lunes, 16 septiembre 2019

foto-final-de-la-clausura-de-la-ete

 

La Escuela Taller ‘Mère Brazier’, impulsada y financiada por el Servicio Navarro de Empleo y cofinanciada por el Fondo Social Europeo y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha desarrollado una importante labor social

En concreto, sus participantes han tenido que ejecutar y donar veinte menús diarios (primer plato, segundo plato y postre) cuyo destino han sido, en colaboración con el Colectivo Popular Alaiz, los hogares de las mujeres participantes en el proyecto formativo de Villa Teresita.

 

Cabe recordar que dicha entidad realiza un acompañamiento y una atención integral a mujeres en situación de prostitución y/o victimas de trata en Pamplona. Atendidas sus necesidades nutricionales en estos últimos meses, estas mujeres han podido centrarse en recibir una formación que les permita afrontar una mejora de sus condiciones de vida.

En cuanto al perfil de las alumnas de la Escuela, en ella han participado quince mujeres desempleadas residentes en la Comarca de Pamplona, con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años. En algunos casos la vinculación laboral con el sector de la hostelería era prácticamente nula, por lo que tras años buscando empleo han apostado por reinventarse profesionalmente y buscar empleo en el sector.

Las Escuelas Taller de Empleo se configuran como programas que tienen por objeto mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas alternando la formación y la cualificación con un trabajo productivo.

Probada la valía profesional de estas mujeres y su enorme interés por trabajar en hostelería, desde Fundagro confían que en los próximos meses estas quince cocineras puedan retomar su trayectoria laboral en el sector.


To Top