viernes, 3 diciembre 2021

“El Estado no protege a los empresarios de los ciberataques”

El ciberabogado Álvaro Écija, presidente de Ecix Group y fundador de MIA Breach Hunter, fue entrevistado este jueves en Capital Directo, espacio informativo de Navarra Capital que cuenta con el patrocinio de Banco Santander, para abordar algunos de los grandes retos que afrontan las organizaciones en materia de ciberseguridad y 'compliance'. El letrado lamentó que el número de ciberataques a empresas sigue aumentando porque los delincuentes han descubierto que "es más barato y más fácil salir impune".

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 11 noviembre, 2021

Internet necesita un equilibrio entre los intereses públicos y privados. Así lo afirmó este jueves el ciberabogado Álvaro Écija, que fue entrevistado en Capital Directo, espacio informativo de Navarra Capital que cuenta con el patrocinio de Banco Santander. “Hace falta una soberanía democrática en el ciberespacio”, reivindicó.

El presidente de Ecix Group y fundador de MIA Breach Hunter destacó durante la conversación que “la ciberseguridad es la única industria que va a peor” y lamentó que, año tras año, crezca el número de ciberdelincuentes. En parte porque estos han visto que “es más barato y más fácil salir impune” de este tipo de delitos.

“El ciberespacio es un lugar privado en el que todo el mundo vende algo”.

Para evitar caer en sus redes, la prevención es fundamental. “A día de hoy, todavía es necesario gastarse un dinero si no quieres que te cueste más el daño que la prevención”, confirmó.

Por eso, se mostró convencido de que resulta necesario cambiar esa tendencia: “El ciberespacio es un lugar privado en el que todo el mundo vende algo”. En ese marco, instó a los poderes públicos a que ayuden al tejido productivo en esta lucha. “Están dejando a los empresarios que se gasten cada vez más dinero y el Estado no les protege. Defendemos nuestra casa de forma privada. Y cada día cuesta más”, sentenció.

No obstante, se mostró partidario de destinar recursos a la prevención en las organizaciones y abogó por “ampliar el espectro de ciberabogados”. Aunque las pymes no pueden permitirse contratar a un abogado de estas características, sí les invitó a contar con ellos cuando ya se ha consumado el ataque. “Es bueno que busquen un asesoramiento especializado para saber si lo pueden denunciar o si esa denuncia va a llegar a algún sitio”, ejemplificó.

INFORMACIÓN ULTRAPROCESADA

Además, “la formación y el conocimiento juegan un papel fundamental para saber a qué nos estamos enfrentando”. En ese sentido, recordó que en internet, ahora mismo, el cerebro se alimenta de mucha información ultraprocesada. E hizo hincapié en la importancia de saber diferenciar entre “un vídeo gracioso de YouTube que es un fake o un artículo del Washington Post“. “La gente se cree que con asegurar su smartphone es suficiente, pero lo que tiene que hacer es proteger su cabeza de esas informaciones maliciosas y muchas veces antijurídicas”, apostilló.

“La gente se cree que con asegurar su smartphone es suficiente, pero lo que tiene que hacer es proteger su cabeza de esas informaciones maliciosas y muchas veces antijurídicas”.

A pesar de que España no estuvo representada el mes pasado en el ‘G30’ de la ciberseguridad, organizado por Estados Unidos, y de las críticas del invitado a la falta de apoyo económico a las empresas, sí quiso ensalzar el papel de nuestro país en la lucha contra el cibercrimen. A este respecto, hizo referencia a la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, aprobada en el año 2019.

A su juicio, constituye un paso adelante porque pasa de poner el foco en los ordenadores a centrarlo en las personas. “Detrás de las máquinas están los seres humanos. Hay que defender sus derechos fundamentales porque son lo que utilizan los ciberdelincuentes para robarnos algo: la reputación, el dinero o las criptomonedas”.

El ciberabogado también abordó otra de las materias en las que se ha especializado: el compliance: “Está bastante más avanzado que hace diez años, cuando hablar de cumplimiento y gestión de riesgos era ciencia ficción”. De hecho, en los últimos cinco años “se ha acelerado mucho”. Incluso puso de manifiesto que España “es uno de los países, junto con Estados Unidos y Japón, a la cabeza en el mundo del cumplimiento normativo”.

Entra aquí para leer más sobre Capital Directo.


To Top