martes, 1 diciembre 2020

Agricultores, hosteleros y transportistas, contra la Ley de Medidas Tributarias

UAGN, AEHN, Anapeh, ANET y Tradisna reclamaron conjuntamente una reformulación del anteproyecto de la normativa prevista para 2021. En concreto, pidieron reunirse con la dirección general de Hacienda Foral de Navarra para demandar "flexibilidad" en la entrada en vigor de dicha norma, "alineación con las realidades sectoriales" y la corrección de algunos aspectos por su "grave impacto". A este respecto, criticaron la sustitución del sistema de módulos por uno de estimación directa simplificada especial, ya que supondrá "un incremento generalizado de la presión fiscal”.

Redacción
Pamplona - 18 noviembre, 2020

Las organizaciones demandan la corrección de algunos aspectos de la norma por el "grave impacto" que tendrán en sus sectores. (Foto: Maite H. Mateo / archivo)

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), la Asociación de Empresarios de Hostelería Navarra (AEHN), la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH), la Asociación Navarra de Empresarios de Transporte (ANET) y la Asociación de Transportistas Autónomos de Navarra (Tradisna) exigieron unidas una reformulación del Anteproyecto de la Ley Foral de Medidas Tributarias para 2021.

Por eso, pidieron reunirse con la dirección general de Hacienda Foral de Navarra para demandar “flexibilidad” en la entrada en vigor de dicha norma, “alineación con las realidades sectoriales” y la corrección de algunos aspectos de la norma por su “grave impacto”. Entre estos últimos se enumeran la incorporación de subvenciones e indemnizaciones en el cómputo de ingresos, el aumento del porcentaje de otros gastos en sectores como el agrario o la aplicación de un sistema de estratificación para modular la tributación en función de los ingresos. Así mismo, demandaron un período de adaptación para “facilitar a los sectores económicos más afectados un tiempo necesario y prudencial que permita habituarse a los cambios que implica esta nueva tributación en la gestión contable”, así como para flexibilizar la entrada en vigor de la norma con “criterios de prudencia, efectividad y consenso sectorial”

El reemplazo del sistema de módulos por el de estimación directa simplificada especial es “un cambio que no ha sido consensuado” entre la Administración y las organizaciones profesionales.

En un comunicado conjunto, las organizaciones señalaron que dichas medidas, que se planteaban como una apuesta por el relanzamiento económico en el contexto de la crisis del Covid-19“, implican para muchas empresas un incremento de la presión fiscal generalizado”. De ahí que no constituyan para las asociaciones “una herramienta para salir fortalecidos de esta crisis, sino todo lo contrario”. Así mismo, denunciaron que la aplicación del nuevo sistema de tributación “obligará a una mayor carga administrativa y de trabajo” al autónomo empresario en su gestión del negocio. En el caso de que decida externalizar la gestión de la contabilidad, esto implicaría “un mayor coste económico”. 

EL POLÉMICO SISTEMA DE ESTIMACIÓN OBJETIVA

Además, las distintas entidades matizaron que estas medidas afectarán, sobre todo, a “los pequeños negocios”. indicaron que las medidas podrían disminuir la competitividad de Navarra frente a comunidades autónomas limítrofes como La Rioja o Aragón“Consideramos este hecho como un agravio comparativo con nuestra región que, sin duda, perderá competitividad en sus productos y servicios, y por tanto se puede ver perjudicado el empleo y la tributación por impuesto sobre el valor añadido”. 

En concreto, las organizaciones criticaron que “no se realizó la transición en base a un procedimiento participativo”, sino que el proyecto de ley fue presentado sin una comunicación social “adecuada” del procedimiento y las fuentes utilizadas para la determinación mismo. A este respecto, un punto especialmente importante supone el reemplazo del sistema de módulos por uno de estimación directa simplificada especial: “Dicho cambio no ha sido consensuado con las organizaciones profesionales firmantes, ni se ha establecido un diálogo transparente donde se hayan aportado las fichas técnicas y estimaciones económicas, que evalúen el impacto de estas nuevas medidas a nivel recaudatorio y de presión fiscal para las familias”

Las asociaciones hicieron una llamada a la negociación con la Administración Foral: “Queremos tener una reunión y debatir en concreto los términos expresados con la Dirección General de Hacienda, que solicitamos de forma conjunta inmediatamente”Así mismo, reiteraron su “total oposición” a que el Gobierno foral considere el régimen de estimación objetiva como “objeto de la lucha antifraude”, dado que el de módulos “ha permitido poder garantizar la recaudación y facilitar la misma en todo el territorio y en sectores concretos que, por su actividad, habrían tenido dificultades con sistemas más complejos”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top