domingo, 16 diciembre 2018

“La mejora genética constituye una de las mejores inversiones en agricultura”

Elena Saenz García-Baquero, directora ANOVE ha ofrecido la ponencia “Innovar desde la semilla: la mejora genética vegetal”, durante la celebración del II Congreso Alimenta Meeting Point destacando la importancia de seguir investigando.

Cristina Catalán
Pamplona - 17 mayo, 2018

Elena Sáenz, directora de ANOVE

Elena Sáenz, directora de ANOVE

Elena Sáenz García-Baquero, directora de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), ha manifestado durante su intervención en el foro Alimenta Navarra Meeting Point que “la mejora genética constituye una de las mejores inversiones en agricultura”. ANOVE es la asociación que agrupa a las compañías y centros públicos dedicados a la generación de valor añadido en el sector agroalimentario a través de la investigación, el desarrollo y la explotación de nuevas variedades vegetales. La componen 55 entidades asociadas (3 centros públicos).

Su misión es representar en España al sector de la obtención vegetal apoyando la innovación y el desarrollo de la agricultura. ANOVE trabaja por una agricultura innovadora, competitiva y sostenible, que valore y tenga pleno acceso a la mejora vegetal, contribuyendo con ello a la seguridad alimentaria y el desarrollo económico de la sociedad. Hay que destacar que el valor estimado del  mercado español de semillas es de 650 M €, ocupando de este modo; el puesto 12º del mundo y tercero de  Europa.

El valor del  mercado español de semillas es de 650 M€, ocupando el puesto 12º del mundo y 3º de Europa.

INNOVACIÓN VARIETAL

Elena Sáenz García-Baquero, directora de ANOVE, ha explicado en su ponencia titulada “Innovar desde la semilla: la mejora genética vegetal”, que han sido múltiples factores los que han provocado el gran cambio en la agricultura en los últimos años, pero entre ellos, la innovación varietal ha contribuido más que todos los demás factores de producción unidos, según la FAO.

Según ha comentado, a la utilización de estas variedades mejoradas se atribuye el aumento de los rendimientos de producción y el “haber permitido que millones de familias pobres pudieran superar la triste perspectiva del proceso de desarrollo maltusiano de los recursos. En un estudio reciente sobre la investigación del arroz se establece que entre la mitad y los dos tercios de los aumentos de productividad obtenidos gracias al programa de investigación sobre el arroz hay que atribuirlos al mejoramiento genético.”

De este modo, Sáenz ha asegurado que el rendimiento de las inversiones en programas de fitomejoramiento ha sido muy elevado y que “el desarrollo de variedades mejoradas parece ser la clave para pasar de la fase CT-II a la CT-III en la formulación del capital tecnológico”.

mesa1-2

La mejora genética vegetal ha provocado un salto evolutivo en la agricultura”.

FUERTES INVERSIONES DE I+D+i

La directora de ANOVE ha explicado que se ha llegado hasta aquí gracias a las fuertes inversiones realizadas en programas de I+D+i y a que la mejora vegetal se ha profesionalizado dando lugar a la industria obtentora desde el siglo XIX. Cada año,  se protegen casi 3.000 variedades nuevas en la CPVO (Community Plant Variety Office). En 11 años se han registrado más de 26.000 nuevas variedades diferentes pero hay que tener en cuenta que el periodo de registro es superior al de la variedad  en el mercado y no llega a registrarse.

 

Al año, se producen en torno a 500 variedades nuevas de hortícolas. En España por ejemplo, hay más de 2.000 variedades diferentes de tomate. “Y es que como suele decirse, en un tomate hay mucha más tecnología que en un IPhone”.

El coste medio de desarrollo de una variedad en la UE es de 1 a 1,5 millones de euros y se necesita más de 10 años para llevarla a cabo. “El desarrollo de nuevas variedades sólo es posible con una inversión continua en los programas de investigación. El sector obtentor lidera a nivel global las inversiones en I+D”, ha señalado según datos de la Comisión Europea.

El coste medio de desarrollo de una variedad en la UE es de 1 a 1,5 millones de euros.

CONTRIBUCIÓN DE LA MEJORA GENÉTICA

Los retos para la obtención y la mejora genética se centran en satisfacer los requerimientos de agricultor, procesador y consumidor para una población creciente. Se estima una población mundial de 9.000 millones para el año 2050. Y los recursos del planeta son limitados.

La mejora genética contribuye al incremento de rendimientos (seguridad alimentaria, preservación biodiversidad…), a la resistencia a enfermedades (reducción en el uso de pesticidas…), a una mayor calidad organoléptica y nutricional; a la desestacionalidad; a la adaptación a zonas y condiciones de cultivo (sequía, cambio climático, salinidad…), etc. “Gracias a la mejora genética vegetal se han alcanzado incrementos anuales en la producción de entre 1 y 2 % en numerosos cultivos”.

Por ejemplo, se ha conseguido un incremento de más del doble en 28 años en rendimientos en el caso del maíz y tomate. También se ha producido un aumento en producción  en cultivo con escasa mejora genética como en el naranjo, del 40% en 28 años.

Alfredo Arbeloa y José Pío Beltrán

La mejora genética también contribuye a la adaptación a zonas y condiciones de cultivo, a la reducción del 40% en el consumo de agua, a la resistencia a enfermedades. Por ejemplo, se han producido unas pérdidas de producción mundial de alimentos de 85.000 M$ por patógenos y de 46.000 M$ por insectos. Según UK, la resistencia a enfermedades ahorra 100 M£/año en fitosanitarios.

Gracias a la mejora genética vegetal se han alcanzado incrementos anuales en la producción de entre 1 y 2 % en numerosos cultivos”.

Con la mejora genética también se consigue una mayor calidad, organoléptica y nutricional, como por ejemplo, nuevas variedades de fruta con alto contenido en antocianos y otros fitocomponentes y alto poder anti-oxidante.

Por último, la directra de ANOVE ha recordado que la protección intelectual de los derechos de obtentor es crucial para una contribución sostenible de la obtención vegetal y la disponibilidad de semillas. “La mejora vegetal y el uso sostenible y la conservación de los recursos genéticos son interdependientes”. Y ha terminado señalando que es imposible alimentar a 9.000 millones de personas con agricultura ecológica.

ALIMENTAR A 9.000 MILLONES DE PERSONAS

Posteriormente, ha tenido lugar la mesa redonda “El futuro de la agricultura: nuevas tecnologías, nuevos actores que alimentar” moderada por José María Garrido, socio director de Fresh Mentoring en la que han participado Nora Alonso, directora de Iden Biotechnology; Alfredo Arbeloa, director general del Grupo AN; Félix Bariáin, vicepresidente de ASAJA y presidente de UAGN y José Pío Beltrán, profesor de investigación del CSIC y director del laboratorio de Biología reproductiva y Biotecnología del Instituto de Biología Molecular y Celular de plantas. 

Nora Alonso ha destacado que “la mejora genética es fundamental. Todavía hay mucha producción que se pierde por motivos ambientales”.

Nora Alonso

Beltrán ha advertido: “Cuidado con sentirnos seguros de que somos autosuficientes. Como se ha señalado, para desarrollar una nueva variedad, son necesarios una media de 10 años y para 2050 habrá 3.000 millones de personas más en el mundo. Ustedes deben hacer lo posible para que no se pierdan el 30% de los alimentos en los hogares, en aumentar la resistencia a plagas, et. Pero ¿la solución está en la variedad genética? Yo no veo todavía la manera de que seamos capaces de producir lo suficiente para alimentar a esos 3.000 millones más de población que se estima”.

Beltrán, CSIC: “Cuidado con sentirnos seguros de que somos autosuficientes”.

Félix Beriáin ha comentado que casi el 60% de los agricultores tiene más de 60 años y sólo el 6% tiene menos de 35 años en Europa. “Hay que pensar si estos agricultores podrán alimentar a esos 9.000 millones de personas”.

El director general del Grupo AN ha destacado la importancia de la experiencia del consumidor. “Hoy tenemos todos los datos de consumo. Y nuestra sociedad hoy día está afectada por muchas enfermedades como obesidad, diabetes… que están ligadas a la alimentación”.

Beltrán ha añadido que es muy importante la colaboración entre empresas y centros de investigación como ya se está llevando a cabo en otros países como por ejemplo los nórdicos. “En CSIC hemos comenzado a introducir laboratorios para empresas privadas, investigadores de empresas privadas que trabajan con investigadores del sector publico para que haya una colaboración. Esto va a ser prioritario y se van a producir numerosas innovaciones. Este tipo de operaciones no las veo en España. No digo que haya que invertir más, si no que hay que ponerse a trabajar de manera conjunta. Hay mucho conocimiento en laboratorios públicos que debe transferirse”.

La directora de Iden Biotechnology ha terminado señalando que “debemos tener un conocimiento transversal de la cadena alimentaria. Tener una visión mucho más amplia en los diferentes sectores”.

Para acceder a más información de Alimenta Navarra Meeting Point 2018 … LEER AQUÍ


To Top