sábado, 29 abril 2017

El Instituto Nacional de Estadística señala que el 48% de los datos de Big Data empleados por las empresas proceden de las redes sociales. Eso nos da tan sólo una pequeña idea de lo importante que puede llegar a ser la información que en ellas se maneja para la estrategia de cualquier empresa. Quien piensa que las redes sociales sólo son foros donde la gente joven habla de sus preocupaciones, debe saber que toda esa información que en ellas se registran es de enorme utilidad  para las empresas a la hora de “dar  en la diana” para planificar sus campañas publicitarias, posicionar productos, conocer su mercado, gustos e incluso, conocer a la propia competencia, información muy interesante y demandada por las compañías.

ShokesuEn ese universo tan enorme como son las redes sociales, con tantísima cantidad de información, la herramienta Shokesu puede analizarla desde todos los puntos de vista posibles y profundizar sobre ella. Shokesu relaciona los contenidos más relevantes, les da un sentido y  permite hacerlos rentables para los usuarios.

EN LAS REDES SOCIALES NO SE VENDE

Shokesu nació en 2012 como un agregador de redes sociales, de forma que en una sola pantalla se podían ver las diferentes redes sociales. Era un escaparate (Shokesu en japonés). Esta herramienta ha evolucionado  hasta constituirse como una potente herramienta de monitorización y análisis de redes sociales, sin importar que la empresa que lo utilice tenga o no presencia en dichas redes.

Shokesu lanzó en septiembre la versión 1.0 de su herramienta, y tres meses después puso en marcha una actualización, Shokesu 1.1, recogiendo todas las sugerencias de los usuarios. Shokesu permite monitorizar de manera simultánea perfiles de Twitter, Facebook, Google + y Youtube, y puede hacerlo según contenidos, perfiles o comunidades. Esto significa que, en una sola herramienta, se pueden realizar tareas para las que hasta ahora se necesitaban varias aplicaciones diferentes.

“La inmensa mayoría de las empresas, tengan el tamaño que tengan, tienen a su clientela en las redes sociales. El error de las empresas ha sido que se creían que iban a vender sus productos en las redes sociales. Y en las redes sociales no se vende, de hecho los mayores fracasos de las empresas provienen de haber querido vender en las redes sociales. Las empresas deben crear una comunidad en redes sociales para luego vender. Por eso nosotros incidimos en la importancia de analizar bien cuál y cómo es tu comunidad, que será la que te dará las ventas”, explica Mikel González, comercial de Shokesu.

ESCUCHAR PARA RENTABILIZAR EL NEGOCIO

Con la información extraída y analizada por Shokesu, cualquier empresario puede conocer las fortalezas y debilidades de su marca en las redes sociales, esté o no presente en ellas, y tomar las decisiones más adecuadas para que sus productos respondan mejor a lo que piden los usuarios.

Shokesu permite la  posibilidad de realizar un análisis semántico de los contenidos, crear comunidades y la escucha de grupos de usuarios al completo al tiempo que se puede conocer la conversación de cada perfil. Estas redes recogen mucha información de gran valor para cualquier actividad económica o del conocimiento. Una empresa puede dirigir su acción comercial hacia los gustos concretos de su comunidad o conocer mucho mejor la competencia”, explica Mikel González.

No es necesario estar presente  en redes sociales para sacarles rentabilidad pero sí lo es escuchar al mercado, que se encuentra en las redes sociales. Hay que analizar para seguir creciendo. Shokesu te permite escuchar lo que se dice por las redes y obtener rentabilidad de ello, sacar dinero de donde ahora está todo el mundo”, explica Esther Jiménez, CEO de Shokesu.

AJUSTAR LA DIANA

Toda la información filtrada y analizada, ayuda a una empresa a ajustar su estrategia empresarial, a “ajustar la diana” para su campaña publicitaria. Por ejemplo, en el foro de Termomix se habla de una receta en la que es necesario medio kilo de queso Philadelphia y en el mercado sólo hay tarrinas de 300 gramos. Gracias a la escucha de las redes sociales, una empresa ha creado una tarrina de 500 gramos, algo que quizá no se habría planteado si no hubiera monitorizado ese foro.

shokesu

Esther Jiménez, CEO de Shokesu

Las redes hoy día nos dan información muy valiosa del mercado. Es como una encuesta no sugerida. La gente habla de lo que quiere. ¿Por qué las mujeres nos compramos una crema de 2 euros en Mercadona provocando rotura de stock si Mercadona no ha hecho publicidad? Porque la gente le da mayor credibilidad a lo que se habla en las redes sociales. Las empresas no pueden perderse esa oportunidad, una empresa no se puede permitir el lujo de no analizar las redes sociales”, subraya Esther Jiménez.

Óscar Villanueva, inversor del proyecto ha podido comprobar cómo una conocida marca de ropa ha hecho uso de Shokesu. “Por un lado, la firma supo con Shokesu que las chicas de su comunidad hablaban de los cuadros escoceses, elemento que la marca decidió añadir en su próxima campaña de moda. Por otra parte, les permitió conocer los gustos más concretos del mercado latinoamericano, zona en la que querían expandirse. Y por último, les ayudó a conocer en qué medios de comunicación y en qué franjas horarias su comunidad estaba activa. Y comprobaron en este caso, que era en Telecinco a las 8 de la tarde. Esto nos da una idea de la rentabilidad que se le puede sacar a dicha información”.

CAPITAL NAVARRO

Shokesu posee el 100% de capital navarro compuesto por Ilune, Edentity, Boheme y PTV. Óscar Villanueva es uno de esos inversores que han apostado por ella. Posee una asesoría de empresas desde hace 20. Un cliente que iba a invertir en Shokesu le pidió que le estudiara la posibilidad de invertir en esta start up. “Y me enamoré de esta herramienta. La sensación que tuve es que estoy invirtiendo en futuro. Todo va a pasar por las redes sociales. Entonces creamos un fondo de inversión denominado PTV”.

Shokesu es la primera empresa del mundo que ha solicitado la patente de un algoritmo. “Esto nos abre la puerta a muchas posibilidades. Quién sabe el día de mañana qué puede significar esto para nosotros. A día de hoy, somos los únicos y podemos decir que nadie lo ha hecho todavía”, termina Villanueva.

Pie de foto de portada: Josetxo Aldunate, diseñador gráfico; Esther Jiménez, CEO; Óscar Villanueva (Consejero Delegado); Mikel González (comercial); Javier Domínguez, Comunicación y Javier Etxarri (equipo de desarrollo tecnológico).