martes, 17 octubre 2017

Asegura que tiene cincuenta y doce años y ante nuestra pregunta: “¿62?”. Responde: “No, no, cincuenta y doce, porque me siento joven y con muchas ganas de seguir trabajando por esta empresa”, asegura entre risas Jesús Galar, gerente de Galar Foods; quien, le guste o no, terminará 2016 con cincuenta y trece años. Sin duda, el buen humor acompaña a este hombre que pisó por primera vez el negocio familiar con solo 12 años. “Exactamente, el 10 de agosto de 1966 empecé a trabajar en las carnicerías que tenían mis padres en Tafalla y Olite y me quedé como responsable de una de ellas”. Desde aquel entonces, ha llovido mucho y el negocio familiar ha evolucionado, ha crecido y se ha transformado.

TRABAJO Y ENTUSIASMO

Recorrer las instalaciones de Galar Foods en el polígono industrial La Nava de Tafalla no es solo descubrir una empresa que ha sabido hacer las cosas galar-foods-premios-alimenta-15bien, dando gusto al consumidor con el mejor de los productos embutidos, sino darte cuenta de que el verdadero motivo del éxito reside en el entusiasmo de un gerente que encabeza el esfuerzo de cuatro hermanos que heredaron el negocio familiar de las carnicerías, que vieron mucho potencial en sus productos de embutidos y fueron especializándose en ellos, tanto, que hoy en día son referente dentro y fuera de España.

El negocio actual de los Galar está centrado en los embutidos, principalmente chorizo, de todos los tamaños, sabores y formatos; además de salchichón, salami y chistorra. La empresa como ahora se concibe, dicen que nació en el año 1968, fruto de la evolución de una tradición familiar, que consistía en la elaboración artesanal de productos que se vendían en sus charcuterías de Tafalla y Olite.

“Tenemos que picar la carne, según el producto que vayamos a hacer, con la granulometría que necesita. Porque no es lo mismo un chorizo cular, que otro de Pamplona o Revilla, también varía el proceso si haces chistorra, o salami…” Y mientras nos lo cuenta, en un día de puente para los trabajadores, pero en el que él y algún hermano están al pie del cañón, pone en marcha las distintas máquinas para explicarnos mejor cómo es cada proceso. Se conoce al dedillo la empresa, desde las congeladoras, pasando por todas las máquinas que realizan el picado, las mezclas, los procesos de embutidos, hasta llegar a las secadoras “que también tienen sus programaciones varias, dependiendo del producto que se quiera conseguir”. Pero además, viaja por los diferentes mercados internacionales a los que exportan los productos Galar. Y todo, con mucho entusiasmo, dando fe de su primera frase “tengo cincuenta y doce años”. Jesús Galar te habla de granulometría, calibres, centímetros, placas, picadoras, minutos necesarios para obtener unos u otros sabores sin descanso, porque esta empresa ha sido y sigue siendo su vida.

ESCUCHAR AL CLIENTE

galar-foods-premios-alimenta-8

Jesús Galar

Las demandas del mercado y la necesidad de evolucionar constantemente llevan a Galar Foods a estar al tanto de las últimas tendencias y normativas de calidad, por supuesto. La transformación en los procesos de producción ha dado lugar a una planta industrial automatizada donde el producto contempla una trazabilidad completa. Desde su origen en las granjas, hasta el producto final, el embutido.

Confiesa Jesús que hace años “como conocía perfectamente mi producto, creía que ya lo sabía todo y, cuando me pedían cosas raras, me costaba encajarlas. Cuando empezamos a exportar, los alemanes, franceses y portugueses sabían lo que era el chorizo español; pero los ingleses no tenían ni idea y te pedían cosas que me desesperaban, porque yo pensaba que no tenían ni idea de cómo tenía que ser un chorizo“. Sin embargo, “nosotros echamos trozos de chorizo a una sopa para sabor, pero es que en Inglaterra tienen sopas de chorizo, ¡todas de chorizo! Y con dados de chorizo que te salen en la sopa como aquí tenemos picatostes”.

Recuerda también: “Hablando con la compañía inglesa de supermercados Eat, me encontré en su cocina con un sándwiches que tenía de todo, y hasta chorizo. En vez de ser un bocadillo al uso como los nuestros, era un concepto totalmente diferente, llevaba también rúcula, que hace 8 años aquí ni se conocía”. Jesús no entendía nada: “Pero luego me di cuenta de que hay que escuchar y adaptarte al cliente, me dije ‘Jesús Mari, quítate las orejeras y ten la visión más amplia‘. Y así ahora vendemos chorizo adaptado a todo: para hacer croquetas, otro para añadir a las salchichas, dados para sopa, snacks… En la cocina se está innovando constantemente, ¿porqué no aquí?

Las historias son interminables y así lo destacó cuando recogió el premio ‘Alimenta Navarra 2016’, asegurando que el éxito estaba en escuchar al cliente: “Si me piden chorizo con sabor a fresa, no digo que no, sino que lo voy a intentar”. Después de esta frase, ya ha recibido otras demandas de conocidos que, en broma, le han planteado nuevos retos: “Un joven de Tafalla me dijo ‘oye, yo quiero chorizo con sabor a Gin Tonic’ (risas). Pues mira, si de verdad un cliente me pide un chorizo con sabor a Gin Tonic, investigamos para dar con la fórmula, porque de eso se trata de satisfacerlo.

EL RELEVO GENERACIONAL

Galar, Monteplano, Mongal y Galmón son las cuatro marcas propias que comercializa esta compañía tafallesa. Pero además, embasa para clientes mayoristas como cadenas de supermercados, tanto nacionales (Eroski, Alcampo, BM, Auchan, etc), como internacionales; o compañías de distribución de alimentos.

Gabriel Galar

Gabriel Galar

Todo está gestionado por cuatro hermano, Jesús es el mayor de los cuatro y, como decíamos antes, se hizo cargo de una carnicería con solo 12 años “ahora a mi padre lo habrían metido a la cárcel, pero entonces era así”. La hermana Digna, dos años menor, se incorporó más tarde y, actualmente, es la encargada de la carnicería que poseen en Olite. Después llegó el tercero de los hermanos, Gabriel, y finalmente se incorporó Isidro. Todos ellos trabajan de lleno actualmente en Galar Foods.

Jesús enviudó hace dos años y tiene dos hijos, pero ninguno continúa el negocio familiar “mi hijo es diseñador en Barcelona y mi hija trabaja en Adidas Alemania”. Tampoco parece que los sobrinos vayan a incorporarse para dirigir la empresa, pues cada uno ha estudiado para otro tipo de trabajos que ya desempeñan. Pero “mi hermano Isidro no llega a los 50 años, así que le queda todavía mucho por hacer aquí; él empezó con 14 años a trabajar, pero ya lleva años estudiando inglés y va formándose“.

El relevo generacional parece complicado en Galar Foods, “por eso estamos haciendo una empresa vendible, que no quiere decir que se vaya a vender; pero estamos profesionalizando tanto en producción como en administración por si un día, dentro de muchos años, llegara el caso de que realmente no tuviéramos relevo generacional”.

IMPLANTACIÓN EN FRANCIA

Los años 2015 y 2016 han sido muy buenos para este negocio familiar de los Galar y, además de una ampliación y nuevas oficinas, han invertido en galar-foods-premios-alimenta-18nuevos terrenos (8.000 metros cuadrados) que, en un futuro, pretenden construir y añadir a la factoría. “Creemos que el 2017 va a ir por la misma línea, muy enfocado a la exportación, que en este momento alcanza el 65%, y lo que queremos es asentar la empresa que hemos abierto en Francia ‘Galar Foods France’. Por eso creemos, y a ello vamos a dedicar mucho esfuerzo, que el año 2017 y 2018 será nuestra implantación fuerte en Francia, donde ya vendemos, pero queremos montar una red comercial en condiciones”.

En este momento dulce para la compañía, y recién cumplido medio siglo de que Jesús Galar se incorporara al negocio, recibe el premio ‘Alimenta Navarra 2016’ en la categoría de Internacionalización, que reconoce el proceso por el que esta empresa ha sabido crear las condiciones necesarias para salir al mercado internacional y lograr que el 65% de su producción se venda en él. Son más de 25 países a los que llegan y continúan en línea ascendente.

Reconoce Jesús ante este premio: “Aunque tengo mi edad y mi ego satisfecho, siempre es agradable que te digan guapo en vez de feo (risas). La verdad, que te den un premio y te reconozcan la labor, el esfuerzo y los trabajos que hemos hecho durante tiempo, es un regalo muy agradable“.

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital. Fotografías de Víctor Rodrigo.

 

sello-galar-foods

NOTICIA RELACIONADA: El sector agroalimentario celebra los premios ‘Alimenta Navarra’

NOTICIA RELACIONADA: Florette, Conservas Pedro Luis, Galar Foods, Grupo AN y José Pedro Salcedo Herce, I Premios ‘Alimenta Navarra 2016′

NOTICIA RELACIONADA: Nacen los I “Premios Alimenta Navarra a la Industria Agroalimentaria y Gastronómica”

 

To Top