martes, 24 octubre 2017

Cada semana, voy a intentar daros un chute de positivismo para que no os desaniméis y tengáis ganas de seguir adelante con vuestra gran aventura del emprendimiento.

Muchos de vosotros, al igual que yo, estáis o habéis estado en situación de decidir qué hacer con vuestra vida; ya que en estos momentos, el tiempo para la reflexión es casi infinito…Ahora es el momento ideal para ese cambio radical que todo el mundo necesita poner en su vida y no se ha atrevido a dar el salto hasta no verse en una situación límite.

Mirar dentro de vosotros mismos. ¿No os asusta la ebullición de ideas que tenéis y no os atrevéis a desarrollar? Adelante, ahora no hay nada que os frene, sois imparables

Un-chute-de-positivismo-por-favorParaos a pensar y escribir sin prisa una a una las ideas que os van surgiendo a la vez que todos esos sentimientos positivos que tenéis hacia ellas. ¿No es maravilloso comprobar que todo lo que habéis hecho hasta ahora, todas esas vivencias, conocimientos, amistades, sentimientos, aprendizajes y errores han determinado lo que ahora sois? Exactamente, habéis forjado vuestra personalidad a base de experiencias vividas y todo lo que antes vivísteis no tan bien como hubiéseis querido, ahora lo recordáis como un aprendizaje que os ha enseñado a no volver a caer en la misma piedra y a levantaros cada vez con más fuerza. Haciendo se aprende.

A través de nosotros mismos, vamos a ir descubriendo nuestras posibilidades para poder conseguir ese objetivo que casi sin darnos cuenta y a lo largo de nuestra experiencia, nos ha dirigido hacia nuestro destino.

Todos tenemos un sueño alcanzable que queremos lograr y ahora más ganas que nunca para hacerlo; así que decirme  ¿qué es lo que os frena? ¿A qué esperáis para lanzaros?

En estos momentos, ser positivo supone una puerta abierta a la esperanza. Esta es una actitud que realmente nos ayuda a mejorar las cosas, y no sólo a título personal.

Sentimientos traducidos en imágenes, tan auténticos y necesarios como la verdadera amistad, la bondad, el amor, la ayuda desinteresada a los demás, la alegría de compartir un momento, la generosidad… Todas esas cosas que ya apenas podemos ver en periódicos y en televisión, y sin embargo ocurren todos los días en todos los lugares del mundo y que muestran que también hay cosas maravillosas. Y la mejor de todas ellas es no olvidar nuestra humanidad,  nuestra espontaneidad, y la capacidad que tenemos para superar y cambiar cualquier situación, por complicada que parezca, para mejorarla.  Así que como dice la frase que cierra este anuncio “Miremos al nuevo año con Positividad”

 

Isabel Rico Robledo

To Top