De cañas tras el gym | Navarra Capital

domingo, 19 agosto 2018

De cañas tras el gym

El consumo de entre una y dos cañas al día para las mujeres y entre dos y tres para los hombres, podría favorecer la rehidratación sin afectar al rendimiento deportivo. Así lo señala el estudio ‘Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas’.

Cristina Catalán
Pamplona - 4 agosto, 2018

La cerveza es una opción para recuperar las pérdidas hidrominerales producidas tras el ejercicio físico.

La cerveza es una opción para recuperar las pérdidas hidrominerales producidas tras el ejercicio físico.

La alimentación influye directamente en el rendimiento del deportista, por eso las personas que practican ejercicio de manera profesional o amateur deben contar con una estrategia nutricional. De ahí que profesionales de la nutrición y el deporte han dado las claves para conseguir una alimentación y estilo de vida saludable durante una jornada celebrada en Pamplona organizada por el Centro de Estudios Olímpicos de la Universidad de Navarra, dirigido por el Centro de Información Cerveza y Salud.

La alimentación, la práctica de ejercicio físico, la importancia de la hidratación en el rendimiento deportivo y las relaciones sociales como parte de un estilo de vida activo fueron los temas abordados en la jornada ‘Nutrición y estilo de vida del deportista’, que tuvo lugar en el Casino Principal de Pamplona.

cerveza-salud-2

Los participantes que acudieron practicaron lo aprendido con un paseo saludable por el recorrido del encierro y un aperitivo mediterráneo maridado con cerveza. Sí. Cerveza. Y es que una de las conclusiones que se destacó en la jornada fue el papel del consumo moderado de cerveza en la recuperación tras la práctica de actividad física. Ésta, gracias a su composición y características organolépticas, podría ser una opción para recuperar las pérdidas hidrominerales producidas tras el ejercicio físico, siempre que se tome en cantidad moderada.

Los ponentes coincidieron en la importancia que tiene una adecuada recuperación de las pérdidas que se hayan producido durante el ejercicio. Entre ellas destaca el agua y las sales minerales que se pueden perder por el sudor en cantidades importantes. En este sentido, el profesor Manuel Castillo, catedrático de Fisiología Médica de la Universidad de Granada, subrayó la necesidad de “recuperar esas pérdidas por el efecto de reposición que tiene y porque determina una correcta regeneración de las estructuras dañadas, lo que mejora el rendimiento y previene lesiones”.

Además del agua, a raíz de las conclusiones del estudio ‘Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas’, el Dr. Castillo explicó que “la cerveza, tan habitualmente consumida, podría ser una opción para reponer las pérdidas de hidrominerales que se producen con el sudor y facilitar la recuperación gracias a las características organolépticas y los sustratos metabólicos que aporta esta bebida como son los antioxidantes, vitaminas del grupo B y aminoácidos”.

Por tanto, el consumo moderado de cerveza, una o dos cañas al día las mujeres y dos o tres los hombres, podría favorecer la rehidratación sin afectar al rendimiento deportivo.

Momento de la jornada

SINCRONIZAR Y PLANIFICAR

En palabras del Dr. Jesús Bernardo, médico nutriólogo especialista en nutrición deportiva y miembro de la Comisión de Nutrición y Hábitos del COE, “los deportistas deben sincronizar nutrición y entrenamiento para mejorar sus resultados, ya que solo a través de una correcta alimentación se garantiza el buen funcionamiento de todas las funciones metabólicas”.

Una de las estrategias recomendadas por el Dr. Bernardo, nutricionista de la selección española de hockey sobre patines, ganadora del mundial del 2013, fue la de planificar la alimentación previa a la competición. Para los días anteriores recomienda tomar hidratos de carbono, ya que aportan la cantidad óptima de glucógeno y aumenten la capacidad de resistencia, mientras aconseja evitar comidas ricas en proteínas o grasas porque requieren más energía para digerirlas y dificultan el vaciado gástrico. Para los aficionados que practican deporte semanalmente sugiere tomar alimentos ricos en hidratos.

Sin embargo, el Dr. Bernardo recordó que la importancia reside en “ordenar la ingesta de alimentos y no restringirlos, por lo que, si los hidratos de carbono son recomendables antes de practicar deporte para aumentar la resistencia, bebidas con alto contenido en agua y bajo contenido alcohólico como la cerveza tienen cabida tras el ejercicio para recuperarse del esfuerzo realizado”.

CUIDAR LA VIDA SOCIAL

Durante la mesa redonda, los conferenciantes también hicieron hincapié en el papel que el entrenamiento invisible y las relaciones sociales tienen en el deportista. Así, los asistentes conocieron de primera mano la experiencia personal del ex baloncestista, y ahora médico y Director de la Unidad de Medicina y Ciencias de la Actividad Física (MyCAF) de Vithas Internacional, el Dr. Juan Antonio Corbalán. “Saber compaginar las horas de esfuerzo y ejercicio con actividades de ocio que nos hagan disfrutar y desconectar, como salir a tomar unas cervezas con amigos o familiares, es fundamental para mantener el nivel y recodar que tenemos una vida a la que dedicarle tiempo fuera de la cancha”. Además, anima a seguir una vida activa en la que tenga cabida “una alimentación equilibrada, el deporte y las aficiones”.

Y para poner en práctica todos estos consejos, la jornada terminó con un paseo saludable por el recorrido del encierro de Pamplona disfrutando de una cerveza y un aperitivo mediterráneo.

cerveza-salud

To Top