lunes, 25 octubre 2021

BBVA prevé que el PIB navarro supere el nivel prepandemia en 2022

El centro de estudios e investigación de la entidad financiera presentó este miércoles su informe 'Situación Navarra'. Así, BBVA Research auguró un crecimiento del PIB regional del 5,9 % este año y del 7,3 % en 2022. Igualmente, vaticinó la creación de unos 11.000 nuevos empleos hasta que finalice el próximo año. No obstante, también advirtió de riegos que podrían condicionar la recuperación como, por ejemplo, la ausencia de reformas, el coste energético o la escasez de materias primas, entre otros.

Redacción
Pamplona - 22 septiembre, 2021

Miguel Cardoso, economista jefe de España en BBVA Research, presentó este miércoles el informe 'Situación Navarra'. (Foto: cedida)

El economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, presentó este miércoles el informe ‘Situación Navarra‘. En él, dicha entidad prevé para la economía navarra un crecimiento del PIB regional del 5,9 % este año y del 7,3 % en 2022. Una mejora que, según el centro de estudios de la entidad financiera, se apoyará en varios factores. Entre otros, se mencionaron el avance de la vacunación, un entorno internacional favorable, el impulso de los fondos europeos Next Generation EU y el mayor dinamismo en el consumo de los hogares navarras. De esta forma y si se cumplen estas previsiones, la entidad cree que la Comunidad foral recuperaría a finales de 2022 el nivel de creación de riqueza que registró antes de la pandemia.

Además, a ese crecimiento se le sumaría la creación de unos 11.000 nuevos empleos hasta entonces, de acuerdo con las cifras que maneja BBVA Research. Estas cifras situarían la tasa de paro de la región en el 9,8 %, la segunda más baja entre las comunidades autónomas. No obstante, el informe señaló que “la evolución de la pandemia y el reparto de los fondos europeos podrían condicionar la velocidad de la recuperación”.

Según BBVA Research, “la evolución de la pandemia y el reparto de los fondos europeos podrían condicionar la velocidad de la recuperación”.

Igualmente, apuntó otra serie de riesgos “a la baja”. Entre estos últimos señaló la escasez de materias primas, productos intermedios y chips informáticos. Su falta “está generando disrupciones en las cadenas de valor que pueden afectar a la producción en algunos sectores clave para la economía regional, como el automóvil“.

A esa situación de carencia habrá que añadir, además, la necesaria transformación que vivirá esta industria en línea con los objetivos de sostenibilidad ambiental que persigue España.

FUENTES DE INCERTIDUMBRE

Por otro lado, desde la entidad financiera apuntaron que el coste de la energía se ha convertido en una fuente de preocupación para las familias y las empresas. “Particularmente para los hogares más vulnerables y para la industria más intensiva en el uso de electricidad”, subrayaron. Por ello, las medidas recientemente adoptadas por el Gobierno contribuirán, en su opinión, a reducir el coste sobre la actividad económica. Sin embargo, advirtieron de que “no se pueden descartar incrementos adicionales en el precio de las materias primas”. Aumento que achacaron al coste del transporte ante la falta de contenedores, las tensiones que se pueden producir en el mercado del gas o una mayor presión sobre la inflación como resultado del incremento en la demanda.

La entidad pidió mayor colaboración público-privada para mitigar al riesgo de no acometer las reformas necesarias que todavía están pendientes.

Finalmente, “existe el riesgo de no abordar las reformas necesarias que permitan crear las condiciones para una recuperación vigorosa, que facilite el máximo aprovechamiento de los fondos europeos, y consistente con los objetivos medioambientales”, lamentaron los autores del informe. Por eso hicieron un llamamiento a una mayor colaboración público-privada “para elegir y ejecutar los proyectos con mayor impacto sobre el empleo y la productividad, no solo a corto sino también a largo plazo”. Es el caso de la reforma de pensiones, que para la entidad financiera no aborda la sostenibilidad del sistema, “por lo que sus efectos dependerán de cómo se aborden los desequilibrios que persisten y la equidad intergeneracional”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.

 

Archivado en:

economía · BBVA Research · Miguel Cardoso ·


To Top