sábado, 17 febrero 2018

Mikel Aramburu: “No me consta que el cuatripartito piense reducir impuestos”

El consejero de Hacienda, satisfecho tras haber podido revertir la pésima situación financiera de Navarra, rebate las críticas a la reforma tributaria y anuncia que 2017 se cerró con superávit.

Miguel Bidegain
Pamplona - 31 enero, 2018

Mikel Aramburu, fotografiado en su despacho. (FOTOS: Ana Osés).

Mikel Aramburu, fotografiado en su despacho. (FOTOS: Ana Osés).

– El año finalizó con la buena noticia del acuerdo con el Estado sobre el Convenio Económico, y 2018 llega con el anuncio de unos excelentes resultados de recaudación por parte de la Hacienda navarra. Supongo que debe sentirse satisfecho…

-Sí, la verdad es que es como para estar satisfechos como Gobierno y particularmente el Departamento de Hacienda. Cuando llegamos la tesorería era de 50 millones, es decir, terminaba el año con algo de dinero pero como a partir de enero había que pagar facturas y nóminas por un importe mayor el remanente era negativo, hace un par de años fue de 200 y pico millones y el año pasado de 183. Y así hemos estado durante 10 años.

Esto nos obligaba a acudir al endeudamiento, a la financiación a corto plazo hasta que llegara la recaudación de febrero y marzo para compensar esa falta temporal de liquidez. Ahora, con la buena recaudación de 2017 y la regularización del Convenio estamos en tesorería positiva. Tengo que confesar que hace dos años no era yo tan optimista porque la situación era muy muy muy mala, a pesar de que la economía iba bien las cuentas estaban muy comprometidas, sin tesorería, con una deuda terrible, con los tipos de interés como estaban…

-Hacienda va a poder adelantar la devolución del IVA a las empresas. Quizás eso ayude a que amaine el descontento de los empresarios con la reforma tributaria de su Gobierno.mikel-aramburu-hacienda-navarra-25

-Los exportadores adelantan el IVA que soportan en sus compras y servicios, que hay que devolvérselos porque las entregas de bienes están exentas. La Ley dice que debe hacerse en 6 meses y nunca los hemos superado, pero Gobiernos anteriores decidieron, por falta de tesorería, alargar la devolución y nosotros queremos reducirla.

Para quienes no llegan a los 70.000 euros hay que devolverles en dos meses y lo estamos haciendo en mes y medio, y para los que los superan en cuatro meses, a éstos queremos hacerlo también en mes y medio. Si han hecho un esfuerzo durante este tiempo es de justicia compensarles. Pero no, no tiene nada que ver con la reforma fiscal.

“El Impuesto sobre Sociedades es menos gravoso en Navarra que en otros territorios”

-Es evidente, pero sí existe un descontento del empresariado con la nueva tributación.

-Creo que se ha exagerado demagógicamente, porque la reforma que afecta a las empresas es la del Impuesto sobre Sociedades, que grava sus beneficios y que en Navarra es menos gravoso que en otros territorios porque tenemos beneficios fiscales, reducciones en base y deducciones en cuota, que no hay en otros lugares. Lo que hemos hecho ha sido reorganizar esos beneficios fiscales, porque hemos visto que algunos no respondían al fin para el que estaban previstos y por ahí perdíamos recaudación.

-¿La reducción de las deducción por creación de empleo, que ha sido calificada de sorprendente, sería uno de esos supuestos?

-Sí, ese es un ejemplo de las que no funcionan. Porque puedo recibir 5.000 euros por contratar a un trabajador y a los dos años lo despido, y entonces es contratado por otra empresa que vuelve a generar la deducción de 5.000 euros. Y no hemos creado empleo. El cuatripartito le ha puesto unas condiciones, que sea empleo de calidad, que el salario sea 1,7 veces el SMI, que al menos esté dos años…

Esa deducción hace ya años que se suprimió en el régimen común, sólo la manteníamos nosotros. En cualquier caso, es normal que un empresario quiera maximizar sus beneficios y por ello pagar menos impuestos, pero los datos de recaudación indican que el efecto de las modificaciones tributarias en el Impuesto de Sociedades no es llamativo.

“Hace dos años no era yo tan optimista porque la situación era muy muy muy mala”

-¿Cree entonces que esas críticas se deben más bien a criterios ideológicos?

-Sí, sí, evidentemente, hay un sector del empresariado que está más cómodo con las posiciones liberales.

Pero el empresario que trabaja para sacar su negocio adelante está preocupado por su empresa, y lo que quiere es seguridad jurídica y honestidad y rigor en su relación con Hacienda, y eso es algo que nosotros les garantizamos.

-¿Es cierto que la tributación ha hecho que un cierto número de empresas hayan salido de Navarra?

-No. Vamos a ver, solo una parte del aumento de la recaudación se debe a la reforma tributaria, sobre todo viene de la mejora de la economía y eso desmonta todas esas teorías de que las empresas se van. Bueno, pues no, se quedan, son leales, hay confianza empresarial… claro que tampoco ha habido aquí una revolución, ni muchísimo menos.

NAVARRA Y SU CARGA FISCAL

-También ha recibido críticas el nuevo IRPF, sobre todo por el trato fiscal a las familias…

-Desde determinadas ideologías se nos reprocha el cambio que hicimos en el sistema de tratamiento de las familias al pasar de las reducciones en base a deducciones en cuota, que era el que teníamos antes en Navarra, es decir, un hijo te deduce una cantidad, la que sea, para todos igual, pero hace quizás 20 años la derecha introdujo el mínimo vital de tal forma que se decía que por hijos hay un mínimo exento, se reducía la base y a partir de ahí gravamos el impuesto.

En un tributo progresivo como el IRPF, si quito un mínimo lo que estoy haciendo es restarlo de la parte alta de la tarifa de tal forma que los hijos de los ricos valen más que los de los pobres. Cuando se introdujo esta modificación los socialistas se opusieron y ahora curiosamente nos critican por la vuelta a la anterior situación, bueno, se lo han estudiado y creo que han cambiado de opinión. Con la reforma salen algo perjudicadas las familias de clase media-alta pero se beneficia el resto, claro que si quieres echar leña al fuego…

“Las empresas no se van, son leales, hay confianza empresarial, claro que aquí no ha habido una revolución”

-Ya hay quien dice que como salido tan bien las cuentas del año 2017 se debería rebajar la carga fiscal. ¿Es viable?

-El PP está insistiendo en eso… Hay que recordarles que no podemos tocar los impuestos indirectos, que además son regresivos, el 21% del IVA de una camisa lo tengo que pagar igual si gano 19.000 euros que si gano 81.000, el consumo está más gravado para las rentas más bajas, por eso le respondo al PP que nos baje el IVA y podríamos reequilibrar las cuentas con un mayor peso de los impuestos directos.

Veremos cómo va el año, pero no me consta que el cuatripartito esté pensando en esa rebaja, todavía hay mucho gasto comprometido, mucho gasto social, inversiones, hay mucho que hacer para acercarnos a los países que admiro, los del norte de Europa por ejemplo, que tienen unas presiones fiscales más altas. Retoques se pueden hacer, siempre, pero más no creo.

-Informó de la recaudación de 2017 pero ¿cómo han ido los gastos? ¿Cómo se va a cerrar el balance del año?mikel-aramburu-hacienda-navarra-3

-Las cuentas no se cierran hasta marzo pero ya podemos ver que vamos a tener superávit, los gastos se han ajustado al presupuesto y como hemos tenido más ingresos disponemos de ese remanente de tesorería con el que no contábamos desde hace 10 años.

NAVARRA Y EL ESTADO

-El resultado de la negociación del Convenio Económico parece demostrar que tenía razón en las tesis que defendía.

-Yo soy un estudioso del Convenio y tenía el prurito de hacer las cosas tal y como se establece en la metodología del que firmamos en el año 1990. Emprendimos un estudio costoso de análisis, partida por partida, del Presupuesto estatal para tener una base sólida en la negociación, que también tiene tintes políticos, presiones de las comunidades del régimen común, otras inconfesables de otras partes…

Bueno, pues fuimos con un espíritu de transparencia y de honestidad: estas son las cuentas, y creo que el equipo del Ministerio también lo ha entendido así. Son muy duros, esté quien esté, con el PSOE pasaba lo mismo, el que es centralista es centralista y desde hace 176 años nos ven como una anomalía.

-La posible prórroga de los Presupuestos del Estado ¿puede tener alguna consecuencia negativa para Navarra?

-Hombre, podemos tener un problema porque en nuestro Presupuesto figura la subida para los funcionarios que anunció el Ministerio, el 1,5%, pero no podemos aplicarla mientras no aprueben sus Presupuestos porque es legislación básica. En el resto no porque tenemos soberanía tributaria.

“Los 215 millones no nos los vamos a poder gastar, pero creo que una parte sí”

-¿Ha decidido ya el Gobierno qué va a hacer con los 215 millones de la liquidación del Convenio?

-Estamos condicionados por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que impide gastar todo el superávit, una parte la tienes que destinar a amortizar deuda. Estos 215 millones son contablemente ingresos de 2017 pero no pudimos gastarlos porque el acuerdo se firmó el 27 de diciembre, y para 2018 tenemos el Presupuesto cerrado. Esos 215 millones están en tesorería, bueno y algo más porque también hemos recaudado. ¿Podemos hacer ahora ampliaciones de crédito porque contamos con esa tesorería? La regla de gasto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria dice que no, pero esa regla no está metodológicamente desarrollada para las comunidades autónomas, sí para los ayuntamientos.

Tenemos que consultar a la Intervención General de la Administración del Estado, que normalmente te va a decir que no, y como tenemos dudas vamos a hacer un equipo de trabajo del cuatripartito para explorar esa regla de gasto porque podría haber más opciones de las que inicialmente parecía.

Si tengo ingresos extras que vienen de una modificación tributaria permanente eso sí que lo puedo gastar, y como tengo mayor recaudación porque he subido los impuestos esa parte puedo. Pienso que también debíamos computar nosotros el superávit de los ayuntamientos… Vamos, los 215 millones no nos los vamos a poder gastar pero una parte sí, vaya, creo, no sé… Luego habrá que ver en qué y de qué forma.

¡OJO, QUE SOMOS DISTINTOS! mikel-aramburu-hacienda-navarra-17

La relación de la Hacienda Tributaria foral con la Agencia Tributaria del Estado es “muy buena, continua y total”, pero las cosas son algo más difíciles con la Intervención General de la Administración del Estado, que es la intérprete de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, en definitiva del déficit, la deuda y la regla de gasto: “La IGAE está siempre muy muy pendiente del cumplimiento de la normativa por parte de todas las comunidades y de todas las entidades locales, y a la primera que detectan algo enseguida te advierten”.

Aranburu señala que en el caso de Navarra “no tenemos mayores problemas, sí alguna discrepancia muy de técnica jurídica”. El consejero de Hacienda se queja de que “nos tratan a todos igual y a veces se ve en determinadas cartas que te llegan que las han mandado a todas las comunidades autónomas y tienes que decirles ¡ojo! que somos distintos, porque tu no me están financiando”.

Para acceder a más información sobre la Fiscalidad de Navarra … Leer Aquí

To Top