Gobierno UPN corredor navarro TAV

martes, 26 mayo 2020

El Gobierno culpa a UPN de la ruptura del convenio sobre el TAV

El vicepresidente Ayerdi anuncia que pedirá que se reúna la comisión de seguimiento del convenio que el Ministerio de Fomento ha dejado sin efecto para “defender el interés general de Navarra”.

 

Miguel Bidegain
Pamplona - 14 septiembre, 2017

Imagen de uno de los últimos encuentros celebrados entre Iñigo de la Serna y Manu Ayerdi.

El Gobierno de Navarra considera que la decisión del Ministerio de Fomento de asumir las obras del corredor navarro del tren de altas prestaciones, dejando sin efecto el convenio firmado por ambas administraciones en 2010, se debe a la presión de UPN sobre el PP para que cumpla el pacto que suscribieron a cambio del apoyo de los regionalistas a los Presupuestos Generales del Estado, que incluía un acuerdo diferente sobre el tren. El Gobierno cree que la decisión no está justificada, insiste en que estaba ultimando una propuesta de respuesta al borrador preparado por Fomento y anuncia que pedirá una reunión de la comisión de seguimiento del convenio, en la que defenderá “el interés general de Navarra”.

María Solana: “UPN y PP pretenden reeditar el tren de ningún sitio a ninguna parte”.

La portavoz María Solana ha expuesto la valoración del Gobierno de Navarra, que entiende que la decisión adoptada por el Estado “responde a un ejemplo claro de ventajismo político para reeditar el tren que el Gobierno de Navarra entiende que hay que dejar de lado, aquél tren de ningún sitio a ninguna parte”. La portavoz del Ejecutivo ha afirmado que “lo que ayer por la tarde trasladó el Ministerio de Fomento de manera unilateral corresponde a una decisión tomada en el mes de junio, en su pacto con UPN para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado”, y ha dicho que el Gobierno de Navarra “lamenta profundamente” que el Gobierno de España haya priorizado sus acuerdos con UPN tanto al convenio vigente sobre el corredor ferroviario “como al interés general de Navarra. Nos deja un mal sabor de boca, pero sobre todo pone de manifiesto de forma clara cuál es el compromiso del PP con Navarra”.

Solana ha asegurado que “este Gobierno va a trabajar hasta el último minuto en la defensa del interés general de Navarra y por supuesto no va a dejar que se engañe a la ciudadanía navarra, no lo va a permitir, con esa reedición del tren de ningún sitio a ninguna parte”. Ha acusado a UPN de haber sido “incapaz, durante años, de avanzar en el tren, es una evidencia que podemos constatar y comprobar, no tenemos sino un tramo irrisorio que no nos conduce a ninguna parte. Eso –ha insistido la portavoz- es lo que UPN ha hecho en todos sus años de gobierno de la mano del PP con el convenio vigente hasta ayer, el de 2010, cuyo grado de cumplimiento no supera el 10%. No vemos que es lo que nos tiene que llevar a creer que esta vez sí va a ser distinto y que sí van a hacer lo que no hicieron”.

Como María Solana, el vicepresidente y consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, también ha atribuido la decisión del Gobierno del Estado a “las presiones de UPN”, con quien firmó un pacto “que por todos sus elementos técnicos era muy difícil de cumplir, era muy improbable que se pudiera licitar algo este año”. Ayerdi ha insistido en que UPN y el PP “se embarcaron en un pacto que era muy complejo, muy muy complejo de cumplir, UPN ha presionado de una forma extrema al Gobierno del PP y esa presión ha llevado a una decisión que expresamente además, en estos momentos, no está en absoluto justificada”.

Manu Ayerdi: “No tiene sentido la reacción del Gobierno central”.

En este sentido, el vicepresidente ha indicado que se produce cuando se le había anunciado que el Gobierno de Navarra está ultimando una propuesta de respuesta al borrador ofrecido por Fomento y mientras los equipos técnicos de ambas administraciones colaboran en el proyecto. “La semana pasada anunciamos públicamente que íbamos a abrir un proceso de información con toda la documentación, algo que está disponible desde el lunes como es público y notorio, como también lo es público que se había hablado con el cuatripartito sobre una propuesta detallada”, ha argumentado Ayerdi, para quien “no tiene sentido” la reacción del Gobierno central.

“Nos toca preguntarnos dónde estamos y, desde luego para nosotros eso significa la convocatoria de la comisión de seguimiento del convenio actual”, por ser la que debe resolver las controversias que se planteen de acuerdo con lo establecido en el propio convenio “para hablar las dos partes y poner, por encima de todo, el interés general de Navarra por delante”, ha concluido el vicepresidente, quien de esta forma dejaba claro que su Gobierno no renuncia a seguir desarrollando el proyecto conjuntamente con el Ministerio de Fomento.


To Top