martes, 17 octubre 2017

riesgos-laborales-navarra-capital

Navarra registró en 2014 6.457 accidentes durante la jornada laboral, lo que significa un incremento del 7,3 por ciento respecto de 2013, año este último en el que la siniestralidad laboral también aumentó un 4,1 por ciento. Los datos del año pasado suponen un aumento de 442 accidentes más que en el año anterior, de los que 12 de ellos fueron mortales, también 2 siniestros mortales más que en 2013.

Así mismo, el índice de incidencia, que había descendido de forma constante entre los años 2004 y 2012, pasando de 60,5 a 28,2 accidentes por mil trabajadores, aumentó en 2013 (28,6) y ha vuelto a hacerlo en 2014 (30,4).

“La respuesta de las empresas a la crisis económica se ha materializado por dos vías: costes de personal y condiciones de trabajo. En el primer caso, se ha traducido en ajustes salariales y de plantilla, y en el segundo, entre otras cosas, se ha sacrificado la seguridad como vía de ahorro”, afirma la Secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de la UGT de Navarra, María Simón.

PREVENCIÓN DE RIESGOS

El informe del Departamento de Salud Laboral de la UGT de Navarra concluye que la crisis económica se ha traducido en la reducción de la inversión de las empresas, de manera muy significativa las pymes, en medidas preventivas.

El estudio relativo a 2014 ha abarcado un total de 200 empresas de toda la geografía navarra, en su inmensa mayoría microempresas o pequeñas empresas de menos de 50 trabajadores, correspondientes a los sectores del Metal (62 empresas), Comercio y Hostelería (41), Agroalimentario (38), Servicios Privados (23), Químico y Afines (21) y  Residencias de la Tercera Edad (15).

Se ha podido constatar que el 99% de las empresas incluidas en el estudio han realizado la evaluación de riesgos, tal y como establece la legislación vigente, pero los técnicos del sindicato han detectado deficiencias, entre ellas, que buena parte de las evaluaciones no se han revisado desde hace años, por lo que han quedado obsoletas, y que, además, no contemplan todos los aspectos relacionados con el trabajo.

Un 81% de las empresas cuenta con una planificación preventiva, pero sólo en un 18% de los casos dicha planificación es eficaz, ya que en el resto, “no se concretan las medidas preventivas, ni los responsables de ejecutarlas, ni el presupuesto asignado, ni los plazos de ejecución”.

El estudio también destaca que el 70 por ciento de las empresas ejerce una deficiente vigilancia de la salud de sus trabajadores y que solo un 9 por ciento de las empresas han identificado los trabajos de especial peligrosidad.

RIESGOS PSICOSOCIALES

Otra aspecto a mejorar detectado por el estudio es la falta de evaluaciones de riesgos específicas, que afecta a riesgos psicosociales y riesgos para la maternidad. Únicamente un 16% de las empresas evalúa los factores de riesgo psicosocial, porcentaje que se reduce al 5 por ciento cuando se refiere al número de empresas que ha adoptado medidas de preventivas en dicha materia.

Y en lo relativo al riesgo del trabajo para el embarazo, las cifras son igualmente llamativas: un 74 por ciento de las empresas no contempla los riesgos para situaciones de embarazo, cifra que se eleva al 92 por ciento en el caso de las empresas que no evalúan los riesgos para la lactancia, contraviniendo la obligación legal de hacerlo.

Finalmente, la formación y la información recibida por los trabajadores sobre prevención de riesgos también es escasa. Solo un 57 por ciento de las empresas han impartido formación preventiva, mientras que un 67 por ciento informa a sus plantillas de los riesgos inherentes a los puestos de trabajo.

CAUSAS DE LOS ACCIDENTES

Coincidiendo con la presentación del estudio de UGT, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra ha informado que casi uno de cada tres accidentes laborales tiene su causa en factores relacionados con la organización del trabajo, como un método de trabajo inadecuado o inexistente, unas instrucciones insuficientes o, una selección incorrecta de equipos.

Le siguen en importancia con un 21 por ciento las causas relativas a la prevención, como la no identificación de riesgos, la ausencia de mantenimiento o la no adopción de medidas preventivas; y en tercer lugar lo ocupan las causas relacionadas con factores individuales del trabajador, con un 18 por ciento.

Del estudio realizado en 2014 por el Instituto de Salud Pública se desprende que en más del 40 por ciento de los accidentes investigados calificados como graves, muy graves o mortales, el accidentado tiene una experiencia en su puesto de trabajo inferior a 5 meses. Este porcentaje duplica el correspondiente al año anterior.

 

To Top