miércoles, 16 agosto 2017

Volkswagen Polo: radiografía del coche más producido en España

Hoy, los trabajadores de Volkswagen Navarra regresan al trabajo para meterse de lleno con el nuevo modelo Polo. Hacemos un repaso de este icónico coche del que sale uno cada 55 segundos de la cadena de montaje de Landaben.

Redacción
Pamplona - 17 julio, 2017

Imagen artística de varios modelos Polo en la factoría de Landaben.

Imagen artística de varios modelos Polo en la factoría de Landaben.

Es uno de los utilitarios de más éxito y el único coche fabricado en España que figura en la lista de los 20 más vendidos del mundo. El tercer modelo preferido por los consumidores europeos y el más vendido de su segmento, se situó en el “top ten” de matriculaciones del mercado español en 2016. Es el Volkswagen Polo, el coche más producido y exportado de España.

Volkswagen Navarra es la fábrica de referencia en la producción del Polo, un modelo que llegó al mercado en el año 1975 y que se produce en España desde 1984. Desde entonces, a 31 de mayo de 2017 en la factoría de Pamplona se han fabricado 7.559.320 unidades, cerca de 297.000 durante el año pasado. Cada 55 segundos sale un Polo de la cadena de montaje de la planta navarra.

2017.06.08_Radiografía del Polo_infografía

EL ICÓNICO HARLEQUÍN

El Blanco Puro es el color elegido por uno de cada tres compradores europeos y por cerca del 40% de los clientes españoles. Los japoneses también se decantan en su mayoría por este color. Curiosamente, otro blanco, el Orix, con efecto perlado, es el que tiene menos adeptos (solo un 0,41% de los Polo producidos en 2016 fueron de este color).

Cada Polo necesita entre 3 y 4 kilos de pintura, dependiendo del color que se elija. Así, mientras que un Polo blanco lleva unos 3,5 kilos, la misma versión en color negro profundo sólo necesita 2,8 kilos. Pero, sin duda, el Polo más colorido que ha salido de la cadena de montaje de la planta navarra ha sido el Harlequín (año 1995), que se mantiene como uno de los modelos más icónicos de la saga, quizá porque es difícil de olvidar su carrocería vestida con una combinación nada discreta de colores: amarillo, verde, rojo y azul. Además, todavía se puede encontrar alguno de ellos en circulación.

El Polo “made in Spain” llegó a más de 50 países, desde Nueva Zelanda hasta Japón.

Los compradores del Polo se decantan en su gran mayoría por versiones con motores de gasolina. Así, el 77% de los Polo fabricados en 2016 en Navarra equipaban este tipo de motorización, mientras que el 21% equipaba cambio automático DSG. Como no podía ser de otra forma, la conectividad gana adeptos entre los clientes del Polo y en 2016 el 30% de coches producidos en Landaben equipaba el sistema App Connect, una extensión del móvil que nos permite tener todas las aplicaciones (música, navegación, etcétera) de nuestro dispositivo en el vehículo.

CAMPEÓN DEL MUNDO

Actualmente, el Polo GTI -192 caballos- es la versión más potente que se fabrica en Navarra, que también ha producido la versión más potente en la historia de este modelo: el Polo R WRC.volkswagen-navarra

Con 220 caballos de potencia, esta edición limitada de 2.500 unidades llegó al mercado en 2013 con soluciones del deportivo que ha hecho historia en el Campeonato del Mundo de Rallyes. La fábrica de Navarra ha tenido también un papel destacado en el desarrollo del modelo de competición que ha permitido a Volkswagen proclamarse Campeón del Mundo durante cuatro años consecutivos.

El 91,5% de la producción de la planta navarra en 2016 se destinó a los mercados de exportación. Alemania fue el principal destino, seguido de Italia y Francia. En total, el Polo “made in Spain” llegó a más de 50 países, desde Nueva Zelanda hasta Japón, en donde, la normativa obliga a que todos los coches equipen un portabengalas.

To Top