuestros clientes y es por eso que contamos con 2 certificaciones de calidad muy importante que son la NORMA ISO:9001

uprenaP: ¿Algún momento clave en la trayectoria de UPRENA?
R: En verdad todos los momentos han sido importantes desde aquellos veranos en los que veníamos los hermanos a colaborar con nuestro padre para ir empapándonos de los entresijos del negocio, como el momento en que inauguramos la nueva planta que fue cuando nos incorporamos de lleno a trabajar a ‘full time’ en la empresa y fuimos ocupando cada hijo un departamento y haciendo crecer poco a poco la empresa, como el momento en que nuestro padre nos cedió el testigo al 100%.

P: ¿Qué supone este premio para todas las hermanas?
R: Pues en verdad ha sido algo inesperado. Cuando nos llamaron los de la Asociación de Empresarios de la Ribera de Navarra para darnos la noticia fue una sorpresa muy grande que en el momento se convirtió en una gran alegría puesto que lo vemos como un reconocimiento al gran esfuerzo que hicieron nuestros padres para asegurarnos un futuro y por otro lado el sentir que nuestros padres están orgullosos por el trabajo que estamos realizando es muy gratificante. Por eso aplaudimos esta iniciativa que ha tenido AER. Ahora con nosotros, el año pasado con Yolanda Garbayo y los años venideros con otras empresas familiares. Es de agradecer este reconocimiento.

P: UPRENA es una empresa familiar especializada en la elaboración y distribución de tortillas de patata congeladas que se comercializan por los cinco continentes, ¿es la exportación la principal línea de negocio que la empresa tiene hoy en día?
R: Llevamos 15 años trabajando en los mercados internacionales y el 18% de nuestra facturación va destinado a ello. Lógicamente la exportación es un filón muy importante para el crecimiento de nuestra empresa y de hecho trabajamos muy duro para conseguir tener un porcentaje mayor  pero también es verdad que quedan muchas cosas por hacer en el mercado nacional.

P: ¿Proyectos de futuro?
R: Seguir creciendo innovando en la calidad de los productos que comercializamos.

 

Archivado en:

AER · Empresa · Navarra · premios · SKF · tudela · UPRENA ·

To Top