viernes, 1 marzo 2024

Sexualmente saludable

El 14 de febrero ya ha quedado atrás, pero cualquier ocasión basta para celebrar el amor. Hacerlo en plenitud, sin embargo, implica necesariamente cuidarnos con consciencia. Dentro de esa tarea se integran dos pilares fundamentales: el ejercicio físico, que aporta resistencia y libera endorfinas, y una dieta equilibrada, rica en antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos saludables.


Pamplona - 18 febrero, 2023 - 00:09

Según Nutritienda, media hora de ejercicio al día "reduce a la mitad la posibilidad de sufrir disfunción eréctil". (Fotos: cedidas)

El sexo es una fuente de salud y bienestar físico, ya que durante este acto «se liberan ciertas hormonas que contribuyen a disminuir la ansiedad, a fortalecer el sistema inmune, a mejorar el aspecto de la piel y el pelo, a aumentar la musculatura o a reducir el insomnio». Según datos que maneja Nutritienda, hacer media hora de ejercicio al día «reduce a la mitad la posibilidad de sufrir disfunción eréctil«. Mientras tanto, las personas sedentarias «son más propensas a sufrir problemas vasculares». Pero no solo eso: el ejercicio «mantiene el corazón y las arterias sanas y disminuye el estrés, reduciéndose otros problemas físicos relacionados con la sexualidad como la eyaculación precoz, la falta de lubricación o la anorgasmia».

Además, el ejercicio «libera endorfinas, aumentando la probabilidad de experimentar un mayor nivel de satisfacción sexual«. Como todo en la vida, el exceso siempre es malo. Realizar demasiada actividad física «puede provocar el efecto contrario, llegando en ocasiones a reducir la testosterona».

Ciertos ejercicios o deportes ayudan a fortalecer algunos músculos «fundamentales para la función sexual». Los abdominales hipopresivos fortalecen el suelo pélvico, mientras que el running y la natación activan la circulación sanguínea y el pilates y el yoga ayudan a ganar flexibilidad. En este sentido, el equipo de Nutritienda elaboró una lista que desglosa «cuáles son los mejores ejercicios que podemos realizar para tener una noche en pareja perfecta».

1. Abdominales
Los abdominales proporcionan una mayor estabilidad y darán «un mejor empuje en el sexo». En concreto, el abdomen «controla la zona del recto genital», por lo que al fortalecerlo con ejercicios «se desarrolla más sensibilidad en el área y mayor resistencia ante el cansancio». El objetivo, según el portal, es conseguir hacer tres series de unas veinte o veinticinco repeticiones.

2. Pushups (lagartijas)
Se trata de un ejercicio que trabaja principalmente el pecho y tríceps, aunque también se involucran el resto de músculos. Se pueden repetir tres series de diez o quince repeticiones.

3. Elevaciones de cadera (Bridges)
Con las elevaciones de cadera «se activan los músculos de la pelvis, por lo que se intensificarán las contracciones orgásmicas». Además, con este ejercicio se consigue «una mayor flexibilidad en la espalda, ya que fortalece la zona lumbar, los muslos, la pelvis y los glúteos». Lo ideal es hacer tres series de quince repeticiones.

4. Extensiones de los tríceps
Las extensiones de los tríceps «sirven para fortalecer la parte superior del cuerpo y los tríceps», por lo que quien las realice «tendrá más fuerza y le será más fácil sostenerse». Se pueden hacer tres series de doce o quince repeticiones.

5. Peso muerto (Deadlift)
El peso muerto «hace que se fortalezca la espalda y se gane en flexibilidad, dando al cuerpo más estabilidad y mejorando la resistencia a la hora de practicar sexo». Se recomienda hacer tres series de diez o doce repeticiones.

6. Inclinaciones del torso laterales
Las inclinaciones del torso laterales «fortalecen los músculos oblicuos del abdomen y la zona central del cuerpo», por lo que «aportarán mucha resistencia y flexibilidad, dando más empuje y aguante». Se pueden hacer tres series de veinte repeticiones cada una en cada lado.

7. Sentadillas
Con las sentadillas «se ejercita de manera completa los glúteos y los cuádriceps». Se pueden hacer tres series con 8 o 12 repeticiones.

8. Embestidas laterales
Las embestidas laterales «fortalecen las piernas y la parte interior de los muslos». Por ello, resultan «un ejercicio fundamental para facilitar el orgasmo». Se pueden hacer tres series con diez repeticiones.

En cualquier caso, si surgen dudas sobre cómo realizar correctamente estos ejercicios o se necesita una adaptación del ritmo a las necesidades de cada uno, lo ideal es recurrir a un entrenador personal o a un monitor su gimnasio de confianza.

Al margen de la actividad física, «existen multitud de alimentos» que pueden ayudar a tener una noche de San Valentín para el recuerdo. Algunos «fundamentales para aumentar el deseo sexual», según Nutritienda, son los siguientes:

– Fresas
Las fresas son un alimento «muy nutritivo, con un alto contenido en polifenoles y vitamina C». Esta última «tiene una gran acción antioxidante y contribuye a disminuir el cansancio, lo que ayuda a aumentar el deseo sexual».

– Aguacate
El aguacate es un alimento rico en ácidos grasos saludables, en vitaminas B6 y C, «que ayuda a disminuir la fatiga». También contiene magnesio, «que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso». Además, es un «potente antioxidante» ya que tiene vitamina E. Conocida como la “vitamina del sexo”, esta «mejora la vitalidad al favorecer el flujo sanguíneo e incrementa el deseo sexual».

– Cacao
El cacao es considerado uno de los alimentos más estimulantes ya que contiene metilxantinas, unas sustancias «con capacidad para estimular el sistema nervioso». Es el alimento «ideal para recuperar el deseo sexual, ya que su delicioso sabor puede hacer que se liberen endorfinas». ¡Ojo!, hay que tomarlo en su justa medida.

– Ostras
Las ostras son uno de los moluscos más demandados en San Valentín. Uno de los motivos por los que son consideradas afrodisiacas es por ser fuente de zinc. Su consumo «interviene en la producción de testosterona, principal hormona sexual de los hombres». Además, son fuente de otros nutrientes como los ácidos grasos omega 3, niacina, y vitamina B12 y son ricas en hierro.

– Miel
La miel siempre ha sido considerada como uno de los mejores alimentos para despertar el deseo sexual. De hecho, se rumorea que en la antigüedad se tomaba miel después de casarse para aumentar la fertilidad y que de allí viene el término de ‘luna de miel’. Es rica en vitaminas B y C, contiene flavonoides y fenoles por lo que es un buen alimento antioxidante.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.

Archivado en:

Salud Navarra ·


To Top