martes, 24 octubre 2017

UPNA: La mayor debilidad competitiva de Navarra es su I+D+i

Según un análisis de la Universidad Pública de Navarra, la mayor debilidad competitiva de la Comunidad foral reside en su I+D+i y en la eficiencia del mercado laboral

Redacción
Pamplona - 5 octubre, 2017

Los responsables del estudio sobre competitividad: Sandra Cavero Brújula y Enrique Díaz Moreno, en la UPNA.

Los responsables del estudio sobre competitividad: Sandra Cavero Brújula y Enrique Díaz Moreno, en la UPNA.

La mayor debilidad de la economía de Navarra, en términos de competitividad, está relacionada con sus políticas de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) y con la eficiencia del mercado laboral, al “no proporcionar salidas laborales a los que las necesitan (en muchos casos, jóvenes bien formados)”. Así lo recoge un estudio sobre la competitividad de la Comunidad impulsado por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), que será presentado hoy, jueves 5 de octubre, dentro de la programación de actos de su 30.º aniversario.

Este estudio ha sido elaborado en colaboración con 72 agentes económicos y sociales de la región, quienes, entre las estrategias que plantean para elevar el nivel competitivo de Navarra, citan incrementar la inversión pública y privada en I+D+i o relacionar la remuneración de los empleados con la productividad de la empresa y sus resultados.

VISIÓN DE GRUPOS DE INTERÉS

Los autores del estudio son Sandra Cavero Brújula, vicedecana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y profesora titular del Departamento de Gestión de Empresas; y Enrique Díaz Moreno, profesor asociado del mismo departamento.

Está enmarcado en el contexto de las directrices de la Comisión Europea, que considera que “construir una visión común, conseguir el compromiso de todos los grupos interesados en la competitividad de Europa y movilizar el apoyo de los líderes en todos sus territorios y sectores es imprescindible” para alcanzar los objetivos de la agenda Europa 2020 (la estrategia europea para el crecimiento).

Para ello, en el análisis, se ha utilizado la metodología Indexfokus, que permite identificar y dimensionar los huecos de la competitividad de Navarra en doce factores inspirados en los pilares que, sobre esta materia, contempla el World Economic Forum: instituciones, infraestructura, estabilidad macroeconómica, salud y educación primaria, educación superior y capacitación, eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, disposición tecnológica, tamaño del mercado, sofisticación de los negocios e innovación.

También se compara cómo se percibe la competitividad desde los diferentes enfoques de los grupos de interés.

LA DEBILIDAD DE LA I+D+i

Según recoge el estudio, “la mayor debilidad de la economía navarra está relacionada con sus políticas de I+D+i”. “Las empresas no destacan en este ámbito competitivo y las administraciones públicas no invierten en este factor lo suficiente —señalan sus autores—. Los trabajos y publicaciones que se realizan en nuestras universidades y centros tecnológicos no se traducen en patentes generadoras de nuevas empresas y de riqueza para la región. En el ámbito empresarial, se percibe que los procesos de selección y promoción de empleados y directivos no siempre eligen a los candidatos más competentes. No se aprovecha eficazmente la formación y talento de las personas. Además, la retribución no está relacionada, en general, con la productividad y los objetivos. En términos generales, se consideran problemas que afectan a la competitividad: la deuda de la región, el insuficiente nivel de la dirección de las empresas públicas, la pesada normativa, el gasto público y la falta de análisis rigurosos que sigue la Administración para decidir las inversiones públicas”.

Por ello, esta investigación plantea posibles estrategias para elevar el nivel competitivo de Navarra. En concreto, establece dos líneas de alta prioridad:

  1. Relacionadas con la I+D+i: plantea incrementar los presupuestos que las administraciones, organismos e instituciones públicas dedican a proyectos de I+D+i; orientar los trabajos de investigación hacia el logro de patentes y desarrollos que permiten generar nuevos negocios, industrias y actividades dentro de Navarra; aumentar la inversión de las empresas de la región en I+D+i; y potenciar, por un lado, la colaboración entre profesionales, empresas y organismos públicos en proyectos de I+D+i y, por otro, la calidad y el prestigio de las universidades y centros de investigación, publicitando y reconociendo sus aportaciones al desarrollo económico y social de Navarra.
  2. La eficiencia del mercado de trabajo: el estudio propone relacionar la remuneración de los empleados con la productividad de la empresa y sus resultados; optimizar los procesos de selección y promoción de personal para que sean totalmente objetivos y rigurosos, garantizando así que siempre será el más competente de los candidatos el que ocupe el puesto que se oferte; conseguir que la región aproveche al máximo las capacidades, formación y talento de sus ciudadanos; adaptar el coste de los trabajadores para las empresas al de otras regiones que aspiran al mismo nivel de desarrollo económico; y perfeccionar las relaciones entre empresarios y trabajadores para encontrar acuerdos que lleven al equilibrio entre la competitividad de las empresas y las buenas retribuciones.
To Top