jueves, 19 octubre 2017

Comité de Empresa TRW. (FOTO: EFE)

Comité de Empresa TRW. (FOTO: EFE)

El presidente del comité de empresa de TRW, Josi Álvarez, ha afirmado, tras reunirse con la dirección, que la planta navarra se quedará sin futuro a partir de 2018 “si no hay nueva carga de trabajo” algo que no ha sucedido de momento pese a que, el propio Álvarez ha añadido que TRW tiene producción sin asignar pero no quiere garantizar el futuro de esta planta”.

Por lo tanto, la conclusión a la que llegan los representantes de los 620 empleados que desarrollan su actividad profesional en este centro de trabajo de Landaben es que sus gestores proyectan su cierre “en dos fases”. En concreto, basan sus suspicacias en esa falta de interés por dotar a la fábrica de carga de trabajo y, sobre todo, en la negativa de la multinacional a la propuesta alternativa que los sindicatos le trasladaron para contrarrestar el ERE que la compañía planteó en enero y que afecta a 250 empleos.

Una negativa que hoy se ha concretado en dos aspectos, fundamentalmente. Por un lado, la multinacional no ha aceptado el plan de 130 prejubilaciones planteado por el comité. Al contrario, afirma, sólo podría asumir de esa cantidad 13 de ellas porque, como ha añadido Josi Álvarez, esa medida “no le vale ni por tiempo ni por el ahorro que representa”. Sorpresivamente, según el comité, de ese estudio han quedado fuera quienes representa un “mayor coste” para la empresa.

Por otro lado, los rectores de TRW sí que han abierto la posibilidad a reducir el ERE que plantearon en un primer momento y que afectaba a 250 empleados. Ahora se quedaría en 183 pero “siempre y cuando” su factoría de Landaben volviera a trabajar con Volkswagen Navarra y se encargara de las direcciones del nuevo modelo Polo.

Con este panorama, la representación sindical considera que a TRW se le acaba el tiempo y que no hay proyecto viable más allá de 2018. Eso sí, “la determinación de cerrar una planta no es de la parte social”, ha subrayado Josi Álvarez, quien ha asegurado que la factoría navarra tiene viabilidad si la multinacional quiere y por ello ha instado a los gobiernos central y foral a “seguir la dirección del comité”.

Tal y como ya adelantamos, está previsto que mañana jueves miembros del Gobierno central y del autonómico se entrevisten con la dirección en una reunión prevista en Madrid y en ella los trabajadores de TRW Navarra esperan que se le pida a la multinacional, igual que plantea el comité, “un marco de negociación sin salidas traumáticas”.

De momento hoy, miércoles, comité y empresa tienen una nueva cita en Pamplona a la que la parte social dice que acude con disposición para buscar fórmulas que les permitan “ser competitivos”, aunque teme que no es esta la actitud de la empresa pues les ha confirmado que “el ERE es una decisión urgente”.

Entretanto, mientras no haya avances, el comité mantendrá las movilizaciones previstas, de momento un paro de 24 horas en Landaben que se inició a las diez de la pasada noche y una concentración hoy, miércoles, al mediodía ante el Parlamento foral coincidiendo con la comparecencia que tiene prevista en él el gerente de la factoría.

To Top