sábado, 28 enero 2023

Baztan clama contra una nueva cantera en Almandoz y Arizkun

El alcalde de Valle de Baztan y los alcaldes jurado de Almandoz, Arizkun y Elizondo recibieron este miércoles a miembros de la Comisión de Cohesión Territorial del Parlamento navarro. Durante la visita, alertaron a los parlamentarios sobre el "impacto visual y medioambiental" que se generaría en caso de que el proyecto siguiese adelante. Además, demandaron "respeto" a la voluntad ciudadana y la autonomía local para denegar el permiso.

Redacción
Pamplona - 30 marzo, 2022

El nuevo frente de explotación previsto es "similar al que la Junta General de Baztan rechazó en 2013". (Foto: cedida)

La Comisión de Cohesión Territorial visitó este miércoles, a instancias de EH Bildu, los emplazamientos en los que la empresa que explota la cantera de Arritxuri (Almandoz) prevé hacer sondeos para abrir un nuevo frente de explotación en Almandoz (Uzketa 2) y Arizkun, “similar al que la Junta General de Baztan rechazó en 2013”. La empresa podrá hacerlo, tal como anunció el Parlamento foral en un comunicado, siempre que se desestimen las alegaciones presentadas por las localidades afectadas y se obtenga la autorización correspondiente.

Los miembros de la comisión que asistieron fueron Carlos Pérez Nievas, Elena Llorente e Isabel Olave, de Navarra Suma; Virginia Magdaleno, del PSN-PSOE; Ana Ansa, de Geroa Bai; Laura Aznal, de EH Bildu; y Ainhoa Aznárez, de Podemos-Ahal Dugu. La delegación del Parlamento fue recibida por Joseba Otondo, alcalde del Valle de Baztan; Peio Sarratea, alcalde jurado de Almandoz; Imanol Etxeberria, alcalde jurado de Arizcun; y Aitor Baztarrica, alcalde jurado de Elizondo.

El objeto de la visita, según constató Aznal a modo de preámbulo, fue “analizar la compatibilidad del nuevo proyecto de cantera con la protección patrimonial y medioambiental del entorno, teniendo en cuenta la postura contraria de los vecinos de Almandoz, Arizkun y Elbete“. Estos, señaló, “advierten sobre las afecciones asociadas a las condiciones de explotación, también en lo que atañe al tráfico pesado y a los sectores turístico y ganadero”.

Peio Sarratea (alcalde jurado de Almandoz): “Una segunda cantera dejaría el pueblo en un agujero, multiplicaría el tráfico de camiones por el casco urbano y pondría en cuestión la viabilidad de las explotaciones turísticas y ganaderas”.

Ya en la colina elegida para las prospecciones -frente a la de Arritxuri-, Sarratea aseguró que la apertura de una segunda cantera “dejaría el pueblo en un agujero, multiplicaría el tráfico de camiones por el casco urbano y pondría en cuestión la viabilidad de las explotaciones turísticas y ganaderas, pilares fundamentales de la economía local”. “Ya tenemos suficiente con la cantera actual”, estimó.

El alcalde de Almandoz indicó además que las cuadrículas del sondeo “incluyen el depósito de agua del pueblo y muchos terrenos particulares y comunales para el ganado”. Por eso, “si verdaderamente la ganadería es un sector estratégico, como dice la consejera, no ha lugar otra cantera”. La infraestructura, a su juicio, “no traería beneficios ni puestos de trabajo”. Al contrario, “mermaría mucho la rentabilidad de las explotaciones en un lugar donde, precisamente, hay más ganaderas que ganaderos”.

Tras insistir en el “impacto visual y medioambiental” de la infraestructura, Sarratea recordó que la Junta General del Valle ya “denegó en 2013 la autorización a un proyecto similar” y que, “si se permiten los sondeos y se confirma la viabilidad del proyecto, luego este sería muy difícil de parar”. Por otra parte, recordó que la ley para la apertura de explotaciones mineras, que data de 1973 y “está más que obsoleta, otorga unos derechos en el supuesto de que las prospecciones avalen la rentabilidad de la excavación”.

A la visita asistieron portavoces de Navarra Suma, PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos-Ahal Dugu.

A la espera de recibir contestación a las alegaciones presentadas a finales de enero y a falta de conocer la evaluación de impacto ambiental, el alcalde jurado de Almandoz precisó que no demandan el “cierre total de la cantera, sino que se pare la extracción de ofita, que en un 80 % se exporta a Francia“. De esta manera, “se podría mantener la planta de hormigón”. “Sobre todo pedimos respeto a la autonomía local y que no se recurra a la figura del PSIS, a la incidencia supramunicipal, para sortear la voluntad local”, defendió.

Seguidamente, la Comisión de Cohesión Territorial se desplazó a Arizkun, donde su alcalde jurado, Imanol Etxeberria, desglosó las características de un proyecto “diferente” al de Almandoz. “Allí afectaría a una sola colina, muy voluminosa, mientras que aquí hablaríamos de una cantera discontinua, sobre pequeñas colinas, seis cuadrículas mineras que cogen doce caseríos, doce ganaderos abocados al cierre”. El 90 % del terreno es particular. “Nos ha sorprendido este proyecto, porque aquí, como en Almandoz, la ofita está a la vista y en zonas habitables”, explicó.

Etxeberria y Sarratea cerraron la visita dirigiéndose a los portavoces de Navarra SumaPSN, Geroa BaiEH Bildu Podemos-Ahal Dugu para solicitar que se acate la opinión de las tres localidades, “cuya oposición al proyecto es prácticamente unánime”.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top