sábado, 16 octubre 2021

Cómo crear tu estrategia de comunicación digital

En pleno 'boom' de la digitalización, el autor analiza cómo diseñar e implementar una estrategia de comunicación 'online' para que las empresas conecten de forma eficaz con sus clientes.

Redacción
Pamplona - 4 diciembre, 2020

Raúl Arana.

Raúl Arana.

¿Tiene tu empresa una estrategia de comunicación digital? Si no es así, puede que no estés haciendo llegar tu mensaje a tu público objetivo. Y si tu mensaje no llega, las ventas no se producen. Un plan de comunicación es vital para captar el interés de los usuarios, para darte a conocer y para mejorar tu ratio de conversión. No lo dudes. Todo negocio online necesita una estrategia de comunicación digital eficaz. Te explicamos en qué consiste y cómo puedes crearla.

¿QUÉ ES UNA ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN DIGITAL?

En marketing digital se manejan muchas variables para alcanzar los objetivos empresariales y de negocio. Parte de las acciones que se planifican están encaminadas a ganar visibilidad porque si no te ven, no existes.

Otras acciones tienen como objetivo captar la atención de tu público objetivo: deben saber quién eres, qué ofreces, cómo trabajas y en qué te diferencias de la competencia. Es el plan de comunicación. Una vez implementadas estas acciones, llega el momento de pasar a la acción: generar ventas.

Una estrategia de comunicación digital se diseña para comunicar de manera efectiva. Se trata de un plan a medio y largo plazo con acciones para contar quiénes somos, qué ofrecemos y qué soluciones ofrecemos a nuestros clientes. Los pilares de un buen plan de comunicación son diferenciación, claridad, simplicidad y persuasión.

ETAPAS DE UN PLAN DE COMUNICACIÓN

Muchas empresas cometen el error de pensar que, si sus productos son buenos, las ventas están aseguradas. En un mundo ideal, sería así. Sin embargo, en un mundo online saturado de empresas que ofrecen productos y servicios similares, sin un buen plan de comunicación es muy difícil conseguir resultados.

La estrategia de comunicación digital consta de varias fases o etapas, en las que es necesario hacerse preguntas clave y responderlas de manera objetiva.

1. Análisis de la situación actual de tu negocio online

Este análisis es fundamental definir una propuesta de valor que sirva para diferenciarse de la competencia y lograr objetivos. En esta fase hay que estudiar la reputación de tu marca, es decir, qué opinión tienen los usuarios, cómo nos ven y cuál es nuestra posición en los buscadores.

Todos estos datos hay que contrastarlos con la idea que tienes de tu negocio. Quizá no es esa la imagen que te gustaría tener o quizá debes enfocar tu estrategia de comunicación digital a la percepción que los usuarios tienen.

Algunas preguntas que debes hacerte son:

  • ¿Qué plataformas utilizas para comunicarte con tu público objetivo?
  • ¿Qué contenidos tienen más éxito?
  • ¿Qué nivel de interacción obtienes con tus publicaciones?
  • ¿Tu identidad corporativa trasmite tus valores como marca? ¿Se identifica con tu actividad?
  • ¿Utilizas un tono y estilo de comunicación adecuado para tu target y coherente con tu marca?
  • ¿Cuál es el grado de satisfacción que tus clientes?

Todas estas cuestiones también debes responderlas con respecto a tu competencia.

En definitiva, se trata de hacer un análisis DAFO para conocer tus puntos fuertes y los aspectos que debes mejorar.

2. Establecer tus objetivos de comunicación

Una estrategia de comunicación digital debe tener unos objetivos claros, que solo tú puedes definir. No se trata en este caso de mejorar las cifras de tu negocio online (este es el objetivo final), sino de objetivos intermedios que te llevarán a alcanzar tus metas.

Para establecer los objetivos de comunicación debes plantearte qué necesita tu marca a corto, medio y largo plazo. Los más habituales en un negocio online son:

  • Notoriedad. Es decir, que tu público objetivo te reconozca y recuerde.
  • Conocimiento. Dar a conocer las características de tus productos o servicios y su valor añadido respecto a la competencia.
  • Conexión. Conseguir que tu público objetivo sienta afinidad por tu marca. Se trata de generar engagement, que los usuarios conecten con tu marca desde las emociones.
  • Consideración. Situar tu marca entre las preferidas por tu público objetivo, que se convierta en una de sus principales (o la principal) alternativas al pensar en el tipo de productos o servicios que ofreces.

Recuerda que los objetivos deben ser siempre SMART. Esto significa que deben tener unas características indispensables:

  • Específicos.
  • Medibles.
  • Alcanzables.
  • Realistas.
  • Definidos en un plazo de tiempo.

Con estos objetivos bien definidos, podrás implementar las acciones de marketing digital que te permitan alcanzar tus metas.

3. Definir el mensaje

Antes de lanzarte a hacer una campaña de marketing digital, debes utilizar las conclusiones de las dos etapas anteriores para definir qué tipo de mensaje quieres lanzar.

Para ello, tendrás que conocer bien cómo es tu target, tanto tus clientes actuales como tus clientes potenciales, tus prescriptores, tu cliente ideal (buyer persona) e influencers. Los mensajes deben estar adaptados a cada uno de estos segmentos.

Los mensajes de tu estrategia de comunicación digital deben ofrecer soluciones a los problemas, motivaciones o aspiraciones de tu target. Además, debes transmitir qué es lo que hace a tu marca diferente o mejor.

Para conseguirlo, necesitas hacer uso de un buen copywriting o escritura persuasiva, que consiste en:

  • Empatizar con tu público.
  • Explicar las soluciones y beneficios de tus productos o servicios.
  • Centrar el mensaje en una sola idea cada vez.
  • Destacar tus cualidades frente a la competencia.
  • Transmitir credibilidad (por ejemplo, con testimonios de otros clientes reales).
  • Comunicar emociones para vender experiencias.
  • Utilizar un lenguaje claro y directo con frases breves.
  • Incluir llamadas a la acción (CTA), botones o enlaces con textos que inviten a actuar.

 4. Establecer un calendario de contenidos y difusión

Ha llegado la hora de poner en marcha tu plan de comunicación. En esta etapa de la estrategia de comunicación digital, debes identificar el tipo de contenidos que quieres publicar, en qué plataformas y con qué periodicidad.

Los contenidos deben despertar el interés y mover a la acción. Para conseguirlo deben cumplir una función, que puede ser:

  • Informar.
  • Entretener.
  • Enseñar.
  • Emocionar.

Los contenidos basados únicamente en autopromoción no aportan valor a tu público. La estrategia de contenidos debe diseñarse con publicaciones de calidad, útiles y relevantes.

Elige las plataformas de difusión de contenidos donde está tu público objetivo. Segmenta en función de diferentes perfiles, motivaciones y situación en el embudo de conversión. Recuerda que el objetivo de tu plan de comunicación puede ser captar la atención, ser recordado, ganar consideración, lograr conversiones o fidelizar a tus clientes.

Finalmente, elige las plataformas para potenciar tu presencia online. Además de tu página web o negocio online, puedes usar otros canales, como:

  • Blog corporativo.
  • Landings pages.
  • Aplicaciones móviles.
  • Redes sociales.
  • Contenido patrocinado.
  • Guest blogging.
  • Linkbuilding.
  • Influencers.
  • Publicidad.

No pretendas abarcar todas cada vez. Crea un calendario con acciones de marketing digital pertinentes para cada objetivo.

Raúl Arana

Strategist y Desarrollo de Negocio en ttandem.com

Entra aquí para leer más artículos de opinión.


To Top