viernes, 14 junio 2024

El coche sostenible ‘made in Navarra’ que hará repartos de última milla junto a un dron

El dron y el coche están conectados de forma autónoma, lo que permite que el primero pueda despegar para realizar un reparto y volver a aterrizar en el vehículo. El proyecto, que ha recibido una subvención superior a los 3,4 millones, ha sido desarrollado por NTDD (líder de la iniciativa), Zizu Desarrollos industriales, Fuvex, Anteral, Entecnia Consulting, Permanent Magnets, la UPNA y NAITEC. Además, según informó el Gobierno foral, NTDD ha finalizado los estudios preliminares para construir una planta de ensamblaje que introducirá el vehículo, bautizado con el nombre de Mosic, en el mercado.


Pamplona - 10 junio, 2024 - 14:00

NTDD, Zizu, Fuvex, Anteral, Entecnia, Permanent Magnets, Naitec y la UPNA han participado en el proyecto. (Foto: cedida)

El Departamento de Industria y de Transición Ecológica y Digital Empresarial ha financiado el desarrollo de un vehículo sostenible que, combinado con un dron, facilita el reparto de mensajería en entornos urbanos y rurales. El proyecto se llama Mosic y ha sido llevado a cabo por seis empresas y dos centros tecnológicos dentro del reto Volta de la convocatoria de proyectos estratégicos de I+D 2021-2024. El presupuesto y financiación inicial del proyecto fue de 2.053.031,35 euros y 1.411.764,22 euros respectivamente.

Según afirmó el Gobierno de Navarra, este proyecto se centra en «aportar una nueva solución para la distribución urbana de mercancías o de última milla, que son las que cubren el tramo entre el último lugar de almacenaje de un producto (centro de distribución) y el punto de entrega al consumidor final o al comercio minorista». Actualmente, las compañías logísticas «buscan optimizar estos repartos en ciudades donde se encuentran con limitaciones como la densidad del tráfico o las restricciones de las zonas de bajas emisiones.»

La solución que plantea el proyecto Mosic busca combinar un vehículo terrestre y sostenible, «dotado de alto nivel tecnológico», con un vehículo aéreo. Los dos están conectados de forma autónoma, lo que permite que el dron pueda despegar para realizar un reparto y volver a aterrizar en el vehículo. Este sistema favorece que el conductor «pueda parar el vehículo y controlar el dron aunque también permite el aterrizaje y despegue automático».

El vehículo terrestre fue íntegramente desarrollado y prototipado por el equipo conformado por el consorcio de empresas, lo que implica la realización de trabajos de diseño y simulación avanzados para  integrar en el modelo un sistema de powertrain inteligente basado en Robot-Wheel. Gracias a este, cada rueda del vehículo dispone de tracción, dirección, freno y suspensión independientes, con lo que se posibilitan maniobras especiales como el movimiento lateral o la maniobra de omnisteering (el vehículo es capaz de girar sobre sí mismo).

Cada rueda del vehículo dispone de tracción, dirección, freno y suspensión independientes, con lo que se posibilitan maniobras especiales como el movimiento lateral o la maniobra de omnisteering (el vehículo es capaz de girar sobre sí mismo)

Además de la integración con el dron, el vehículo terrestre está equipado con sistemas de conducción inteligentes, tanto para la selección de rutas (localización y detección de obstáculos en tiempo real) como para el confort y seguridad de la carga y ocupantes (sistemas inteligentes de suspensión). También posee un sistema de ruedas especial (tracción en las 4 ruedas independientes), que le permite aparcar en paralelo. «Con todas las cualidades mencionadas, el vehículo queda completamente listo para ser tripulado por sistemas de conducción autónoma», apuntó el Gobierno foral.

Por su parte, el dron integrado con el módulo de carga del vehículo terrestre tiene como una de las principales características un sistema de propulsión de largo alcance basado en hidrógeno. También tiene visión radar para detectar obstáculos en 180 grados y un sistema de posicionamiento que utiliza para un aterrizaje seguro en el vehículo terrestre, mientras este está en movimiento.

El proyecto ha sido desarrollado por seis empresas y dos agentes del SINAI. Las compañías participantes han sido NTDD (líder del proyecto), Zizu Desarrollos industriales, Fuvex, Anteral, Entecnia Consulting y Permanent Magnets. La Universidad Pública de Navarra (UPNA) y NAITEC son los agentes del SINAI que han participado y aportado sus conocimientos en este desarrollo.

DESARROLLO DE NUEVOS PRODUCTOS

«Gracias al desarrollo de este proyecto, las empresas participantes no solo han podido obtener conocimientos sobre este caso concreto en el que ahora buscan su industrialización, sino que han desarrollado nuevos productos que ya están comercializando. Por ejemplo, NTDD se ha reafirmado en su idea de industrializar el producto por lo que, en paralelo, gracias a la convocatoria para ayudas a la competitividad del Gobierno de Navarra, ha conseguido finalizar los estudios preliminares para la construcción de una planta de ensamblaje en Navarra que introducirá el vehículo Mosic en el mercado».

«El vehículo queda completamente listo para ser tripulado por sistemas de conducción autónoma»

Además, Anteral ha desarrollado radares de alta frecuencia que ya está comercializando en varios ámbitos, y Fuvex ha empezado a trabajar el hidrógeno como fuente de energía para sus drones. En cuanto a la parte más relacionada con la automoción, Zizu está aplicando a sus vehículos los sistemas de conducción creados dentro de este proyecto, Permagsa ha ampliado mercado en pequeños motores y Entecnia ha trabajado en el desarrollo de nuevos componentes para dar solución de frenos y suspensiones a sus clientes. Por último, NAITEC ha avanzado en el conocimiento sobre sistemas de navegación avanzado tanto por GPS como por cámaras.

Este proyecto se ha desarrollado gracias a la convocatoria de proyectos estratégicos de I+D 2021-2024, que anualmente publica la Dirección General de Energía, I+D+i empresarial y Emprendimiento, que depende del Departamento de Industria, y de Transición ecológica y Digital empresarial del Gobierno de Navarra. Esta ayuda «busca financiar proyectos de alto impacto que estén alineados con los sectores identificados en la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS4) de Navarra«. Para ello, se establecen ocho prioridades temáticas entre la que está el reto Volta, dedicado a la movilidad sostenible y conectada.


To Top