domingo, 23 febrero 2020

La UN espera alcanzar el “equilibrio económico” el próximo curso

Este lunes, la entidad hizo pública su memoria económica del curso 2018-2019. Los ingresos aumentaron en 55,2 millones hasta sumar un total de 498,74 (+12 %). Pero el ejercicio terminó con un resultado negativo de 16,2 millones debido a "proyectos de envergadura" como el campus de Madrid, que supuso una inversión de 32,6.

Redacción
Pamplona - 3 febrero, 2020

Edificio Central de la Universidad de Navarra

Edificio Central de la Universidad de Navarra. (Foto: archivo)

Durante el curso 2018-19, la Universidad de Navarra aumentó su actividad económica un 12 % con respecto al curso anterior. Además, cuenta con 6.070 profesionales, de los que 4.173 trabajan en Pamplona. Así se desprende de los datos publicados en la memoria económica del curso pasado, que resume la actividad de los cuatro campus situados en la capital navarra, San Sebastián, Madrid y Barcelona, así como en las sedes internacionales del IESE.

La entidad cuenta con 6.070 profesionales, de los que 4.173 trabajan en Pamplona.

Los ingresos de la universidad aumentaron en 55,2 millones de euros, de modo que la cifra total ascendió a 498,74 millones. Fruto de ese incremento, los gastos de explotación “crecieron a un ritmo similar” y se situaron en 515 millones.

El resultado, según analizó la entidad, supone “una mejora respecto al curso anterior por la evolución de los ingresos generados en el campus de Madrid, aunque es todavía negativo en 16,2 millones de euros, frente a los -17,8 del pasado ejercicio”.

El gerente del centro académico, Isidro Abad, explicó que ese resultado negativo “se debe a que la universidad acometió proyectos de envergadura, especialmente el nuevo campus de Madrid”. Este “ambicioso” plan supuso “una inversión de 32,6 millones de euros en el curso 2017-18 y el gasto se va incorporando poco a poco en los presupuestos ordinarios”. De ahí “el déficit de los dos últimos años”, argumentó.

Asimismo, señaló que “afortunadamente el ritmo de la actividad es positivo” y se espera alcanzar un “equilibrio económico” en el curso 2020-21. “Además, esta tendencia permite que la universidad se pueda plantear afrontar otros proyectos”.

CRECIMIENTO EN NÚMERO DE ALUMNOS

El aumento de ingresos responde, en buena parte, al crecimiento del número de alumnos en Pamplona y Madrid, al mayor volumen de pacientes en la clínica tanto en Pamplona como en la nueva sede de la capital, “a la generosidad de los donantes” y al “incremento de proyectos de investigación con mayor financiación”.

Los ingresos en docencia, incluyendo al IESE, alcanzaron los 200 millones de euros, 11,1 más que en el curso 2017-18.

Los ingresos de actividad aumentaron en todos los centros con respecto al ejercicio anterior. En la clínica, sumando asistencia e investigación, ascendieron hasta los 214,3 millones (34,3 más); en el IESE alcanzaron los 114,9 millones (3,4 más); y en los centros académicos, 174,4 millones (17,5 más).

En el cómputo general, los ingresos en docencia, incluyendo al IESE, fueron de 200 millones de euros, con un crecimiento de 11,1 millones respecto al curso 2017-18. Esto se debe, en parte, “a la consolidación de la oferta académica en Pamplona y San Sebastián y a los nuevos programas máster impartidos en el campus de Madrid”.

Asimismo, un total de 12.486 particulares y empresas confiaron su donación económica a la universidad, lo que permitió destinar 23,3 millones de euros a diferentes proyectos. De estos, 6,9 millones sirvieron para la financiación de becas y 9,6 se destinaron a la investigación.

Entra aquí para saber más sobre la empresa en Navarra. 


To Top