Viajar y disfrutar

sábado, 15 agosto 2020

Viajar y disfrutar

Navarra, a lo largo de sus 1.250 kilómetros de caminos, senderos, vías verdes y grandes recorridos muda su color y muestra al visitante pequeños tesoros representados en bosques, cascadas, paseos fluviales o ermitas. No nos los podemos perder, menos si además nos invitan a una degustación, actividad o cita gastronómica. ¿Quieres conocer las propuestas? Aquí te presentamos el programa 'Sabores y campo'.

Jesús Jiménez
Pamplona - 3 agosto, 2019

Entrada patrocinada por Gobierno de Navarra

BELAGUA-DESDE-LADERAS-DE-LAKARTXELA-TURISMO-NAVARRA-MONTAÑA

El turismo de naturaleza es una de las fortalezas de Navarra. (Foto: Javier Campos)

La llegada de los calores tiñen de verde la geografía de Navarra. El momento, por tanto, no puede ser más propicio para descubrir esos ‘pequeños tesoros’ que esconde la región en forma de campos y bosques, cascadas, paseos fluviales, ermitas, cimas y montañas; unido a eventos gastronómicos únicos.

Para ello disponemos de dos alicientes insuperables: los más de 1.250 kilómetros de caminos, senderos, vías verdes y grandes recorridos que cruzan la región de norte a sur y de este a oeste y, por encima de todo, que las alternativas que se nos ofrecen van acompañadas de una cata, degustación o actividad gastronómica vinculada a un producto local. Así que, lo que sigue a continuación, es una pequeña guía para todas aquellas y aquellos que ya hayan caído en la tentación.

Baztan-Sendero-GR11-zona-Eskisaroi-turismo-navarra-foto-Oriol-Conesa

¿Probamos el senderismo en familia? Paseo por Baztán, en el sendero del GR11. (Foto: Oriol Conesa)

Así, por ejemplo, ‘Senderos con sabor’ propone al visitante un total de 11 rutas a pie por toda la geografía foral aderezados con los sabores de la gastronomía navarra. De esta forma, las actividades realizadas los pasados meses de mayo y junio tuvieron como protagonistas los parques naturales de Bértiz y Urbasa, el bosque de Orgi, la Selva de Irati, Artajona y sus dólmenes, la cueva de Azanzorea en Vidángoz, o Valtierra, todos ellos estuvieron acompañados de sus correspondientes degustaciones de queso, aceite, pastas o cuajada entre otros productos locales. También dentro de este programa, se propuso recorrer el cañón del río Irantzu, y la laguna de Lor en Cascante y sus olivares; el sendero de la Pottoka azul en Zugarramurdi y la visita a la quesería Etxelekua.

Zugarramurdi-Museo-Brujas-turismo-navarra-foto-Antonio-Olza

Museo de las Brujas de Zugarramurdi. (Foto: Antonio Olza)

Otros planes de naturaleza y deportes más gastronomía tuvieron que ver con la iniciativa ‘Gastrobikes‘. Consistió en 5 recorridos en bici, BTT o bici eléctrica por algunos de los 120 kilómetros de vías verdes de Navarra lo que permitió conocer de primera mano la historia de los antiguos ferrocarriles de vía estrecha o respirar el paisaje por donde transcurren. Como en el caso anterior, tras el pedaleo en compañía de guías profesionales la recompensa llegó en forma de degustación gastronómica.

Así, por ejemplo, la propuesta planteada para la vía verde del Tarazonica culminó con visita a un olivar y degustación de aceite, la del Plazaola con degustación de productos locales; la vía verde del Bidasoa supuso disfrutar de la quesería Ardiarana de Legasa; la vía del Vasco Navarro concluyó en el Museo de la trufa de Metauten y; finalmente, la ruta en bici eléctrica del parque natural de Bardenas Reales estuvo acompañada de una cata de aceites ecológicos de Artajo.

RUTA DE LOS BÚNKERES

Cabe señalar en este punto, que una de las principales novedades que se incorporaron fue hacer recorridos relacionados con la Memoria Histórica y, más en concreto, con la línea de fortificaciones y búnkeres levantados a lo largo del Pirineo entre 1938 y 1958 que tiene como centro neurálgico la localidad de Auritz-Burguete.

Laguna-Pitillas-turismo-navarra-foto-Javier-Campos

La Laguna de Pitillas es perfecta para la observación de aves. (Foto: Javier Campos)

No obstante, el turismo de naturaleza no solo se detuvo aquí puesto que también sumó la posibilidad de observar aves tanto en la Laguna de Pitillas como en el Embalse de las Cañas de Viana. Y en su versión nocturna, estrellas y otros planetas desde San Miguel de Aralar, Valle de Roncal-Belagua, la Vía Verde del Vasco Navarro o el municipio de Lerín.

Como complemento de todo lo ya contado, también se realizó la actividad de geocaching que permitió descubrir más de 40 tesoros escondidos en las Vías Verdes, la Ruta de los Castillos y Fortalezas y en la Ruta del Románico. En fin, fue un plan ideal para familias en la medida en que aunaron paseos y juegos con geolocalización.

La Ruta del vino de Navarra también estuvo presente a través de diversas actividades entorno a este producto tan característico de nuestra tierra, como visitas a bodegas y viñedos, paseos en carreta o en buggy o sesiones de vinoterapia, catas y degustaciones, entre otras alternativas.

Espárragos copia

La rica gastronomía navarra da sabor a las escapadas turísticas. (Foto cedida por Turismo Gobierno de Navarra)

Y sin irnos más lejos, la capital navarra concentró el festival ‘Pamplona en flor’ donde se pusieron en valor sus parques y jardines de la mano de degustaciones, gastronomía y conciertos. Mientras, en el resto de Navarra, se celebraron buena parte de las jornadas, días y semanas sobre productos específicos entre las que sobresalió la mítica Jornadas y Fiestas de Exaltación de las Verduras de Tudela, o los días del espárrago de Fitero y Dicastillo, del rosado en San Martín de Unx o de la cuajada de Arraitz-Orkin, por citar algunos…

 

Noticia patrocinada por Gobierno de Navarra

Gobierno de Navarra

To Top