jueves, 2 diciembre 2021

Tudela demanda un Campus que revitalice e impulse la Ribera de Navarra

Un estudio encargado por el Consistorio tudelano buscará identificar experiencias de éxito en universidades diseminadas que puedan servir como "ejemplo" y "modelo" para su caso.

Germán Pérez
Tudela - 29 septiembre, 2017

Imagen de Carlos Gimeno, del grupo socialista y del alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, en el Consistorio ribero. (FOTO: Germán Pérez)

El alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, y el parlamentario socialista  Carlos Gimeno, como socios del gobierno municipal y en conferencia de prensa, han presentado las líneas de trabajo que va a seguir el ayuntamiento para impulsar el campus de Tudela. Ambos criticaron su exclusión del Plan Estratégico de la Universidad Pública de Navarra, UPNA y pidieron crear nuevos grados ligados a las necesidades territoriales.

Se trata de “una propuesta positiva“, así la han calificado, que incluye 2 acciones que “queremos poner al servicio de la Universidad“. La primera consiste en un estudio, encargado a la consultoría INPACTOS, que tiene como objetivo “identificar experiencias de éxito en universidades de campus diseminados, como es el de la UPNA en Tudela“.

En segundo lugar, han anunciado la creación de una jornada de reflexión y sensibilización, en la que podrán participar diferentes agentes, “para ver qué modelo es el más necesario para Tudela”.

Larrarte recordó que, como ayuda, “vamos a contar con la  Estrategia de Desarrollo Comarcal, impulsada por el consorcio EDER“.

“La Universidad no puede quitar la mirada sobre las necesidades de los territorios”, solicitan los promotores del estudio sobre el Campus ribero.

El encargo pondrá la mirada en universidades nacionales e internacionales ubicadas en territorio comunitario. Como campus dispersos más próximos, se mencionaron los de Zaragoza-La Almunia, Soria-Valladolid y los ligados a Gerona y Mondragón.

Además, se van a valorar modelos de gestión, como el fomento empresarial de las universidades catalanas, las incubadoras de la Universidad de Deusto, el coworking de la Universidad Politécnica de Valencia o las cátedras que tiene la UPNA sobre colaboración con empresas, entre otros.

El campus de Tudela se ha quedado al margen del último Plan Estratégico de la UPNA. El alcalde lamentó “no haber estado en ningún foro para aportar ideas, a pesar de que les expusimos nuestro deseo de participar. Se ha perdido una oportunidad de cara a conseguir convertirlo en un destacado agente socio-económico para la Ribera“.

En opinión de Carlos Gimeno, “la Universidad debió de revisar su modelo antes de haber presentado el citado Plan“. En este sentido, instó a la UPNA a “tener una mirada vertical hacia este espacio universitario; queremos singularizarlo. En este momento, las necesidades de la sociedad no se ajuntan a las necesidades de la Universidad“.

Larrarte considera que el dinero no debe ser la excusa que frene la ambición sobre su desarrollo: “No todo pasa por un incremento económico, que es el miedo que puedan tener. Es cuestión de trasladar ideas y, entre todos, poner en valor diferentes asuntos. En cualquier caso, recuerda, el acuerdo de financiación plurianual aprobado para la UPNA,  que le da estabilidad económica, es un buen instrumento para afrontar el futuro universitario de Tudela“.

“Queremos Que la Ribera sea verde en producción agroalimentaria y en estudios universitarios”.

CAMPUS  VERDE

La UPNA anunció, recientemente, la oferta de nuevos estudios universitarios. Ninguno se podrá cursar en Tudela. Enenko Larrarte expresó así su malestar: “La UPNA se precia de tener libertad de cátedra. Pero este centro, que bebe de los presupuestos públicos, debe de estar al servicio de los ciudadanos. No puede quitar la mirada sobre  las necesidades de los territorios. El desarrollo socio-económico de la Ribera redundará en el resto de Navarra“.

Nos parece bien que se avance en estudios sobre la implantación de Medicina o en la creación de más grados, pero, la vez, me parece que hay que trabajar otros aspectos, como son la especialización, la integración y la internacionalización. Y el campus de Tudela no cumple ninguna de estas tres máximas“, añade Gimeno.

Campus UPNA Tudela

La agroalimentación constituye uno de pivotes que  define la economía de Tudela y su Ribera. Esto, unido al desarrollo de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) y al prestigio del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), debería de ser un acicate para la creación de nuevos grados en Tudela, defienden Larrarte y Gimeno.

Por este motivo, Carlos Gimeno solicitaque la Ribera sea verde no solo en productividad agroalimentaria, sino, también, que sea verde  en estudios universitarios“.

DISTANCIAMIENTO

El origen de este “distanciamiento” con la UPNA nace casi a la par del momento (2007) en  que se ejecuta el acuerdo de Parlamento de Navarra (2002) que ordena la creación de la extensión a Tudela, que hoy imparte los grados de Fisioterapia e Ingeniería en Diseño Mecánico.

Para Larrarte, el modelo con el que se creó no fue el más acertado, pues no tuvo en cuenta los polos de desarrollo estratégico de la comarca“.

Sobre el valor que genera el campus en la Ribera, asegura que “es cierto que viene mucha gente a estudiar Fisioterapia, pero, al mismo tiempo, no existe un espacio para fijar ese conocimiento: vienen, estudian y se van. En cuanto al grado de Ingeniería, la UPNA no va de la mano de las empresas” a la hora de transferir ese conocimiento al territorio“, sentencia.


To Top