miércoles, 16 agosto 2017

Riesgos Psicosociales en la empresa y Mediación

La autora resalta las oportunidades y beneficios que puede aportar la mediación en la gestión de riesgos laborales de tu empresa y, sobre todo, los de carácter psicosocial.

Redacción
Pamplona - 2 mayo, 2017

Maite Ruiz Aquerreta de Mediación Navarra

Hoy, la prevención de riesgos laborales dentro de la empresa es una realidad instalada en nuestras organizaciones productivas. Ya nadie la cuestiona, pero todavía falta camino por recorrer.

En la empresa del siglo XXI, no es suficiente atender a los riesgos en la seguridad, higiene, ergonomía o vigilancia de la salud, hay que atender también a los riesgos psicosociales

Todos sabemos que existen, pero a veces la falta de herramientas para abordarlos, ciertas creencias o miedos acerca de ellos, nos hacen pasar de puntillas o simplemente no tratarlos.

Los riesgos psicosociales son todos aquellos factores presentes en el entorno laboral que tienen que ver con la organización del trabajo y que generan respuestas de tipo fisiológico, emocional, cognitivo y conductual, conocidas popularmente como “estrés y que pueden ser precursoras de enfermedad en ciertas circunstancias de intensidad, frecuencia y duración.

Para detectarlos, se utiliza como herramienta un cuestionario de evaluación cuyos ítems miden:

  • Participación, implicación, responsabilidad
  • Gestión del tiempo
  • Formación, información, comunicación
  • Cohesión del grupo
  • Acoso laboral, más conocido como Mobbing

En el entorno de trabajo, de riesgos laborales, de riesgos psicosociales y de prevención, tiene mucho sentido hablar también de mediación

Las empresas, como todos aquellos espacios compartidos por personas, se convierten en un caldo de cultivo adecuado en el que pueden proliferar los conflictos de manera inevitable, y la mediación puede adquirir un papel preponderante, como herramienta y mecanismo de prevención, gestión y resolución de conflictos.

BENEFICIOS DE LA MEDIACIÓN

La mediación instalada en la empresa como recurso transversal, al alcance de toda la organización, aporta:

  • Visión del conflicto como oportunidad. La mediación nos da una visión sistémica del problema en cuestión. La crisis se percibe como un elemento necesario para la evolución positiva de las personas y de las organizaciones.
  • Intervención precoz. Se puede intervenir desde una primera manifestación del problema, desde el germen del conflicto, porque permite una detección y acción rápida y certera.
  • La empresa mantiene el control sobre la solución al problema planteado de manera interna y confidencial, sin dejarlo en manos de terceros.
  • Permite que las relaciones competitivas se transformen en relaciones competentes, incrementando el rendimiento y la productividad
  • Contribuye al bienestar de los trabajadores, incidiendo y reduciendo el absentismo, mejorando el clima laboral y facilitando la retención del talento.
  • Proporciona un conocimiento más profundo de la realidad de la empresa, a través de los mensajes de las personas que se encuentran implicadas en el conflicto.
  • Permite detectar elementos que producen trastornos en la organización que pueden ir más allá del conflicto manifiesto, definiendo áreas de mejora.

En definitiva, la mediación es un aliado poderoso que mejora el clima laboral y aporta elementos muy positivos a la organización

La empresa se convierte en un agente proactivo en la solución de sus problemas relacionales u organizacionales, empoderando a sus miembros al convertirlos en dueños y protagonistas de sus soluciones, lo que redunda en la motivación, en la implicación, la productividad y el compromiso de los trabajadores y, cómo no, en la cuenta de resultados.

CONCLUSIONES

Podemos afirmar que las empresas que han integrado e implementado la mediación en sus sistemas de gestión y en sus procedimientos, no solo no abandonan su uso, sino que la recomiendan por sus aportaciones y los resultados que obtienen.

La mediación en su empresa se ha convertido en un recurso útil, ágil y novedoso que posibilita una intervención diferente y colaborativa entre los miembros de su organización

Si la prevención de riesgos está integrada en tu modelo de negocio, eres consciente de las dificultades relacionales e interpersonales que tienen lugar en el centro de trabajo y de cómo afectan a las personas, consideradas como uno de los ejes centrales de tu empresa.

Por lo tanto, puede ser el momento de iniciar acciones innovadoras que supongan un beneficio mutuo para empresa y trabajadores ¿te atreves a intentarlo?

Maite Ruiz
Socia de Mediación Navarra y Psicóloga

To Top