lunes, 22 julio 2019

Cuando las alergias primaverales impiden conducir con normalidad

Según un estudio del comparador de seguros de coche Acierto.com, 2 de cada 5 automovilistas reconoce que le afectan los síntomas cuando se pone al volante

Redacción
Madrid-Pamplona - 5 abril, 2019

Los síntomas de las alergias, una molestia al volante.

Los síntomas de las alergias, una molestia al volante.

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo vienen también las alergias. Es una desagradable realidad a la que muchos españoles ya han empezado a enfrentarse un año más. Un problema que afecta a más de 14 millones de personas en nuestro país y ante el que no existen grandes remedios. De hecho, en algunas ocasiones, la alergia es capaz de condicionar la calidad de vida de quien la padece incluso de ponerle en peligro.

Pero, ¿cómo? Entre otros, en caso de que suframos un pico de alergia al volante, con sus correspondientes estornudos, moqueo y ojos llorosos. Unos síntomas que interfieren negativamente en la conducción y que incrementan el riesgo de sufrir un accidente. De hecho, una secuencia de estornudos equivale a recorrer más de 100 metros a ciegas, según los datos del último informe del comparador de seguros de coche Acierto.com. Aunque depende de la velocidad del desplazamiento.

La tapicería, los conductos del aire acondicionado y el salpicadero pueden acumular ácaros y otros agentes

Además, la conjuntivitis alérgica también produce picor en los ojos, que nos lleva a frotarlos persistentemente para paliar la sensación de lagrimeo. Eso no hace más que irritarlos en mayor medida, menoscabando nuestra visión, un sentido clave en la carretera. También nos hace más sensibles a las luces y al sol, y puede aumentar la sensación de fatiga -no respirar ni descansar bien nos merman-.

En definitiva una serie de dificultades de las que los propios alérgicos son conscientes. De hecho, casi 2 de cada 5 reconocen que la alergia les impide conducir normalmente. Y no es la única actividad, sino que les ocurre los mismo con el deporte, sus momentos de ocio y hasta el trabajo. Respecto a este último, son más del 60% los que afirman que la alergia les impide desarrollar con normalidad sus obligaciones laborales.

La clave, acudir al médico

A pesar de las consecuencias, solo 2 de cada 10 afectados está siendo o ha sido tratado por un médico. ¿Qué hace el resto? O no se trata, se automedica, o recurre a las recomendaciones de sus allegados.De hecho, la mayoría confía en las recomendaciones de su farmacéutico y prefiere acudir a él antes que al médico. Su objetivo es evitar las esperas.

Asimismo, es bueno saber que la mayoría de las alergias son tratadas con antihistamínicos, cuyos efectos más habituales son la somnolencia y la disminución del estado de alerta y el retraso del tiempo de reacción. Todos ellos son importantísimos al volante.

Recomendaciones para conducir con alergia

Por fortuna, existen una serie de recomendaciones que permitirán atenuar los síntomas y sentarse al volante con mayor seguridad:

  • Lavarse la cara y los ojos antes de salir, y llevar unas buenas gafas de sol con cristales antirreflejantes.
  • Prescindir de los ambientadores.
  • No fumar en el interior del habitáculo. Los conductores que lo hacen favorecen la evolución y el agravamiento del cuadro clínico rinosinusal. Por no hablar de las distracciones que hacerlo conlleva.
  • Consultar los niveles de polen: en la web de la Red Española de Alergología, e incluso existen apps específicas.
  • Circular con las ventanillas subidas, si es posible.
  • Aspirar el coche regularmente y mantenerlo limpio.
  • Comprobar los filtros y cambiarlos si es necesario. El filtro antipolen, además, es uno de los que más suelen descuidarse. Sin embargo, es una pieza muy sencilla de sustituir.

Para acceder a más información relacionada con la actualidad del Motor… LEER AQUÍ

Archivado en:

alergia · motor · MotorCap · primavera · seguridad vial ·


To Top