jueves, 27 enero 2022

Así exporta carne Navarra

Tras la entrevista ofrecida por el ministro Alberto Garzón a 'The Guardian', donde criticaba la calidad de la carne exportada por las macrogranjas españolas, el autor reflexiona sobre el impacto de esas palabras para las empresas cárnicas en general. Y, en este sentido, analiza a fondo las exportaciones de las compañías navarras del sector, a las que defiende y pone en valor.

Redacción
Pamplona - 5 enero, 2022

Iñaki Oroz.

El sector cárnico vuelve a ser centro de la polémica por una entrevista del ministro de Consumo, Alberto Garzón, a ‘The Guardian’. Según las palabras del ministro, las macrogranjas españolas podrían estar exportando carne de poca calidad.

Estas declaraciones afectan no solo a este tipo de explotaciones, sino también a todas las empresas cárnicas en general. ¿Qué pensaríamos nosotros de cualquier producto cárnico alemán si el ministro alemán del Consumo dijera que algunas empresas de su país exportan carne de poca calidad? Desconfiaríamos. Y ya tenemos muchos ejemplos de crisis sectoriales motivadas por asuntos parecidos.

En este contexto, es interesante tener algunos datos sobre el sector cárnico exportador de Navarra. La información facilitada por Aduanas refleja que Navarra exportó en 2020, el año del confinamiento, más de 130 millones de euros de carne y productos cárnicos frente a los casi 75 millones de 2016. Así, las ventas al exterior de estos alimentos supusieron el 1,5 % de las exportaciones navarras, frente al 0,9 % de 2016. Como primera conclusión, se puede decir que el sector cárnico exportador navarro crece con fuerza y, además, gana peso dentro de la economía navarra.

‘A priori’, podría pensarse que una o unas pocas grandes empresas están capitalizando ese auge, pero los datos muestran que, en 2016, 85 compañías realizaron dichas exportaciones, mientras que en 2020 la cifra ascendió a 98. Así que, como segunda conclusión, se pone de manifiesto que cada día son más las firmas participantes en las ventas de carne y productos cárnicos al exterior. Es decir, el sector genera tejido económico en Navarra.

Otro dato interesante lo ofrecen los principales destinos de estas exportaciones. En 2020, Francia compró un 38 %, el Reino Unido un 24 % e Italia un 15 %. Entre la Unión Europea y Reino Unido importan más del 90 % de los productos. 

“¿Qué pensaríamos de cualquier producto cárnico alemán si el ministro de Consumo dijera que algunas empresas de su país exportan carne de poca calidad?”

Estos mercados son los más exigentes del mundo. Cualquier empresa cárnica que venda en la UE conoce los esfuerzos, las inversiones y el tiempo necesarios para poder comercializar la carne.

La normativa sobre higiene, los controles de productos de origen animal y las normas zoosanitarias, más las exigencias de los distribuidores y por supuesto del consumidor final, lo demuestran. No hay duda sobre el rigor y buen trabajo de los correspondientes ministerios y autoridades de cada país ni de las europeas.

En consecuencia, la tercera conclusión es que los productos cárnicos navarros triunfan en mercados donde no hay lugar a la calidad baja. Es difícil lograrlo en los mercados exteriores, y más en los europeos, sin un producto o servicio innovador, adaptado a la evolución del entorno y con ventajas claras respecto a la competencia.

Y el sector cárnico en Navarra lo está haciendo y lo hace cada día mejor. Esto supone que estas empresas se fortalecen y pueden generar más riqueza y mejor empleo, especialmente en áreas rurales, fortaleciendo así el equilibrio territorial.

A modo de conclusión final, estamos por tanto ante un sector fuerte, innovador, que genera cada día más riqueza y que triunfa en mercados exigentes como la UE, con regulaciones muy precisas y donde solo el producto bien hecho y de calidad da resultado.

Iñaki Oroz
Consultor de Inteligencia Competitiva e Internacional en Imeanticipa

Entra aquí para leer más artículos de opinión.


To Top