jueves, 25 mayo 2017

Equipo directivo de Ríos Renovables con ex consejera Lourdes Goicoechea

La dirección de Ríos Renovables Group, empresa de Fustiñana, ha confirmado su entrada en el capital social del grupo soriano Amatex Biomasa, Industrias y Energía S.L., Amatex-Bie, con una participación del dieciocho por ciento. Gracias a esta decisión estratégica, el grupo navarro dedicado a la eficiencia energética, instalaciones fotovoltaicas e ingeniería e instalaciones afianza su posición en un nicho de negocio poco desarrollado en España. Se trata de los conocidos como “district heating” o sistemas de generación de calor centralizados que distribuyen una red de calor en áreas urbanas.

Si a las redes de calor o district heatings le unimos el compromiso ambiental que supone la utilización de combustibles procedentes de la biomasa forestal, sin emisiones de CO2, tenemos todos los elementos para conformar un buen plan de negocio y atender las demandas de la sociedad para reducir el impacto de la actividad humana en el medio ambiente”, explica el director general de Ríos Renovables, Felipe Enrique. Ambas empresas disponen de sinergias “para acelerar un modelo de negocio que hoy ya es una realidad, pero al que le falta alcanzar un volumen significativo dentro de la calefacción residencial y comercial principalmente en la mitad norte y centro de la península”. 

Para Ríos Renovables, esta adquisición supone también seguir creciendo en el mercado de la biomasa, una división en la que estaban centrados y en la que se gestiona ya una cartera de 55,60 MWs a través de contratos de servicios de gestión energética en instalaciones térmicas destinadas al suministro de calefacción y ACS en comunidades de vecinos, residencias, hoteles y edificios públicos. 

La firma de Fustiñana, en concreto, es un grupo consolidado en el mercado de las energías renovables que gestiona y desarrolla actividades centradas en la energía fotovoltaica y en la eficiencia energética. Ha construido y puesto en marcha más de 80 MW en España y 50 MW en Italia desde 2004 y como Empresa de Servicios Energéticos (ESE) se dedica a la realización de auditorías energéticas y a mejorar la eficiencia energética en las instalaciones del cliente, en iluminación, consumo de energía eléctrica, calefacción y ACS o sistemas de microgeneración, cogeneración y otras soluciones a medida.

Según indicaron los promotores del acuerdo, el grupo navarro va a aportar a Amatex-Bie un alto nivel de conocimiento en las ramas de actividad de fotovoltaica, sistemas de eficiencia energética y proyectos de ingeniería; así como su experiencia en el desarrollo de grandes proyectos de energías renovables y gestión energética. Desde ahora, ambos grupos empresariales comparten una estrategia de innovación permanente.

 SOBRE AMATEX-BIE 

El consejero delegado de grupo soriano Alberto Gómez, considera la incorporación de Ríos Renovables Group al plan empresarial “una muy buena noticia”. “Es una muestra más de la fuerte viabilidad de los proyectos que estamos desarrollando con nuestro modelo de negocio de redes de calor con biomasa, un refuerzo para los district heating en funcionamiento de Ólvega, Valladolid y la ampliación de Soria, y en las iniciativas futuras que estamos diseñando en otros puntos de España como Navarra, Aragón, Madrid u otras provincias de Castilla y León. Recibimos a Ríos como unos compañeros de viaje de los que podemos aprender mucho”, explica.

El grupo empresarial Amatex-Bie nació en el año 2007, cuenta con un capital de 5,5 millones de euros y una facturación global que supera los 10 millones de euros, dispone de una fábrica ubicada en el municipio soriano de Cabrejas del Pinar que se dedica a la obtención de madera tratada para exteriores y su transformación en pellet y astilla. Atienden a más de 4.500 clientes en los últimos años, cuenta con el mayor stock de biomasa de todo el mercado nacional y una producción de más de 40.000 toneladas anuales de biomasa.

Dicho centro de producción, además, es la base de un negocio que deriva en una segunda línea empresarial especializada en diseño, construcción y mantenimiento de grandes instalaciones térmicas de biomasa con certificación del ministerio de Industria a través del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para participar en los programas Biomcasa y Biomcasa Git, de los cuales nació la primera experiencia del Grupo en Redes de Calor alimentadas con biomasa forestal; fue en 2012 en la localidad soriana de Ólvega.

La Red de Calor de la Universidad de Valladolid dio continuidad a la nueva forma de trabajar y la de Soria, en constante crecimiento, ya es la más larga de España de sus características con 7 kilómetros de distancia en doble dirección, 7 millones de euros de inversión, y una consolidación y éxito de clientes absoluto.

 

To Top