viernes, 23 octubre 2020

“No son las ayudas que el sector del vino hubiera decidido”

Bodegas y viticultores agradecen las ayudas del Gobierno foral. Pero no están satisfechos. Recuerdan que una parte importante de los 4,3 millones anunciados realmente procede de Europa y que el Ejecutivo navarro ha dejado "cojo" el apoyo al almacenamiento privado, solicitado en vano por muchas empresas. Además, se quejan de que no ha habido un consenso previo con el sector y de que les falta información sobre cómo se van a articular las ayudas directas.

Cristina Catalán
Pamplona - 29 julio, 2020

Muchas bodegas navarras que habían solicitado ayudas para el almacenamiento privado se han quedado fuera de ellas. (Foto: archivo)

Este lunes, el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno foral anunció una batería de medidas para apoyar al sector vitivinícola por valor de 4,3 millones de euros. Bodegas y productores esperaban esas ayudas como agua de mayo para afrontar la crisis propiciada por el Covid-19. Y, de hecho, las agradecen. Pero no se sienten satisfechos. Sobre todo porque no se han diseñado conjuntamente con el sector y porque, según critican, una parte importante de dicha partida procede de Europa y no propiamente de la Administración navarra.

En concreto, las ayudas se centran en tres ámbitos. Por un lado, pretenden complementar las ayudas europeas a la destilación de crisis, el almacenamiento privado y la cosecha en verde (1,79 millones proceden del Fondo Europeo de Garantía Agrícola y 246.000 de la Comunidad foral). Otros 2 millones son ayudas directas a agricultores y pymes, especialmente afectados por la pandemia. Y la tercera medida, con un importe de 295.000 euros, se dirige principalmente a promocionar los vinos de las DO Navarra y Rioja.

David Palacios (DO Navarra): “Es una pena que muchas bodegas que habían solicitado ayudas para el almacenamiento privado se hayan quedado fuera”.

David Palacios, presidente del Consejo Regulador D.O. Navarra, detalla a este medio que a Navarra le ha correspondido una proporción en el reparto nacional del fondo europeo: “El Gobierno foral ha complementado una parte para la destilación de crisis. Eso es de agradecer, pero es una pena que muchas bodegas que habían solicitado ayudas para el almacenamiento privado se hayan quedado fuera”.

Palacios ve muy oportuno el apoyo a la promoción de los productos porque le parece “fundamental” en estos momentos. Pero lamenta la falta de información existente sobre las ayudas directas a productores y bodegas, que el Ejecutivo navarro aún no ha especificado. “Habría que aclarar muy bien qué tipo de ayudas son y cómo se van a repartir. Deberían ser proporcionales al volumen de actividad”, defiende.

Así mismo, considera clave que las ayudas se enfoquen a reforzar la comercialización; a diseñar un plan estratégico para que las bodegas puedan comprar la uva con los precios anteriores a la crisis e, igualmente, las cooperativas puedan vender “a precios dignos”; a articular una estrategia empresarial; y a fomentar la promoción: “Más que ayudas directas a productores, que muchas veces reciben migajas, sería fundamental crear un plan serio de promoción que no sea para este año, sino para varios. Porque la crisis nos va a afectar también en años venideros”. 

Similar es el análisis de Sonia Benito, gerente de la Asociación de Bodegas de Navarra (ABN). Comenta que “todas las ayudas al sector, además de necesarias, son bienvenidas”, pero asegura que las bodegas “están en ‘shock'” y que el anuncio del Gobierno foral les ha pillado “por sorpresa”. De hecho, conoció la noticia “por la prensa”.

Sonia Benito (ABN): “El anuncio del Gobierno foral nos ha pillado por sorpresa y no tenemos suficiente información”.

Respecto a las medidas de Bruselas, coincide con Palacios en que su organización hubiera preferido complementar el almacenamiento privado, la iniciativa “más demandada por las bodegas”. En concreto, la han solicitado 28 empresas.

Sobre las ayudas directas a agricultores y pymes, se encuentra a la espera de recibir los detalles para poder valorarlas más a fondo. Porque, como su colega, desconoce de qué manera se van a articular. Y, finalmente, hace una valoración sobre el apoyo a la promoción, que califica de fundamental. “El sector está sufriendo mucho la situación del canal Horeca, que no termina de recuperarse, y necesita poner en marcha de forma urgente actividades de promoción que impulsen la comercialización de nuestros vinos, tanto a nivel nacional como internacional”, remata.

LAS COOPERATIVAS

Por último, Miguel Bujanda, vocal vitivinícola de UCAN, también critica que no haya habido un consenso previo de las medidas forales con el sector. Básicamente porque, entre otras cosas, su organización solicitó la creación de una mesa de diálogo, tal y como adelantó NavarraCapital.es“No se nos hizo caso, ni tampoco ha habido reuniones periódicas”. Y reprocha, al igual que Palacios y Benito, que solo se complemente una de las tres medidas europeas. “Son medidas que vienen bien, pero no son las que el sector hubiera decidido. En promoción, por ejemplo, son muy escasas y más en estos momentos”.

Miguel Bujanda (UCAN): “En promoción, por ejemplo, las ayudas son muy escasas y más en estos momentos”.

Precisamente, las ayudas a la promoción también están dirigidas a la IGP del pacharán y a las DO Idiazábal y Roncal. Aunque el mayor número de beneficiarios de las ayudas directas a operadores de circuitos cortos serán los viticultores, también podrán acogerse a las mismas los pequeños productores y elaboradores de queso y otros lácteos, de pacharán, de miel y aquellos que se han visto más perjudicados por el cierre del canal Horeca. “No nos dicen de dónde vienen los fondos para esta medida. Suponemos que vendrán de fondos PDR (Promoción Desarrollo Rural), pero deberían ser más claros y destinar más dinero a nuestro sector”, concluye Bujanda.  

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top