martes, 17 octubre 2017

La entrega se llevó a cabo en las propias instalaciones que ‘Villa Javier’ tiene en Tudela. Se trata de un acto más entre las diferentes colaboraciones que Aceites Sandúa mantiene con otras entidades benéficas dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa. RSC,  a favor de los más desfavorecidos

En este punto cabe recordar que el Comedor Villa Javier de Tudela comenzó su actividad solidaria como tal en junio de 2016 y que, hasta el momento, ya ha logrado servir 11.500 comidas a un total de 326 personas que se encuentran en proceso de acogida y viven una situación reconocida de ‘pobreza severa’.

Además, para el colectivo ya mencionado, Villa Javier ha puesto en marcha, desde el pasado octubre, otra línea de ayuda social destinada, sobre todo, a su recuperación personal a través de profesionales voluntarios que les ayudan a mejorar su autoestima además de otros aspectos básicos como su situación legal o su formación. 

“El objetivo último de Villa Javier es, además de proporcionar comida, trabajar por la reinserción laboral de las personas a las que asistimos”, reconocieron sus responsables. 

 

To Top