Cetya celebra 50 años con un ambicioso plan de internacionalización | Navarra Capital

sábado, 18 agosto 2018

Cetya celebra 50 años con un ambicioso plan de internacionalización

La empresa de hormigones mira el futuro con confianza y optimismo tras afrontar con éxito un proceso de transición familiar al que muy pocas empresas de su tipo llegan. Solo el 5% de las empresas familiares llegan a cumplir medio siglo.

Cristina Catalán
Pamplona - 4 junio, 2018

Los asistentes al acto con el que Cetya celebró su 50 aniversario. (FOTO: Víctor Rodrígo)

Los asistentes al acto con el que Cetya celebró su 50 aniversario. (FOTO: Víctor Rodrígo)

El fabricante y comercializador de hormigones, morteros y áridos Cetya, primera empresa de su sector en ser certificada por AENOR, celebra su 50 aniversario con un ambicioso plan de internacionalización. emplea en la actualidad a 70 personas distribuidas entre sus instalaciones.

La empresa familiar Cetya celebra este año el 50 aniversario de su creación en pleno crecimiento. De ello dan prueba los hormigones, revocos, morteros y áridos que fabrica y comercializa y que han estado presentes en las obras más importantes que se han llevado a cabo en los últimos años en la Comunidad foral: Autovía del Camino, Autovía del Pirineo, Pantano de Itoiz, Pantano de Yesa, nueva cárcel de Pamplona, Museo de la Universidad de Navarra, diferentes edificios de viviendas o la estación de autobuses de la capital navarra, entre otros.

Cetya es gestionada por la tercera generación de una saga que inició su padre, Isidro Senosiáin en 1968.

Una vez superada con gran esfuerzo una crisis sin precedentes que ha reducido el volumen de actividad de su sector en un 90%, la compañía contempla afrontar un ambicioso programa de internacionalización que, según sus responsables, debe entenderse como “el paso natural” dentro de una trayectoria contrastada que la ha situado como una empresa “moderna, de confianza, próxima a sus clientes, competitiva y de máxima eficacia”.

Un proceso de apertura al exterior que tendrá como “hito” más próximo el inicio de la venta y comercialización de los productos de la compañía fuera de nuestras fronteras concretamente en Francia y Portugal. Junto a la internacionalización, la empresa celebra su medio siglo de vida fiel a los compromisos de permanencia en Navarra, eficiencia, innovación y mejora continua que siempre la han guiado. José Joaquín Senosiáin preside el Consejo de Administración desde 2002 en el que están sus hermanos Isidro y Francisco Javier junto a su cuñado Carlos Taberna y es la tercera generación de una saga que inició su padre, Isidro Senosiáin en 1968 con la apertura de una primera cantera de áridos para la construcción en Tiebas, municipio próximo a la capital de la Comunidad foral.

SISTEMA DE GESTIÓN ÚNICO EN SU SECTOR

Los accionistas de Cetya, con los propietarios de la empresa.

Grupo Cetya fue la primera compañía de su sector en ser certificada en su sistema de calidad por AENOR en el año 1998 y posteriormente en la gestión del medio ambiente en 2003.

En ese camino emprendido en la mejora continua y la innovación que forma parte de la idiosincrasia de Cetya, hoy en día es la única en España que dispone de un sistema de control que, a través de una APP ad hoc dotada con un sistema de geoposicionamiento, permite a sus clientes (constructoras navarras y nacionales fundamentalmente) disponer en sus móviles de información en tiempo real, tanto sobre el estado en el que se encuentra el hormigón que se usa en sus proyectos como la localización del camión hormigonera asignado.

En concreto, dicho sistema abarca todo el proceso desde su producción en las plantas hasta la descarga en las obras, garantizando la homogeneidad y la calidad correspondiente a su prescripción. En este punto cabe recordar que el hormigón es un producto delicado y de alta responsabilidad en cuanto a su gestión en la medida en que el tiempo que tiene que transcurrir desde su producción hasta su aplicación no puede superar la hora y media de duración.

Cetya es la única en España en disponer de un sistema de control que permite conocer en tiempo real el estado el hormigón.

ESTACIÓN DE AUTOBUSES PAMPLONA, CASO DE ÉXITO

Debido a este condicionante, en Cetya recuerdan la construcción de la actual cúpula de la Estación de Autobuses de Pamplona como un ejemplo de la capacidad de la empresa para afrontar los retos de suministro de un cliente en tiempo y forma. Solo en un día, por ejemplo, esta obra llegó a exigir un suministro ininterrumpido de 1.500 metros cúbicos de hormigón (4.000 Toneladas de peso).

La clave del buen resultado, como apuntan, está en una adecuada y eficaz logística del transporte por un lado y por otro la materia prima. “Tanto los áridos calizos que utilizamos en la comarca de Pamplona, Olite, Sarasa, Urroz, Liedena y Estella como los áridos silicios con los que contamos en Tudela y su Ribera son de gran calidad y esa base nos facilita enormemente la fabricación de nuestros productos”, explican en la firma.

PRODUCTO “A LA CARTA”

Así mismo, la empresa con sede en Tajonar cuenta con la capacidad suficiente para desarrollar otra innovación muy valorada por sus clientes: la producción de morteros y revocos especiales hechos a medida que permiten atender cualquier petición del cliente en cuanto a personalización de los colores y sus calidades con una capacidad de respuesta casi inmediata. “Un trabajo profesional prácticamente a la carta”, añaden en la compañía.

Hoy, Cetya mira el futuro con confianza y un relativo nivel de optimismo tras afrontar de forma exitosa un proceso de transición familiar al que muy pocas empresas de su tipo llegan. Cabe recordar que, según diversos estudios, solo el 5% de las empresas familiares llegan a cumplir 50 años.  La organización ocupa en la actualidad entre empleos directos e indirectos a un total de 70 personas distribuidas entre sus 9 plantas de fabricación de hormigón distribuidas por toda Navarra (todas con sus amasadoras); una fábrica de morteros, dos centros de comercialización de áridos en Tiebas y Castejón, una planta de ensacado de morteros, revocos y áridos en Tiebas y un centro de distribución de los mismos en la Ciudad del Transporte de Imarcoain.

Desde Cetya quieren destacar que el equipo humano con el que cuentan es básico para acometer los retos presentes y futuros ya que su índice de conocimiento y profesionalidad es de máximo nivel.

Para saber más sobre el sector de la construcción en Navarra… LEER AQUÍ


To Top