sábado, 22 julio 2017

De Pamplona a Tokio haciendo surf

El presidente de la Federación Española de Surf, Carlos Jorge García, que apadrinó la presentación del Navarra Surf Club, se muestra ilusionado por la promoción que dará a su deporte su inclusión en los Juegos Olímpicos.

Miguel Bidegain
Pamplona - 24 junio, 2017

carlos-jorge-garcia-surf

No tienen playa, pero los practicantes y aficionados al surf de Navarra ya cuentan con un club donde intercambiar experiencias, aprender más sobre este deporte y participar en las actividades que organice. El Navarra Surf Club, que tendrá su sede en las instalaciones del polígono industrial de Noain de uno de sus promotores, el fabricante de tablas Lamoona, fue presentado en un acto que contó con la presencia del presidente de la Federación Española de Surf, Carlos García Gómez, y de Primitivo Sánchez, subdirector del Instituto Navarro de Deporte y Juventud.

Iosu Artazcoz, presidente del Club, señaló que si se ha creado es, precisamente, “porque no tenemos mar y los surfers navarros necesitábamos un punto de encuentro”. Y también porque no es un deporte como los demás, “es un estilo de vida, una forma de sentir y contar con un club nos sirve para compartir una pasión y unos valores que nos unen”, como el respeto, el rechazo a cualquier forma de discriminación, la amistad o la solidaridad, además del respeto de la naturaleza: “El surfista tiene una sensibilidad especial porque es consciente del vínculo de conexión que existe entre este deporte y el medio ambiente, no puede ser de otra forma porque se practica en el mar. Por eso todas las actividades que desarrolle el Club van a tener como base el respeto a la naturaleza y el cuidado del medio ambiente”.

El surf es el deporte que más ha crecido en cuanto a participantes en España, según el presidente de la Federación

Carlos García charló con Navarra Capital y nos transmitió su alegría por la creación del club, y destacó el hecho de que sea en una región sin costas. Indicó que es una muestra del auge de este deporte, que es el que más ha crecido en cuanto a practicantes en España: en los dos últimos años han aumentado un 300%, “aunque son pocos los que obtienen la licencia, y eso es un riesgo porque puede suponer que no tengan la preparación suficiente, hay que aprender a practicarlo para que no se produzcan accidentes, y para eso, entre otras cosas, está la Federación”.

El surf, en general, vive una época de auge que ha llevado al Comité Olímpico Internacional a incluirlo entre los deportes de los Juegos de 2020, que se disputarán en Tokio. “El surf pretende quedarse de forma permanente como deporte olímpico, formar parte de esa élite”, comentó el presidente de la Federación, que confía en ver algún surfista español en las competiciones aunque sabe que es difícil: “Aún no conocemos las normas para clasificarse, pero hay que tener en cuenta que son 84 las plazas, al 50% para chicas y chicos, y hay países con un nivel impresionante”. ¿Es bajo el de los españoles? “No, a nivel europeo tenemos varios campeones, 6 o 7 chicas de primer nivel, y se está trabajando muy seriamente con chavales de 13 y 14 años en las escuelas, pero aún nos falta experiencia en competiciones internacionales.

El reconocimiento como disciplina olímpica, y sobre todo si se clasifica algún surfer español, podría hacer que llegasen más recursos a una Federación creada en 1999: “Aún no tenemos 20 años, somos muy jóvenes y por tanto nuestros medios son escasos, necesitaríamos más fondos para mejorar la tecnificación de los equipos”, señala Carlos García, quien en cualquier caso anima a practicar algo que, como Iosu Artázcoz, define como un estilo de vida: “Por encima de todo está la amistad, la solidaridad, el respeto a los compañeros y a la naturaleza… después y además está el deporte”.

A los surfistas les une su pasión por el mar y unos valores que hacen que su deporte sea un estilo de vida

Asimismo el surf es sinónimo de salud, física y mental: “Mediante la práctica de este deporte, que puede hacerse individualmente o en grupo, siempre en contacto con la naturaleza, se fomenta un estilo de vida saludable, que también ayuda a generar unos valores y responsabilidades en el aspecto personal que ayudan a mejorar la relación con el entorno social”, argumentó Artazcoz.

Como es lógico, buena parte de las actividades que promueve el Club están orientadas a la práctica del surf, y para facilitarla ha establecido vínculos con otros clubes y escuelas de Zarautz, Somo o Hendaia, entre otros. “Además, organizamos viajes personalizados y quedadas para fomentar y dinamizar las relaciones entre surfistas de Navarra, así como realizar salidas para ir a surfear o prepararse técnicamente, físicamente y psicológicamente con la finalidad de mejorar y alcanzar nuestras metas en el surf”.

El Navarra Surf Club nace con tres monitores con titulaciones nacionales e internacionales, socorristas titulados, técnicos deportivos, monitores en actividades de ocio y tiempo libre para realizar salidas y campamentos, y por supuesto surfistas, algunos con más de 15 años de experiencia sobre las olas. Comparten su pasión por el mar y animan a quienes también la sienten a subirse con ellos a la ola.

federacion-navarra-surf1

Archivado en:

deporte · Lamoona · Navarra Surf Club · ocio · Turismo ·

To Top