martes, 26 marzo 2019

Este invierno vuelven los clásicos

Si por algo recordaremos este invierno es por la vuelta a los clásicos. Y es que las tendencias vienen marcadas por elementos como los cuadros, la pata de gallo o los acolchados. Así, los años 70 y 80 van a estar muy presentes en nuestros armarios. Nos lo cuenta el experto en moda José Luis Diéz-Garde.

Redacción
Madrid - 15 diciembre, 2018

Desfile de presentación de la colección otoño invierno 2018/2019 de Chanel. (Foto: Olivier Saillant)

Desfile de presentación de la colección otoño invierno 2018/2019 de Chanel. (Foto: Olivier Saillant)

Las formas masculinas se imponen en el guardarropa femenino, ya sea marcando los hombros de una forma destacada o bien imponiendo el uniforme de oficina: trajes de chaqueta en pata de gallo o en cuadro Príncipe de Gales son las principales opciones, aunque también vamos a poder encontrar elementos como el cuadro ventana o el tartán. Fendi, Balenciaga o Givenchy son algunas de las firmas que defiende sobre la pasarela esta tendencia.

Zara-paris-tendencias-moda

Vestido largo de Zara.

Pero, a la vez, encontramos también elementos muy románticos, con largos y vaporosos vestidos que reivindican la década de los 70, con las creaciones de Zandra Rhodes y el movimiento hippy como inspiración. Así, vamos a ver millones de flores en los vestidos, que se vuelven largos y delicados, incidiendo en una silueta vertical y delicada en seda, gasa o terciopelo. Valentino, The Row, Loewe o Max Mara apuestan por esta tendencia en la que las botas altas de piel, con caña amplia, son un must.

La maestría de Marc Jacobs se plasma esta temporada en una silueta oversize que recuerda en algunos momentos a los años 80. Maison Margiela o Prada también siguen esta propuesta con la que Jacobs vuelve a triunfar en la moda. Ya sabes: que todo quede grande, sobre todo los plumíferos, que se ven en la calle más que nunca y en todo tipo de colores, pero recuerda, sobre todo grandes.

Los 80 llegaron hace tiempo para quedarse y esto es debido en parte a la firma Saint Laurent, que lleva tiempo decidida a recuperar y reinterpretar el lenguaje de su fundador, Yves Saint Laurent: vestidos mini con amplios volúmenes que dan un golpe sobre la mesa reivindicando el lado más sexy de la mujer. Miu Miu e Isabel Marant son otras de las marcas que apuestan por esta vista atrás.

Aunque si hay una tendencia que se impone este invierno, ese es el estampado animal. Ya sea en su versión original (en los colores del leopardo o el guepardo) o en su versión en rojo, que es la que realmente está causando furor, este print se encuentra en prácticamente todas las prendas, ya sea un jersey, una chaqueta, un vestido o un abrigo. Sobre la pasarela, los reyes de esta propuesta son Dolce & Gabbana, Max Mara y Victoria Beckham.

Miu-Miu-Fall-Winter-2018-moda

Propuestas de Miu Miu.

Y qué decir del tweed, un tejido que siempre está ahí, gracias en parte al trabajo que Karl Lagerfeld desarrolla en Chanel y que siempre tira del archivo de la maison francesa. Otro año más consigue refrescarlo en trajes de chaqueta que son verdaderas inversiones. Prada o Miu Miu también se apuntan a ella.

Zara-tendencias-moda

Animal print de Zara.

La elegancia de los plisados, sobre todo en las faldas es otra propuesta que pisa con fuerza la calle y que se puede combinar con delicados jerséis de punto grueso, por ejemplo, o de cuello de cisne, otra de las tendencias más marcadas. Simone Rocha, Lanvin o Valentino se encuentran a la cabeza.

Y si de manera constante vemos una apuesta por el pasado, el estampado de pañuelo, que recuerda a las creaciones de Hermès en los 70 o 90, también se recupera con fuerza, pero dándole una vuelta. Esta vez, además de en los accesorios, los podemos ver en los vestidos, que son largos, fluidos y en seda, y que se llevan con botas altas, consiguiendo así un efecto London calling. Marine Serre es posiblemente la firma que más ha apostado por esto, aunque Gucci y Jacquemus tampoco se han quedado atrás.

TRAJES IMPECABLES

HM-tendencias-moda

Propuesta de HM.

¿Y qué pasa con ellos? Hay muchos patrones que se repiten en la moda masculina. Así, elementos como el Príncipe de Gales, los trajes impecables (se empiezan a ver también chalecos) o los elementos retro (en parte influenciados por la moda de finales de los 60) también pisan fuerte en el armario masculino. Y hay piezas imprescindibles, como pueden ser la chaqueta de piel de borrego o el jersey de cuello de cisne, que son dos básicos que no pueden faltar en el look del hombre. El color, en parte impulsado por la última colección de Christopher Bailey en Burberry, también se impone, sobre todo con juegos de arco iris o de colores imposibles, que este invierno funcionan a las mil maravillas. Si alguien alguna vez se ha planteado que la moda podía ser aburrida, ahora descubrirá que se confundía.

Reportaje para VanityCapital de José Luis Díez-Garde.

HyperFocal: 0

Propuesta de Zara para ellos.


To Top