sábado, 16 diciembre 2017

Ricardo Trujillo: “Lo ideal sería que el mercado obligara a hacer RSC”

Para este experto en RSC, los ciudadanos debemos ser conscientes de la importancia de nuestros actos de compra, porque podemos ayudar a que un buen modelo de empresa salga adelante y se consolide.

Yosune Villanueva
Tudela - 17 septiembre, 2017

Ricardo Trujillo, en Tudela durante su charla sobre RSC a ayuntamientos. FOTOS: (YOSUNE VILLANUEVA).

Ricardo Trujillo, en Tudela durante su charla sobre RSC a ayuntamientos. FOTOS: (YOSUNE VILLANUEVA).

Ricardo Trujillo Fernández, Project Manager y responsable del desarrollo del área de Workplace en Forética, es Licenciado en Derecho y Administración de Empresas por la UPNA y tiene un máster en Gestión Internacional de la Empresa por el Centro de Estudios Económicos y Comerciales. Cuenta con un Program for Management Development de ESADE y, actualmente, trabaja en Forética, una organización que ayuda a empresas, ONGs y administraciones públicas a desarrollar y promover estrategias de Responsabilidad Social y Sostenibilidad.

Precisamente, en esa faceta de promover la RSC, ha sido invitado por CaixaBank y Fundación DN para ayudar a fomentar la integración de los aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno en la estrategia y gestión de empresas, entidades y ayuntamientos que están participando en el Reto y, en una de esas charlas, hemos hablado con él.

¿Cómo definiría usted la RSE?

Es lo que hace una organización para conocer, comprender, evaluar, priorizar y gestionar sus impactos. Normalmente, estos impactos se suelen agrupar en tres ámbitos: ambiental, social y económico o de buen gobierno.

¿Cómo se detectan esos impactos?

Para conocer y comprender estos impactos es muy importante trabajar con los grupos de interés más relevantes para la organización. Estos (también llamados stakeholders) pueden definirse como aquellos colectivos que pueden afectar o verse afectados por la actividad de la organización de una manera importante.

La RSE empieza cuando termina la ley.

Así, para crear su modelo de RSE, cualquier empresa deberá tener en cuenta a empleados, clientes, proveedores, la dirección, inversores, etc.

Es muy importante comprender una serie de fundamentos que van asociados a la RSE:

  • Solo se trata de RSE cuando la organización va más allá de lo exigido por la Ley
  • Es totalmente legítimo que la RSE tenga asociado la búsqueda de un beneficio económico o de generación de valor
  • La RSE es importante para cualquier tipo organización y tamaño, aunque debe adaptarse a cada contexto

“Es muy importante trabajar con los grupos de interés más relevantes para la organización”.

¿Por qué cree que está de moda la RSE?

Yo no creo tanto que sea cuestión de moda, porque para mí la palabra moda tiene una connotación de efímera, de temporal, y estoy convencido de que la RSE ha venido para quedarse y es cada vez más relevante para cualquier organización.

¿Debería ser “casi” una obligación en las empresas e instituciones públicas destinar recursos para la Responsabilidad Social?

Existen más matices, y mi respuesta sería sí y no. Por un lado, no creo que sea bueno que se trate de una obligación legal, porque eso resta legitimidad, flexibilidad y crea problemas con la diversidad de enfoques legales. Es cierto que, a pesar de todo esto, hay circunstancias o situaciones que sí es necesario que cuenten con un impulso legal, como puede ser el tema de la igualdad o de la conciliación, pero hay distintas maneras de hacerlo y no solo creando leyes restrictivas.

Lo ideal sería que el mercado obligara a hacer RSC, que es a lo que tendemos.

Por otro lado, creo que la situación ideal sería que el mercado obligara a ello (y creo que tendemos a ir hacia esto). Esto implica, por ejemplo, que los ciudadanos/consumidores debemos ser conscientes de la importancia de nuestros actos de compra. Tenemos que saber que, si compramos A o B, no sólo estamos adquiriendo un producto o servicio determinado sino ayudando a que un modelo de empresa determinado salga adelante y se consolide. Y este modelo implica cómo esta empresa trata a sus trabajadores, si controla, y en qué medida lo hace, sus cadenas de producción y proveedores, si se preocupa por cuidar el medioambiente, cuál es su política fiscal…

También implica a los inversores o donde metemos nuestros ahorros en el banco. No es lo mismo invertir nuestros euros en unas empresas determinadas o en otras. Si todo esto se vuelve global, es muy difícil que una empresa que no contemple la RSE en su organización salga adelante y eso es lo que debería pasar

¿Se está haciendo bien en Navarra?

En Navarra creo que vamos por buen camino. Hay cierto impulso público, sensibilidad en la ciudadanía y un grupo de empresas que hacen las cosas bien. Todo siempre es mejorable claro, y me gustaría ver más empresas trabajando en RSE, un mayor apoyo público y aplicación de la RSE en las administraciones públicas y, por supuesto, una ciudadanía más consciente y exigente respecto a ello, pero creo que, en líneas generales, Navarra trabaja bien estos aspectos.

¿Cree que es necesaria una persona encargada de esa responsabilidad social?

Me parece imprescindible. Cualquier organización debería contar con alguien encargado de impulsar estos temas, de liderar el proceso de escucha y análisis y capturar las oportunidades. De coordinar las acciones de la organización y alinearlas hacia un objetivo común.

El responsable de RSE no debe actuar solo, porque es transversal e implica a toda la organización. Es muy útil crear un comité o grupo de trabajo que reúna periódicamente a distintos encargados de la organización y que realmente facilite que estas políticas y acciones estén presentes en toda la organización.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan tanto las empresas como las entidades públicas? ¿Cambios en el futuro próximo, prioridades?

Muchos de los retos van asociados a una mayor concienciación y disponibilidad e inmediatez de información. Esto está cambiando radicalmente el nivel de exposición de empresas y entidades públicas y seguro que va a ir creciendo y siendo cada vez más decisivo.

Aquí las necesidades de transparencia, participación en las decisiones, mejores condiciones laborales y la cadena de valor van a ser temas centrales a los que las organizaciones van a tener que responder.

También la UE ha tomado la RSE como un elemento esencial en la construcción de sus valores y de su modelo empresarial y económico y está haciendo grandes esfuerzos para impulsarlo. Directivas como las de Compras Públicas, como la de Información no Financiera o la de implicación a largo plazo de los accionistas no hacen sino marcar un camino que va a ir creciendo en el futuro.

Por último, creo que también habría que mencionar el cambio climático, que puede tener efectos e implicaciones que parecen muy lejanos, pero pueden ser absolutamente devastadores.

¿Qué le parece el Reto de Fundación Diario de Navarra y CaixaBank como compromiso social?

Auntamientos-Reto-CaixaBank-FundacionDN

Ricardo Trujillo, CaixaBank y Fundación DN, con representantes de ayuntamientos participantes del Reto.

Me parece una muy buena iniciativa. Creo que cubre muy bien multitud de ángulos asociados a la RSE como pueden ser la búsqueda de un fin social, la promoción de hábitos de vida saludable y la colaboración y diálogo entre empresas, instituciones públicas y otras organizaciones, por lo que no puedo más que felicitar a los impulsores de la iniciativa y animar a todo aquél que lo conozca a formar parte activa del mismo.

To Top