martes, 16 agosto 2022

Cinco oasis en Navarra para un chapuzón natural

¡Qué calor! Las altas temperaturas aquejan a los que tienen pensado pasárselo bien los últimos fines de semana de verano. Pero existen muchas actividades refrescantes que pueden defender al lector ante las sucesivas olas de calor. De hecho, la Comunidad foral goza de doce zonas de baños naturales: son balsas, embalses, pozas en ríos frescos o manantiales de agua salada que permiten entrar en contacto íntimo con la naturaleza. A continuación, Vanity Capital expone las bondades curativas de cinco de estos oasis.

Irene Guerrero
Pamplona - 6 agosto, 2022

Los baños naturales son excelentes lugares para entrar en contacto íntimo con la naturaleza. (Fotos: cedidas)

España deja atrás una ola de calor que trajo temperaturas muy altas. Pero todo apunta a que la población no escapará este agosto a los 40º de máxima. El calor pasa factura a los planes de verano, ya que obligan a buscar sitios que tengan aire acondicionado o a caminar por las sombras en espacios abiertos. Así mismo, es importante tener cuidado y mantenerse hidratado para evitar un golpe de calor o mareos.

A pesar de todo, las olas de calor que amenazan este mes de agosto no tienen que frenar los planes. Hay muchas actividades de ocio distintas que, a la vez, son refrescantes. De hecho, Navarra goza de doce zonas de baño naturales, cuya calidad está controlada por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y por el Instituto de Salud Pública.

Estas balsas, embalses, pozas en ríos frescos o manantiales de agua salada permitirán a sus visitantes entrar en contacto íntimo con la naturaleza. A continuación, Vanity Capital hace un repaso de las bondades que tienen cinco de estos oasis para el cuerpo y el alma:

1. EL MANANTIAL DE AGUA SALADA (ESTELLA)

Esta poza que se llena con el agua procedente de un acuífero de yesos y carbonatos, con una concentración en sales elevada y carácter ligeramente termal. Por eso, la tradición dice que sus aguas tienen efectos curativos, sobre todo, para las enfermedades de la piel. La temperatura del agua permanece constante durante todo el año (en verano, entre los 17ºC y los 18ºC), por lo que la zona es muy utilizada en todas las estaciones.

En los alrededores no hay baños, aunque sí que existen en las piscinas municipales adyacentes. Para acceder a esta zona, los visitantes deben entrar a Estella y dirigirse a las piscinas municipales, situadas junto al río Ega en su margen derecha frente al parque de Los Llanos. Dejando éstas a mano izquierda, pueden atravesar un pequeño merendero y, a unos 80 metros, está esta maravilla natural.

2. EL RÍO ARAGÓN EN CARCASTILLO

Se trata de una zona de baño producida por una presa en el río Aragón de unos 300 metros de ancho, y en los días en los que el río baja ofrece un bonito espectáculo acuático. Es un entorno privilegiado con grandes árboles. Se puede realizar un paseo hasta Carcastillo por la orilla del río, donde se puede observar el bosque de ribera y la avifauna que puebla el lugar.

En un punto, denominado el estrecho, el camino pasa bajo un cortado en el que son habituales los desprendimientos en días de lluvia, así que hay que tener cuidado. Así mismo, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) advierte que es una zona con variaciones bruscas del nivel del agua, por lo que hay que estar pendientes y no arriesgarse.

Este lugar cuenta con merenderos, asadores, mesas, sillas, columpios y papeleras. No dispone de servicios WC. Para llegar a ella, es necesario tomar, la calle San Francisco Javier hasta el final en el núcleo urbano de Carcastillo. Allí nace un carretil por el que se circulan unos 3,5 km paralelos al río hasta llegar a una salida a mano izquierda con una barandilla granate. A escasos metros a mano derecha está la zona de merenderos y bajando hacia el río se puede aparcar el coche entre la arboleda.

3. EL RÍO ARAXES EN BETELU

La piscina fluvial es el resultado de un remanso originado por un pequeño azud. Las aguas provienen de manantiales del macizo kárstico de la vertiente norte y cantábrica de la Sierra de Aralar (Malloas), encontrándose el nacimiento del río a menos de 4 kilómetros de la zona de baño. En la misma se pueden observar truchas y otros indicadores de la calidad de sus aguas.

La zona posee una plataforma acondicionada, vallado de protección en la margen del río, escalera de acceso al agua y toboganes. Tiene un servicio WC químico. Los visitantes deben acceder por el pK 23,0 de la NA-1300, junto al pueblo de Betelu. Tiene aparcamiento. También se puede llegar a ella desde el pueblo, para lo que es necesario dejar el coche en Betelu y seguir por un camino que transcurre por el margen izquierdo, a pie unos 200 metros de las últimas casas.

4. EL RÍO UREDERRA EN ARTABIA

La piscina fluvial del río Urederra en Artabia es el resultado de un remanso originado por un pequeño azud. Estas refrescantes aguas provienen del macizo kárstico del Parque Natural de Urbasa-Andía, del Nacedero del Urederra y en el corredor fluvial Zona de Especial Conservación (ZEC) del Ega-Urederra, en su margen derecha. En la misma zona de baño hay un puente románico desde el que es fácil ver truchas, sin duda un indicador de la buena calidad de sus aguas.

El lugar está ajardinado con mesas, ducha, zonas de sombra, kiosco, papeleras y aparcamiento de vehículos. En verano, el acceso es de pago para ayudar a mantener las instalaciones. A nueve kilómetros y medio de Estella, siguiendo la NA-718, el visitante encontrará un desvío a la izquierda que conduce hasta Artavia. A poco más de 100 metros de la plaza, junto al puente románico está la poza.

5. EL EMBALSE DE ITOIZ

Las zonas de baño en el embalse de cola de Itoitz se sitúan en las proximidades de Nagore, en la desembocadura del río Urrobi. Ahí, dos playas se miran frente a frente: la de Angordoi, la más cercana al pueblo de Nagore, y la de Arce, situada en la zona norte del embalse. La temporada de apertura de este baño es desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre.

Ambas playas cuentan con zona de aparcamiento (en total 156 plazas, gratuitos y sin reserva previa necesaria). Su horario de apertura es de 10:00 a 22:00. Hay servicios WC en ambos lugares y un punto de información en la playa de Nagore. El baño no está vigilado.

La carretera NA-1720 sirve como entrada a la playa de Angordoi. Para ir a la de la playa de la margen izquierda del Urrobi, el visitante debe tomar la carretera en dirección a Zandueta, girar a mano derecha dirección a Lacabe,tomar la carretera NA-2040 y, una vez se sobrepasa el Palacio de Arce, girar a la derecha para encontrarnos con el parking que pertenece a la playa de Arce.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top