domingo, 23 julio 2017

Una princesa para Tres Reyes

El Hotel Tres Reyes de Pamplona ha inaugurado, de la mano de Carla Royo Villanova, un nuevo concepto de suite eco-sostenible. Nace así 'Princesa Carla' inspirada en la Mesa de los Tres Reyes.

Cristina Catalán
Pamplona - 13 mayo, 2017

Carla Royo Villanova en la suite Princesa Carla

Carla Royo Villanova en la suite Princesa Carla

Tras 12 años en el mundo de la decoración, Carla Royo Villanova asegura que  lo que ha realizado hasta ahora era “efímero” y que tenía ganas de hacer algo duradero, que perdurase en el tiempo”. Y Pamplona ha sido el lugar escogido para diseñar su primera suite, una ciudad  muy especial para Carla puesto que aquí ha vivido importantes momentos de su vida. Durante su noviazgo con el que hoy es su marido, el príncipe Kubrat de Bulgaria, Carla viajaba en numerosas ocasiones desde Madrid hasta Pamplona para visitarle mientras estudiaba Medicina en la Universidad de Navarra. Carla conoce nuestra tierra “de contrastes, de diversidad”, algo que ha querido que quedase reflejado en esta nueva suite que ha tomado su propio nombre “Princesa Carla”.

Carla tiene una relación muy especial con Navarra, tierra de contrastes y diversidad que ha reflejado en el diseño de la suite

Carla ha desarrollado con el Hotel Tres Reyes una línea de amenities para hoteles denominada Carla Bulgaria Travel, con aromas a mojito. “En ese brain storming, y ante el hecho de que íbamos a reformar el hotel, le propusimos que nos diseñara una suite, algo que ha realizado en colaboración con el estudio de arquitectura Esperanza Kahle”, explica Víctor Sánchez, director hotel Tres Reyes. La nueva suite eco-sostenible es una alegoría a la Mesa que da nombre al Hotel, la Mesa de los Tres Reyes. “Pretende crear curiosidad, despertar emociones y sensaciones. Sumergir al huésped en un entorno natural. Es una habitación con alma”, explica Carla Royo Villanova.

carla y la arquitecta esperanza Kahle en el bañoLA LEYENDA DE LA MESA DE LOS TRES REYES

Cuenta la leyenda que en la cumbre de la Mesa de los Tres Reyes, confluencia de los reinos medievales de Navarra, Aragón y del Vizcondado de de Bearne (Francia), se reunían los tres reyes para discutir sus asuntos cara a cara, pero sin que ninguno saliera de su territorio. Con sus 2442 metros, es además, el punto más alto de la comunidad foral.

La Mesa de los Tres Reyes está formada por barreras rocosas de diferentes tipos de calizas, lutitas negras y estratos que se abren camino entre verdes prados. Los grises y negros son los tonos que predominan en el techo de Navarra y por ese motivo, los escogidos para esta suite así como la utilización de maderas nobles sin tratar “dando ese carácter sostenible y ecológico a la suite”, añade el director del Hotel.

Para el mobiliario se ha utilizado roble, no solo por ser uno de los materiales nobles por excelencia sino también por ser madera referente de Francia.

El hierro forjado con el que se ha dado la silueta de Mesa de los Tres Reyes al cabecero, nos lleva hasta el que fuera reino de Aragón. Es en Aragón donde se encuentran los principales yacimientos de hierro a nivel mundial y por ello el material escogido para dar forma de Pico de los Tres Reyes. “Es sin duda el cabecero, el elemento que más trabajo nos ha supuesto. Una escultura con la silueta del Pico de la Mesa. Tenía que ser algo especial y creo que hemos conseguido esa sensación para todo aquel que duerma en esta cama”, señala Esperanza Kahle, arquitecta de la suite.

Por último, Navarra es la protagonista indiscutible de la Suite Princesa Carla. Es el verdor de nuestra región, de su huerta, de sus prados, e incluso de la esmeralda de su escudo, el tono elegido para las pinceladas de color en detalles decorativos.

El hierro, la madera sin tratar, la piedra y el verde de los prados navarros y de la esmeralda de su escudo, se inspiran en la Mesa de los Tres Reyes que dan nombre al Hotel

 

Esa variedad de paisajes que tiene Navarra la hemos querido reflejar también en la diversidad de materiales. El reflejo de la luz por la noche en el suelo a través de los listones de la puerta corredera evocan a los árboles de los bosques. El espejo del salón refleja las impresionantes vistas del Casco Vejo de la capital navarra como si fueran cuadros de Pamplona. Queremos que esta suite acoja al huésped, se sienta como en casa. Por eso, hemos colocado unas mantas en el sofá para dar esa sensación de calor de hogar”, termina Royo Villanova.

 

 

To Top