jueves, 21 junio 2018

Elegir el perfume adecuado

A tan solo una semana de la mágica noche de Reyes, la mayoría ya habrá enviado su carta a los magos de Oriente. ¿Quién ha pedido un perfume o colonia? A pesar de que no se encuentre en nuestra lista de deseos, es muy probable encontrarse con uno perfectamente envuelto en el calcetín o bajo el árbol.

Iranzu Velasco
Pamplona - 30 diciembre, 2017

Elegir el perfume adecuado no tiene secreto.

Elegir el perfume adecuado no tiene secreto.

El perfume se trata de un regalo clásico o tradicional, muy recurrente en estas fechas de Navidad. Dato interesante es que la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética estima que se llegan a vender más de 16 millones de frascos en España, cifra nada desdeñable ya que hablamos de casi el 35% de la población.

¿Es una cuestión de compromiso? ¿De no sé qué más puedo regalar? Aunque en algunos casos pueda ser así, un perfume se puede convertir en un detalle muy muy especial siempre que se acierte con el gusto de la persona.

perfume-2142830_1280

Para él o para ella. Cada uno tiene su aroma especial en perfume, agua de perfume, colonia o agua de colonia (‘eau de toilette’). Cada fragancia tiene una intensidad adecuada a la energía y olfato de cada persona. Importante a tener en cuenta a la hora de elegir: el olfato es nuestro sistema sensorial más primitivo y el único directamente conectado con el sistema límbico (red neuronal conocido también como ‘cerebro emocional’), lo que explica su estrecha relación con emociones y recuerdos.

Un perfume puede ser el regalo perfecto si tenemos en cuenta 5 claves: conocer a la persona, pH de su piel…

¿Queremos emocionar? Pues vamos a seguir unos pasos que nos ayudarán a tomar una decisión en esa vorágine de estanterías con cientos de marcas y fragancias frutales, cítricas, florales, verdes, amaderadas… En lugar de convertir esta experiencia en una locura, le recomendamos que disfrute de ella y convierta su regalo en un éxito.

flores-secas-marrakech

5 CLAVES

Importante. Ya hemos hablado de disfrutar del momento para encontrar la fragancia más sofisticada, intensa o fresca. Pero hay otros elementos a valorar a la hora de tomar una decisión y elegir un producto que crearon los antiguos egipcios a partir de la quema de madera perfumada.

1| Lo primero y fundamental: conocer a la persona, aunque sea de un modo superficial. Pensar en la edad, gustos y carácter, ya que perfumes y colonias forman parte de la identidad y estilo de una persona. Si ya hemos decidido regalar un perfume, dediquemos un tiempo a observar discretamente.

2 | Presupuesto. El precio de las fragancias es muy variado y puede oscilar entre los 300 euros de los creados por grandes perfumistas en fragancias de alta gama y los 15 euros. Sin embargo, no conviene desanimarse si nuestro presupuesto es más limitado, porque hay opciones adecuadas a todos los bolsillos. Y, ¿por qué no? podemos optar por un elegante ‘eau de toilette’ o por el tamaño más pequeño de 30 ml y cumplir con el dicho “la mejor esencia se guarda en frasco pequeño”. Sobre todo recordemos el valor emocional de este regalo: lo importante es acertar.

3 | pH o potencial de hidrógeno de la piel. El químico danés Peter Lavitz Sorensen introdujo este concepto como medida de la acidez, que tantos ‘problemas’ puede crearnos a la hora de elegir un perfume. Las pieles pueden ser ácidas, alcalinas y neutras, y la duración del perfume depende directamente de esta característica. Los perfumes se fijan peor sobre las pieles ácidas, por lo que se recomiendan los aromas más intensos, dulces o amaderados. Puede resultarnos relativamente sencillo distinguir una piel de este tipo sin preguntar, porque se trata de pieles más secas. La alcalina es una piel más hidratada que intensifican la fragancia de los perfumes, así que cuidado. La mejor opción son los aromas frescos. Para la pH neutra es mucho más fácil elegir ya que es el tipo de piel ideal para cualquier tipo de perfume, incluso de cualquier presupuesto.

perfume-1433656_1280

4 | Momento de usarla. ¿Por la mañana o por la noche? ¿A la hora del té? ¿Un lunes o un sábado? Cada aroma tiene su momento, que se adapta a la identidad de cada persona. ¿Ligereza y frescura para la mañana, intensidad para la noche, siempre la misma fragancia?… Esta clave está muy ligada a la primera, así que nos conviene hacer el pequeño esfuerzo de conocer un poco más a la persona.

5 | Probar y dejarse orientar: las perfumerías cuentan con personal especializado en asesorar. Cuanta más información le facilitemos sobre la persona, mejor. Hay que tener en cuenta la limitación olfativa para distinguir las fragancias: solo se pueden probar de 5 a 6 perfumes cuando son muy diferentes y 2 ó 3 si son del mismo tipo, empezando por los más ligeros. Para ello es preferible utilizar las bandas de papel que encontrará en cada establecimiento.

Siempre contamos con el recurso de consultar, pero ¿dónde queda el tan deseado factor sorpresa?

 


To Top