martes, 28 mayo 2024

Rutas de senderismo con historia en Navarra (Parte I)

Sumérgete en un viaje a través del tiempo y la naturaleza, más allá de las conocidas cuevas de Zugarramurdi. Descubre rincones de Navarra, donde cada sendero revela historias pasadas que han forjado nuestro presente. En esta primera edición, exploraremos cinco rutas cercanas a los Pirineos.


Pamplona - 10 mayo, 2024 - 20:15

Panorámica que se vislumbra desde el castillo de Amaiur en el valle de Baztan. (Fotos: Navarra Capital)

Más allá de las cuevas de Zugarramurdi, donde tenían lugar los famosos aquelarres de brujas, existen lugares menos conocidos que guardan vestigios de tiempos pasados que merecen ser descubiertos. Los rincones de nuestra tierra encierran historias fascinantes que nos transportarán a épocas pasadas y a eventos históricos que han tenido lugar a lo largo del territorio navarro.

Estas rutas no solo te conectarán con la increíble naturaleza de nuestro territorio, sino que también te llevarán a explorar momentos históricos y a descubrir los secretos que, de cierta manera, han moldeado nuestro presente. En esta primera edición, presentamos cinco rutas cerca de los Pirineos, las cuales complementaremos con varias propuestas más en el próximo Vanity Capital.

El Camino de los Contrabandistas de Isaba

Dejando atrás una preciosa panorámica del pueblo de Isaba, comienza la aventura para realizar el sendero que antaño utilizaban los roncaleses y las roncalesas para varios quehaceres. Algunos vecinos únicamente lo empleaban para subir el rebaño a las montañas, mientras que otros lo utilizaban con fines lucrativos. De ahí el nombre que asume el camino, ya que los contrabandistas lo utilizaban para comerciar. Se trata de una variante del Camino Real entre Arrakogoiti e Isaba, que atraviesa las montañas ofreciendo inmejorables vistas que recorren todo lo alto del cordal que separa los valles de Belagua y Mintxate. Se pueden realizar diferentes variaciones de la ruta, pero atravesarla suma 18 kilómetros, por lo que no la recomendamos para personas sin previa experiencia en la montaña.

Vistas de los Pirineos nevados desde la ruta de los contrabandistas de Isaba.

Tributo de las Tres Vacas

Cada año, el 13 de julio, se revive una tradición centenaria en la Pierre de Saint Martin, cerca de Belagua, conocida como el Tributo de las Tres Vacas. Este tratado, considerado el más antiguo de Europa aún en vigor, surgió como compensación por antiguas disputas entre el valle de Roncal, en Navarra, y el de Baretous, en Francia. Desde 1375, los franceses han cumplido con la entrega de tres vacas cada julio, como parte del acuerdo que permite el uso de pastos y aguas navarras durante cuatro semanas al año. Además de esta ceremonia, la zona ofrece innumerables posibilidades para realizar caminatas, como la ascensión a la cima del Pic d’Anie (2.507m), conocido en euskera como Auñamendi, con inicio y fin en el lugar del tributo.

Castillo de Amaiur

El castillo de Amaiur desempeñó un papel crucial en la historia de Navarra. Fue una fortaleza estratégica durante los conflictos fronterizos entre Navarra y Castilla. Durante la batalla de Amaiur, en 1522, las fuerzas navarras resistieron el asedio castellano durante varios días, pero finalmente sucumbieron, marcando el fin de la resistencia navarra frente a la anexión castellana. Visitar este monumento tras subir al monte Alkurruntz (934m) en una ruta circular de 17 kilómetros, que parte y termina en el pueblo de Amaiur, pasando por el castillo y recorriendo los senderos que marcaron el futuro de Navarra, resulta un plan irresistible.

Monumento a Roldán

En Navarra, el Monumento a Roldán honra la figura legendaria de fuerza sobrehumana, protagonista de numerosas historias y mitos de nuestro folclore. Según la leyenda, Roldán, conocido por sus hazañas en la batalla, pasó su juventud en una cueva, alimentándose de la leche de una cabra, lo que le otorgó su fuerza. Durante la conquista de Navarra por Carlomagno, intentó demoler una iglesia en un pueblo, subiendo a la Higa de Monreal con un enorme peñasco, pero resbaló y ambos cayeron a la villa de Urroz. Desde el monumento, construido hace casi sesenta años por Cándido Ayestarán, una ruta lleva a la histórica Capilla de San Salvador en el Alto de Ibañeta, ofreciendo la oportunidad de explorar la rica historia y la belleza natural de la región. Desde el propio monumento se puede completar la ruta subiendo a alguno de los montes cercanos como Mendimotz (1.492m), Orzanzurieta (1.567m), entre otros.

Senda que te lleva hasta el monumento a Roldán en Roncesvalles.

Base militar del alto de Gorramendi

En el alto de Gorramendi hubo una instalación militar estratégica operada por el ejército de los Estados Unidos durante la Guerra Fría. Esta base albergaba radares que tenían como objetivo principal controlar el espacio aéreo del norte de África, proporcionando información crucial para la vigilancia y defensa en la región. Se estableció en el contexto de las tensiones geopolíticas entre bloques durante la Guerra Fría, aunque la base ya no está operativa, su legado perdura en la memoria histórica de la región. El lugar permite numerosas rutas, como por ejemplo, la rápida ascensión al pico de Alkurruntz (934 m) que suma 5 kilómetros.


To Top