domingo, 16 junio 2019

El Plan Industrial, única solución para Miasa según expertos consultados por la empresa

La dirección de Miasa Pamplona reitera que la caída de los pedidos es la razón por la que ha decidido “adecuar la plantilla a la carga de trabajo”

Redacción
Pamplona - 19 noviembre, 2018

Proceso de diseño de una pieza en MIASA.

Proceso de diseño de una pieza en MIASA.

La dirección de Miasa Pamplona ha salido al paso de las afirmaciones realizadas por los representantes de los trabajadores y asegura que la aplicación del Plan Industrial, en cuya elaboración participaron expertos externos, es la única solución para mantener la actividad en la empresa. Asimismo, desmiente que se esté deslocalizando parte de la producción llevándola a la planta de Zuera (Zaragoza), y mantiene que la caída de los pedidos motiva las medidas de ajuste de la plantilla. Miasa (Mecanizados Industria Auxiliar SA) es proveedor de referencia en fabricación de horquillas para cajas de cambios del sector de la automoción.

El Comité de trabajadores de Miasa Pamplona respondió a la presentación del Plan Industrial reclamando otro “serio” a la dirección de la empresa, a la que acusó de trasladar la producción a la factoría de Zuera argumentando “una supuesta falta de competitividad de la sección de mecanizado”. Los representantes de la plantilla pedían a los responsables de la planta que no abriesen las consultas para aplicar un ERE y que se sentasen a negociar un pacto de empresa.

La dirección de la empresa señala que “como los mismos representantes sindicales reconocen, existe falta de carga de trabajo en la sección de mecanizados debida a la caída de pedidos fruto de la no adjudicación de nuevos proyectos consecuencia de la falta de competitividad en costes”.

Añade que el Plan Industrial presentado al Comité “es fruto del análisis compartido con expertos externos, siendo la principal conclusión un desajuste en la producción con respecto a los proyectos asignados” por lo que resulta necesario “enmendar esta situación para garantizar la sostenibilidad de la planta”.

“Ninguno de los proyectos que se están produciendo actualmente en Miasa Pamplona se ha trasladado a Miasa Zuera ni existe intención de ello”.

La empresa argumenta que la decisión de “adecuar la plantilla a la carga de trabajo” es una medida estructural motivada por la falta de pedidos, “en ningún momento es una estrategia de deslocalización. Es totalmente incierto que se esté trasladando la sección, como afirmaba el Comité. En este sentido, la dirección sostiene que “ninguno de los proyectos que se están produciendo actualmente en Miasa Pamplona se ha trasladado a Miasa Zuera ni existe intención de ello. De hecho, el proyecto ‘ITC Next Generation’ cuya fabricación se acordó realizar en la planta de Zuera (Acuerdo colectivo 2015-17) finalmente se ubicó en Pamplona en un claro intento por mantener el empleo en la planta”.

Tras recordar que la apertura de la planta de Zuera tuvo su origen en la necesidad de cubrir la falta de espacio en la planta de Pamplona y que sin esa factoría “no se habría podido acometer la fabricación en serie de esos nuevos proyectos en Miasa”, los responsables de la planta aseguran que las instalaciones de Miasa Pamplona hacen imposible mecanizar los proyectos que se están produciendo en Miasa Zuera. Son estos proyectos los que hacen posible el buen funcionamiento y crecimiento importante de la actividad de la sección de fundición de Miasa Pamplona”.

Finalmente, la dirección de la empresa afirma que es imposible garantizar el empleo y las condiciones de trabajo ante la falta de asignación de proyectos y la bajada de la facturación un 34%, siendo el foco del descenso la sección de mecanizado”.

Para saber más sobre el sector de la automoción… LEER AQUÍ

 

Archivado en:

Empresa · industria · Miasa · sector automoción ·


To Top