lunes, 25 septiembre 2017

Se estabiliza la confianza de los empresarios industriales navarros

A ello contribuye el PIB de la Comunidad foral, que ha registrado un crecimiento del 3,3% en el segundo trimestre de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior, y dos décimas más que la tasa del primer trimestre del año.

Redacción
Pamplona - 28 agosto, 2017

Reunión empresarial China-España.

Reunión empresarial China-España.

La confianza de los empresarios de Navarra gana puntos al observar la evolución de la industria navarra, medida a través del Indicador del Clima Industrial, y que mantiene en julio un perfil de estabilidad, debido al optimismo estimado en la producción prevista, que compensa la moderación observada en la cartera de pedidos, según se desprende de la Encuesta de Coyuntura Industrial de Navarra.

Las opiniones optimistas se ven en las ramas minerales y metales, textil, cuero y calzado, papel e impresión y las industrias agroalimentarias.

El indicador del Clima Industrial de la UE mantiene señales de recuperación, mostrando el indicador del conjunto de España las opiniones más pesimistas del periodo. Las opiniones optimistas reflejadas en las ramas minerales y metales, textil, cuero y calzado, papel e impresión y las industrias agroalimentarias logran compensar la pérdida de confianza estimada en las ramas material de transporte, madera y mueble y en las Industrias químicas, mostrando el resto de ramas industriales un perfil prácticamente similar al registrado el periodo anterior.

Según el tipo de bien fabricado, los Bienes intermedios y los Bienes de inversión, reflejan las opiniones más destacadas y compensan la pérdida de confianza estimada en los Bienes de consumo.

LA ECONOMÍA NAVARRA CRECE UN 3,3%

El Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad Foral de Navarra ha registrado un crecimiento del 3,3% en el segundo trimestre de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior, dos décimas más que la tasa del primer trimestre del año. Sin duda, un dato positivo que alienta el optimismo de los empresarios.

El empleo registra un crecimiento del 2,5%, dos décimas más que el trimestre anterior.

Desde la óptica de la oferta, el crecimiento interanual del PIB del segundo trimestre de 2017 deriva de la evolución de los servicios que acentúan el ritmo de avance al 4,1%. Las ramas industriales moderan el crecimiento al 2,4% y la construcción asciende el 0,8%.

Desde la óptica de la demanda, el PIB basa su crecimiento en el dinamismo de la demanda interna:

  • La demanda interna continúa liderando el crecimiento y aporta al agregado 2,6 puntos porcentuales. Destaca el gasto en consumo final que acentúa el ritmo de crecimiento al 3,5% debido al impulso estimado tanto en el consumo final de los hogares como del dinamismo reflejado en las AA.PP. Por su parte, la formación bruta de capital cifra el descenso en -0,2%.
  • La demanda externa modera su contribución al agregado en 0,7 puntos porcentuales, debido al menor dinamismo tanto de las exportaciones como de las importaciones.

El ascenso del empleo, unido al avance del PIB hace que la variación de la productividad del factor trabajo se mantenga en el 0,8%. Y la remuneración por asalariado aumenta el 1,0%, tres décimas más que el trimestre anterior mientras que el coste laboral unitario con un 0,2%, registra una variación tres décimas por encima de la obtenida en el primer trimestre del año, un punto por debajo del deflactor implícito del PIB.

To Top