martes, 30 mayo 2017

K35 Navarra Eduardo Perez

K35 Navarra Eduardo Perez

El Grupo tecnológico K35, cuya sede central se encuentra en la localidad guipuzcoana de Oiartzun, ha dotado a su delegación en la Comunidad foral de una unidad de fabricación digital en 3D para “facilitar la innovación” del tejido industrial navarro. En concreto, según sus responsables, dispondrán de la capacidad técnica y humana suficiente para ofrecer a sus potenciales clientes “un desarrollo personalizado de materiales, escaneo e impresión, así como la posibilidad de realizar todas las modificaciones específicas para cada modelo de negocio“, explicaron. 

Para esta primera fase, Grupo K35 cuenta como aliados con todo el equipo de ingenieros que forma su unidad de I+D y con la Asociación de la Industria Navarra, AIN. Precisamente, junto a esta última ha organizado una acción formativa que le ha permitido llegar a un centenar de compañías locales de las que una decena ya han empezado a trabajar con ellos. Es el caso, por ejemplo de Embebleu, empresa de Huarte, que ha sido pionera en la incorporación de una impresora 3D personal lo que les ha permitido producir carcasas para sus placas electrónicascon menos gasto y un plazo de tiempo más reducido”, comentaron desde el Grupo tecnológico vasco. Otras organizaciones que se encuentran en este primer grupo de trabajo son, entre otros, Tasubinsa o Sakana Animatika 3D, por citar solo algunos ejemplos más.

Desarrollo K35 - Tumaker. Tasubinsa

Desarrollo K35 – Tumaker. Tasubinsa

La firma guipuzcoana contará también con el apoyo tecnológico de Tumaker, empresa líder nacional en la fabricación 4.0 que, además, fue gestada dentro del propio departamento de I+D de Grupo K35. Finalmente, su propuesta de colaboración también ha alcanzado a los rectores de Creanavarra, Centro Superior de Diseño en Pamplona. Sus directores, según apuntaron desde la empresa de Oiartzun, estudian en el momento presente “la posibilidad de introducir la asignatura “Additive Manufacturing” en la carrera oficial de Diseño de Producto que imparte” dicho centro.

BENEFICIOS

Tras alcanzar sus primeros logros, el Grupo K35 se ha marcado un doble objetivo en Navarra. Por un lado, introducir a las empresas de la Comunidad foral en la revolución de la tecnología de fabricación 3D “con todo nuestro equipo de investigación a su servicio y a través de un servicio a medida“, en palabras de Eduardo Pérez, encargado de la división navarra del grupo. Por el otro, triplicar su facturación para este 2015 y que la decena de sociedades con las que ya trabajan pasen a superar las treinta a finales de este año.

Teniendo en cuenta esos dos fines, Pérez consideró, por lo tanto, que “no importa el tamaño de la empresa o la configuración que necesite, diseñaremos y
construiremos un laboratorio de producción específico para que cada empresa obtenga valores diferenciadores“, finalizó.

A este respecto, cabe destacar que la tecnología de fabricación 3D aporta diversos beneficios y oportunidades para todas aquellas organizaciones que lo incorporan a su sistema de producción. En primer lugar, el retorno de la inversión es más rápido al tiempo que se reducen costes y tiempos necesarios para incrementar la productividad, lograr resultados y obtener los resultados previstos. Por otro lado, se maximiza el valor y uso de la tecnología a la vez que se obtiene un fuerte valor competitivo y diferencial con respecto a la competencia.

To Top