martes, 17 octubre 2017

plan-integral-reestructuracion-marketing-2

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Ser ágil y flexible conforme el cliente lo demanda y colaborar con terceros para el desarrollo de proyectos conjuntos. Estos son los consejos básicos que Sergio Gordillo, socio director de Improven, ha destacado en el transcurso del Seminario organizado por el Club de Marketing bajo el título “Plan integral de reestructuración de costes en la empresa. Cómo crecer de manera sostenible con menos recursos en un entorno cambiante”.

Este Seminario para el Desarrollo Directivo ha estado dirigido a una docena de directores generales, gerentes, directores financieros, directores de administración, controllers, etc. y a todos aquellos profesionales involucrados en proyectos de rediseño del modelo de negocio. Gordillo ha hecho hincapié en algunos aspectos fundamentales

CAMBIO DE HÁBITOS DE CONSUMO

El cliente ha cambiado y por ello, toda empresa debería, lo primero de todo, escuchar al cliente, sus criterios de compras y conocer qué cambios sociales se están produciendo en el entorno de estos clientes. “Estos cambios sociales han derivado, por ejemplo, en que actualmente la sociedad ya no quiere renunciar al uso y disfrute de ciertos productos y servicios. Ahora se está cambiando la mentalidad y la manera de hacer las cosas. Tendemos a una economía colaborativa. Es decir, para no renunciar a algo que para mí hasta ahora era privado, lo comparto con alguien y puedo seguir disfrutando de ello. Por ejemplo, compartir el coche para ir al trabajo, compartir un apartamento en vacaciones, etc. Esto supone un cambio radical en los hábitos de consumo en los consumidores”, comenta Gordillo.

plan-integral-reestructuracion-marketing

Gordillo durante el seminario celebrado en el Club de Marketing.

PRODUCTO EFICIENTE EN COSTES

La empresa debe, por tanto, hacer una escucha activa de estos cambios y ser ágil para detectar qué oportunidades surgen y no están satisfechas. “Después, como empresa, debo elegir la metodología para focalizar dónde satisfacer esas necesidades. Hoy día habrá que ser selectivo, focalizo mis recursos escasos. A partir de aquí, deberé tener clara mi estructura de costes para la empresa teniendo en cuenta: si anteriormente no se concebía un producto sin calidad, hoy además de calidad, no se concibe un producto que no sea eficiente en costes. Es decir, la empresa debe saber cómo maximizar su eficiencia en productividad en un entorno de cambio constante, debo de ser capaz no sólo de ser productivo, sino de reubicar mis recursos escasos de forma ágil, rápida y flexible, conforme mi cliente cambia”, explica.

TRABAJAR POR PROYECTOS

Según Gordillo, las empresas que hoy día siguen vivas, lo están porque han sabido hacer los deberes. “Por un lado, han sabido reducir costes, se han redimensionado y han sabido tener una estructura más adecuada al mercado. ¿Y ahora qué? ¿Cómo nos reestructuramos? ¿Con la misma visión que antes de la crisis?”, plantea.

Visto que la sociedad de hoy día va cambiando constantemente, toda empresa debe saber ser ágil para poder modificar su estructura de costes según va cambiando el cliente y sus necesidades. “Es decir, debe de tener flexibilidad. Como la empresa debe tener en su estructura los mínimos recursos, debe empezar a colaborar con terceros para poder ser capaz de trabajar por proyectos y contar de este modo con los recursos que le faltan. De forma que, cuando ese proyecto termine, vuelvo a ver qué otras necesidades se plantean, y con qué recursos cuento”, añade Gordillo.

SIN CONTRATOS INDEFINIDOS

De este modo, cada vez más personas están encontrando trabajo por proyectos. Esto afectaría de este modo, a la mentalidad actual que se tiene de tener una nómina al mes. “En este sentido, yo como empresario, no puedo contratar a una persona con contrato indefinido y una nómina fija al mes. Debo contratar en base a dichos proyectos”, comenta Gordillo. “Nosotros como clientes finales, no queremos comprometernos con nada. Mañana quieres cambiar de móvil, de vacaciones, etc… Entonces hay que ser coherentes. Si todo es un cambio constante, también hay que serlo con el trabajo”, afirma.

REGLA DE PARETO

Por último, Gordillo ha hecho hincapié en la regla de Pareto: el 20% de los recursos genera el 80% de los resultados. La empresa debe conseguir que el 20% de tus clientes, le aporten el 80% de tus resultados. “Introduciendo más recursos, puedo no sacar más resultados a nivel de empresa, incluso puede ser negativo. Por muchos más recursos que utilice, quizá no consiga más resultados, por tanto el empresario debe contar con los mínimos recursos para conseguir el máximo de resultados”.

SOBRE IMPROVEN

Improven es una empresa de servicios de consultoría que trabaja sobre todo para empresa mediana, familiar. Su objetivo es ayudar al empresario a tomar decisiones con información objetiva y comprometiéndose con ellos en su posterior implantación. Ayudan a las empresas a afrontar el reto de un cambio, a buscar la objetivización de los datos para tomar decisiones, y a su ejecución en la gestión del cambio. Se encuentran en Madrid, Galicia, Valencia y Barcelona.

 

 

Archivado en:

Club de Marketing · Improven ·

To Top