miércoles, 8 febrero 2023

Cultura Virtual, con Pablo Urbina y Cristina del Pozo

Quizá en el programa más íntimo y personal de todos los emitidos en Cultura Virtual, el director de orquesta Pablo Urbina y la pedagoga de danza y bailarina profesional Cristina del Pozo muestran sin tapujos sus preocupaciones respecto a la realidad que vive el sector más azotado por el Covid-19: las artes escénicas. El pamplonés, uno de los directores de orquesta más jóvenes de Europa, analiza su excepcional nueva normalidad, poniendo la mirada en los escenarios europeos: "La apuesta por la cultura en Centroeuropa es máxima. Entre medidas, mascarillas... Pero es mejor eso que cerrar los auditorios". Opinión que comparte Cristina del Pozo. Ella no duda en resaltar "la satisfacción personal" que le supuso compartir, durante el confinamiento, su método Feldenkrais entre los profesionales sanitarios.

Alberto Guzmán
5 diciembre, 2020

Artículo patrocinado por Laboral Kutxa

Dos invitados de excepción, un sector absolutamente afligido por la pandemia el coronavirus, y un mismo eslogan compartido: “La cultura no puede parar”. Quizá en el programa, hasta ahora, más íntimo y personal de todos los emitidos en Cultura Virtual, patrocinados por Laboral Kutxa, el director de orquesta Pablo Urbina y la pedagoga de danza y bailarina profesional Cristina del Pozo muestran sin tapujos sus sentimientos y preocupaciones respecto a la realidad que vive el sector más azotado por la Covid-19. Teatros cerrados, ensayos tras mamparas de plástico, miles de espectáculos cancelados… El pamplonés Urbina, uno de los directores de orquesta más jóvenes de Europa, analiza su excepcional nueva normalidad, poniendo la mirada en los distintos escenarios europeos. Desde Londres, donde el sector sufre todavía “más restricciones que en nuestro país”, hasta la Musikverein de Viena, que el próximo 1 de enero acogerá, entre mascarillas, el tradicional Concierto de Año Nuevo. “La apuesta por la cultura en los países de centroeuropa es máxima. Entre miles de medidas, mascarillas, distanciamiento, hidrogeles… Pero es mejor eso que cerrar los auditorios. La cultura no puede parar”, enfatiza.

Opinión que durante el formato, de treinta minutos de duración, comparte la bailarina Cristina del Pozo. Ella no duda en resaltar “la satisfacción personal y el enriquecimiento” que le supuso, tras tener que cancelar sus clases en la famosa Academia de Almudena Lobón, donde ejerce como docente, compartir su método Feldenkrais entre los profesionales sanitarios. Y de manera totalmente altruista. “Intentar que se sintieran bien, que pudiesen reconectar con ellos mismos, y que mantuvieran fuerzas para seguir adelante en su lucha fue para mí muy importante”, rememora del Pozo.

CUARTO PROGRAMA de CULTURA VIRTUAL, con Pablo Urbina & Cristina del Pozo:

 

 


To Top