lunes, 25 junio 2018

Casi la mitad de las empresas de automoción de Navarra tiene capital local mayoritario

Según un informe sobre el sector presentado esta mañana en el marco de una jornada organizada por la Asociación Clúster de la Automoción de Navarra (ACAN), las oportunidades de futuro pasan por diversificar y asumir modelos, sistemas, componentes y procesos que todavía no se aplican.

Belén Armendáriz
Pamplona - 24 mayo, 2018

De izq. a dcha, Eduardo Inchaurza, responsable del estudio; Roberto Lanaspa, presidente de ACAN; y Julián Jiménez, tesorero de ACAN. (FOTOS: Víctor Rodrígo)

De izq. a dcha, Eduardo Inchaurza, responsable del estudio; Roberto Lanaspa, presidente de ACAN; y Julián Jiménez, tesorero de ACAN. (FOTOS: Víctor Rodrígo)

El sector de la automoción en Navarra emplea a alrededor de 11.500 personas, factura en torno a 5.700 millones de euros y supone el 7% del PIB regional. Son los datos clave de un estudio encargado por la Asociación Clúster de la Automoción de Navarra (ACAN), en colaboración con el Gobierno de Navarra, a la consultora Minsait-Indra y cuyas conclusiones se han presentado esta mañana en Civican ante un centenar de personas. “Queríamos analizar la cadena de valor; tener toda la información necesaria para poder detectar oportunidades de mejora y de negocio”, ha explicado el presidente del clúster, Roberto Lanaspa.

De ahí que la información no se quedara en estos datos globales. Para la elaboración del estudio se ha contactado con las 116 entidades que componen el sector de la automoción navarro, obteniendo datos en profundidad de 105 de ellas. Las conclusiones pasan por resaltar la fuerza de empresas tractoras como Volkswagen, que genera prácticamente la mitad de la facturación del sector. Pero también para dirimir la situación del resto de empresas, unas multinacionales y otras pymes. De hecho, según ha apuntado Eduardo Inchaurza, responsable del estudio, la mitad de las empresas navarras del sector tiene menos de 50 trabajadores.

El sector facturó el año pasado alrededor de 5.700 millones de euros y supone el 7% del PIB.

Sobre el origen, de este análisis se desprende que en torno al 45% tienen capital mayoritariamente navarro. De media, su tamaño es cinco veces menor, pero tienen la ventaja de que están más diversificadas, geográficamente y en sectores, porque no se dedican en exclusiva a la automoción.

EMPRESAS DE UNA FUNCIÓN

En el 70% de los casos, las empresas del sector fabrican componentes. Además, el 82% se dedica en exclusiva a una única función. Las más habituales son suspensiones, chasis, direcciones, frenos y amortiguadores. Por el contrario, apenas un 8% realiza más de dos funciones. “Es bueno conocer el mapa de capacidades de la Comunidad foral, para poder usarlas como palanca a futuro”, ha argumentado Inchaurza, quien ha reconocido que, en lo que se refiere a procesos, sí hay una mayor diversificación. “El 60% realiza más de dos procesos”, ha apuntado. “Más allá del ensamblado, lo más común es la inyección, la estampación y el mecanizado”, incidía.

Aunque Inchaurza ha avanzado que el objetivo del estudio no era abordar líneas de actuación en el sector, no ha negado que las posibilidades de crecimiento pasan por dar respuesta a distintas carencias detectadas gracias a esta recopilación de datos. “Existen gaps en módulos, sistemas, componentes, procesos y materiales, donde las empresas navarras no tienen presencia. Desde el eje delantero, el subchasis delantero o el front corner, hasta los composites y la fundición de hierro”, ha señalado. Pero también ha mencionado otros procesos como la estampación en caliente, la sobreinyección o los moldes, para los que Navarra sí tiene capacidad pero no están suficientemente explotados.

acan44

Asistentes a la presentación del estudio sobre el sector de la automoción.

HAY INVERSIÓN PERO FALTA I+D

Con una inversión de 450 millones de euros en 2017, el sector de la automoción en Navarra es “aceptablemente” inquieto en esta material. Sobra decir que el grueso de las inversiones procede de Volkswagen. Pero aún así, 92 millones de euros fueron invertidos por otras entidades ajenas a la marca alemana. Supone, según ha detallado el responsable del estudio, el 3,3% de la facturación, “un dato superior a la media de la industria navarra, donde las inversiones rondan el 2,8% y a otros sectores prioritarios para la Comunidad foral, como el eólico”.

Lo curioso, sin embargo, es que estas inversiones se destinan generalmente a procesos; no a productos. De hecho, la actividad privada en I+D+i apenas rondó los 34 millones en 2017, un 1,1% de la facturación. “Y ahí sí estamos por debajo de la media”, ha añadido Inchaurza. Según los datos recogidos, el sector emplea en I+D a alrededor de 400 personas. Son el 8% del empleo del sector, pero lo cierto es que el 65% se concentra en sólo nueve entidades.

En un sector donde los centros de decisión están en muchos casos fuera de Navarra y donde el poder de compra de las empresas es reducido, ya que siguen las directrices de la matriz, el futuro pasa, según Roberto Lanaspa, por la colaboración. “Es el motor para seguir creciendo y hacer de éste un sector aún más importante para Navarra”. En este sentido, Inchaurza ha señalado que esta colaboración, a día de hoy, tiene margen de mejora. “Se colabora poco, salvo en asuntos como la I+D o en temas de producción, pero es algo necesario para el desarrollo no sólo del sector, sino de cada una de las empresas en particular”.

La jornada de esta mañana ha concluido con la celebración de una mesa redonda sobre oportunidades de futuro.

Para acceder a más información sobre la actividad del Clúster de la Automoción de Navarra ACAN … LEER AQUÍ. 


To Top