domingo, 22 octubre 2017

Santiago Oses, director de Rockwool

Navarra Capital ha hablado con el director de la planta de Rockwool en Caparroso, Santiago Osés, quien en el año 2.000 comenzó como responsable eléctrico de mantenimiento e ingeniería en Caparroso; a los dos años pasó a ser responsable de mantenimiento, ingeniería e instalaciones de toda la planta; cuatro años más tarde, tomó la responsabilidad del departamento de producción y, desde enero de 2012, ocupa el puesto de director. Asegura que la responsabilidad técnica es la que menos le cuesta, sin embargo, la parte organizativa y de las personas es la más dura, pero también la que más gratificaciones da”.

PREGUNTA (P): Rockwool, especializada en la fabricación y comercialización de lana de roca como aislante, cumple 25 años de la marca en España y casi 16 de la planta productiva en Caparroso, ¿qué valoración nos puede hacer de estos años?Rockwool aislante

RESPUESTA (R): Han sido unos años de crecimiento desde la puesta en marcha en el año 2.000 hasta el año 2.006-2.007, cuando la burbuja inmobiliaria explotó y cayó nuestro producto, que iba destinado a la construcción. En aquel momento, teníamos una horquilla de mercado del 65% español y 35% exportación. A partir de ahí, nos tuvimos que reinventar para ser más atractivos a nivel exterior e invertimos nuestras ventas haciéndose muy superior el mercado exterior. En la actualidad, vendemos el 60% de nuestra producción en el exterior, pero lo bueno es que se empiezan a recuperar las ventas nacionales.

P: Me está hablando ya de internacionalización, que es la que ha salvado a muchas empresas durante la crisis.

R: Así es, nuestra cuota de mercado era Home Market en aquel momento, lo que nosotros llamamos España y Portugal, pero con la caída de la burbuja inmobiliaria y el descenso en nuestra producción, comenzamos a mirar hacia Francia y ahí empezamos nuestro proceso de internacionalización, que actualmente tiene mucho peso en países como Brasil. Pero iniciar esas exportaciones no fue fácil, porque tuvimos que empezar un importante proceso de certificaciones, trabajar todo el tema de permisos, nos adheridos al Horizonte 2020, el programa que financia proyectos de investigación e innovación, y así intentamos productos de mayor valor añadido, que nos podían hacer competitivos y, por supuesto, buscando la excelencia a nivel de eficiencia con el programa Engloba, que posicionó a Rockwool como referente en materia de sostenibilidad y eco-gestión dentro de su sector de actividad.

LANA DE ROCA IGNÍFUGA

P: ¿Qué característica tiene la lana de roca que la hace mejor frente a otros aislantes?

RockwoolR: La gran diferencia es que nuestro producto es un cuatro en uno, porque cumple con el aislamiento térmico, el aislamiento acústico, la durabilidad y, lo que nos diferencia del resto de aislamientos, la protección contra el fuego. Nuestro producto es el único que, en sí mismo y sin aditivos químicos, tiene esta característica contra el fuego.

P: Sin embargo, no parece que en España tengamos asimilado el tema del aislamiento como en otros países, como por ejemplo Francia.

R: Todavía nos queda camino por recorrer a ese respecto. Nos preocupamos por la instalación de sistemas de frío y de calor cuando construimos, pero nos olvidamos de la parte más importante, que es el aislamiento de las construcciones, el que va a permitir protegernos mejor tanto de frío como de calor. Pero en este sentido, el trabajo está en las administraciones públicas, que son las que tienen que exigir esos parámetros. Como comentabas, en Francia la normativa en este sentido está más desarrollada. Pero desde Rockwool nos preocupa esto y trabajamos para trasmitir nuestra preocupaciòn en materia de eco-gestión y sostenibilidad a proveedores, colaboradores, empresas e instituciones de Navarra.

Puedes mantener un edificio frío o caliente con máquinas, pero se consume un gran volumen de energía. Sin embargo, priorizando el aislamiento del edificio se reducen las emisiones de C02 y te permite ahorrar”

P: Y gracias a todo el esfuerzo realizado, han recibido varios reconocimientos…

R: Sí, en los últimos años, Rockwool Peninsular ha recibido diversos reconocimientos entre los que destacan dos calificaciones DAP (Declaración Ambiental de Productos): una ecoetiqueta EPD tipo III, obtenida en 2010 y siendo el primer fabricante de lana de roca en conseguirla, y un certificado BRE (Building Research Establishment) de clasificación A+ y A por su gama de productos Rockpanel. El mismo sistema de Rockpanel cuenta también con la Selección Delta’12, concedida por ADIFAD.

LOS NÚMEROS DE ROCKWOOL CAPARROSO

Factoria Rockwool CaparrosoP: Hablamos con su director financiero a comienzos de año y nos contó que había posibles nuevas inversiones de un millón de euros destinados a la mejora de su planta productiva localizada en Caparroso.

R: Efectivamente, en los últimos 10 años, se ha invertido un millón de euros anuales en la planta de Caparroso. Este año llevamos alrededor de 700.000 euros y cerraremos el 2.016 con cerca del millón de euros. Principalmente, las inversiones están dirigidas a medidas de desarrollo para disminuir el impacto medioambiental y a mejorar el nivel de eficiencia a nivel productivo.

P: ¿Cómo ha sido la facturación de 2015?

R: Cerramos el año con 56 millones de euros de beneficio.

P: ¿Y qué esperan de este año 2016?

R: De momento, el año está siendo muy similar al anterior, así que esperamos números parecidos. Seguimos remontando y lo más importante es que el porcentaje de ventas en España va en aumento. En la actualidad, el 40% de nuestras ventas internas están mejorando y vamos hacia un 50-50. Es decir, que distribuyamos tanto a nivel nacional, como internacional.Rockwool aislante

P: Los datos que aporta, puesto que su producto va dirigido a la construcción, muestran esa mejora en el sector a nivel nacional, ¿cierto?

R: No solo está habiendo repunte de la construcción, sino que también se está apostando, desde las administraciones, por la rehabilitación de edificios ya construidos, se apuesta por un mayor aislamiento con el cambio de puertas y ventanas, recubrimientos… Y hacia ahí van también nuestros nuevos productos. También es importante destacar que no trabajamos para vender hoy más, sino pensando en un futuro a 10 años vista, para que nuestro producto sea óptimo y por el que merezca la pena apostar, por eso apostamos por la rehabilitación eficiente.

P: Y a nivel de trabajadores, ¿se mantiene el número?

R: En la actualidad, en Caparroso trabajan 151 personas si hablamos de empleabilidad fija y contando eventualidad, unos 160. En total, 200 personas en España, si añadimos la red comercial.

P: ¿Tienen prevista la posibilidad de aumentar el número de trabajadores?

R: La previsión es aumentar el número de trabajadores de aquí a 2020, si todo va como esperamos. Ahora mismo, la fábrica de Caparroso está trabajando a cuatro turnos, nos faltaría implementar un quinto turno que puede ser factible de aquí al año 2.020. Con un crecimiento en torno al 2,5%, durante estos cuatro próximos años, la realidad es que se implementaría ese quinto turno.

P: Y con respecto al producto, ¿se puede mejorar de cara al futuro?

R: Ahora mismo, en lo que estamos trabajando desde el grupo y desde Caparroso, es en investigar un producto de valor añadido buscando esa sostenibilidad industrial, que nuestro producto sea cada vez más sostenible, cada vez queremos ser más cuidadosos con el medio ambiente y desarrollar productos con mejores propiedades térmicas.

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital. Fotos cedidas por Rockwool.

 

To Top