lunes, 25 septiembre 2017

Se necesitan voluntarios

Ha empezado el verano, pero hay asociaciones que todavía necesitan voluntarios para sus campamentos urbanos, para las excursiones o para las vacaciones, un respiro fundamental para los cuidadores y para las personas con discapacidad.

Yosune Villanueva
Pamplona - 15 julio, 2017

caixa-anfas-voluntariado-36

“Si os digo Ronaldo o Messi, seguro que todos los que estáis aquí presentes los conocéis”. Así inició su discurso José Luis Herrera Zubeldía, presidente de ADACEN, la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Navarra el día que homenajearon a sus voluntarios. Hemos querido rescatar sus palabras, porque explican muy bien lo que un voluntario hace por las personas con discapacidad y por sus familias.

fotodefamiliadacen

Foto de familia durante un homenaje a sus voluntarios.

“Pero si os digo mi nombre, a nadie le suena. Bien, pues yo fui jugador de Osasuna y, el día que hice las pruebas médicas para fichar por el Real Madrid, me detectaron un problema de corazón y tuve que dejar mi pasión y mi profesión, el fútbol (…) Años más tarde tuve un accidente de tráfico muy grave y me rompí varios huesos de una pierna (…) Después me casé y tuve un hijo (…)”

En todo momento, la emoción acompañó a las palabras del presidente de Aspace, hasta que llegaron las lágrimas: “Cuando mi hijo tenía 15 años sufrió un accidente y quedó mal para siempre. Nadie sabe lo qué es eso hasta que le llega. Lo ves de lejos y piensas que no te va a tocar, pero cuando lo tienes en casa y ves que hay gente que te acompaña y ayuda a tu hijo… Los primeros voluntarios venían de la prestación social sustitutoria y no sabían ni cómo sacar a mi hijo a la calle, luego algunos se engancharon como voluntarios y, en este camino que nos toca, vuestra labor es imprescindible. Quiero dar las gracias y nuestro reconocimiento a la impagable labor silenciosa que tanta gente hace en las distintas asociaciones de Navarra, no sabéis lo que significáis para nosotros”.

Aplausos y emociones siguieron a este discurso, pero sobre todo, la conciencia de que todos podemos aportar de la forma que mejor se adapte a nuestra disponibilidad de tiempo, circunstancias y aptitudes.

“La labor de los voluntarios es imprescindible. Nuestro reconocimiento a la impagable labor silenciosa que tanta gente hace en las distintas asociaciones de Navarra”, José Luis Herrera.

Además de ADACEN, organizaciones como ASPACE, ANFAS, ANA, Cruz Roja, Intermón Orxam, Padre Menni… entre otras muchas, han hecho llamadas los días previos a las vacaciones, porque sus asociados necesitan voluntarios que les acompañen uno días de vacaciones. Y esos voluntarios, todavía siguen siendo necesarios.

Campamentos urbanos y acompañamientos en excursiones y vacaciones, hasta campañas diversas, formación a personas mayores y colaboraciones en tiendas de Comercio Justo.

Los programas de vacaciones tienen el objetivo de proporcionar unos días de descanso tanto a las personas con discapacidad intelectual como a sus cuidadores habituales. Estos campamentos permiten así dar una respuesta a necesidades de las personas con discapacidad y de sus familias o cuidadores.

AMPLIAR LA FAMILIA DE VOLUNTARIOS

Las tandas de las vacaciones son las más problemáticas, porque son varios días que necesitan dedicación: “Pero toda persona que quiera regalar algo de su tiempo es bien recibida”, recalca el director de ADACEN, Francisco Fernández Niscal: Siempre hay necesidades y opciones diversas para encontrar un espacio a todos los que quieran echarnos una mano. Las vacaciones soy muy visibles, pero hay más posibilidades durante todo el año y tenemos voluntarios de todas las edades, desde los 18 hasta los 60 años”.

Está claro que todo el mundo es capaz de aportar: enseñando una habilidad, charlando durante un rato, paseando o yendo al cine, arreglando la huerta, pintando, cosiendo… Las posibilidades son infinitas, solo hay que decidirse a regalar un poco de tu tiempo a quienes no pueden salir a la calle solos: “Y merece la pena”.

To Top