sábado, 4 diciembre 2021

Eunate gana el II Premio a la Innovación Social con un proyecto de realidad virtual

La iniciativa promovida por la Asociación de familias de personas sordas de Navarra propone un entrenamiento auditivo en ambientes de ruido, mediante realidad virtual, para personas con prótesis auditivas. El jurado del premio también escogió, entre las seis candidaturas presentadas, a otros dos finalistas. En concreto, fueron seleccionados dos proyectos encabezados por Gure Sustraiak y ANFAS. Los premios - de 6.000 euros para el proyecto finalista y 1.000 euros para cada semifinalista- serán entregados por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, el próximo 23 de noviembre en Civivox Condestable.

Redacción
Pamplona - 19 octubre, 2021

El proyecto ganador propone un entrenamiento auditivo en ambientes de ruido mediante realidad virtual. (Foto: cedida)

El II Premio a la Innovación Social en los Servicios Sociales 2021 recayó en el proyecto Harvi, impulsado por Eunate, Asociación de familias de personas sordas de Navarra. Este galardón fue concedido por el Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales, dependiente del Departamento de Derechos Sociales, en colaboración con la Fundación Tomás y Lydia Recari García. Su objetivo es reconocer a las entidades que prestan servicios sociales en Navarra y hayan abordado algún reto con nuevos servicios, productos o modelos desarrollados en procesos participativos de innovación y transformación social.

El proyecto ganador propone un entrenamiento auditivo en ambientes de ruido mediante realidad virtual para personas con prótesis auditivas. El fin, según indicó el Gobierno foral, es que las personas usuarias “aprendan a discriminar y localizar los sonidos que les rodean y se entrenen para comprender mejor los mensajes orales que puedan recibir en entornos ruidosos”. Así, el aprendizaje se realiza mediante unas gafas de realidad virtual que recrean espacios como aulas escolares, patios, centros comerciales o restaurantes, por ejemplo. De esta manera, las personas “trabajan sus habilidades auditivas y logran con ello una mayor autonomía y desarrollo educativo”.

El jurado destacó el “carácter pionero” en el uso de realidad virtual de este proyecto, así como el hecho de que permite “aplicarse a otras discapacidades e inspirar a otros a innovar”. También subrayó, por otra parte, la participación de las personas usuarias y sus familias en su diseño, y su contribución para “reducir la brecha” entre la atención social y el desarrollo tecnológico. Con más de dos décadas de existencia, Eunate presta servicios de accesibilidad a las personas sordas en actos públicos, cuenta con intérpretes de lengua de signos para cursos de formación y charlas y también proporciona ayudas técnicas, como préstamos de bucle magnético y emisoras de FM a personas sordas.

SEIS PROPUESTAS

El jurado del premio valoró este lunes las seis candidaturas presentadas en esta edición y reconoció “la gran calidad y nivel de los proyectos que han concurrido”. Como novedad de esta segunda convocatoria, se nombraron dos semifinalistas: un proyecto de alimentación sostenible, presentado por la entidad Gure Sustraiak, y ‘Buen Trato’, una iniciativa capitaneada por ANFAS para prevenir situaciones de maltrato en personas con discapacidad intelectual o trastornos del desarrollo, especialmente en mayores.

El objetivo de ‘Harvi’ es que los usuarios aprendan a discriminar y localizar los sonidos que les rodean y se entrenen para comprender mejor los mensajes que puedan recibir en entornos ruidosos.

Los premios -de 6.000 euros para el proyecto finalista y 1.000 euros para cada semifinalista- serán entregados por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, el próximo 23 de noviembre en Civivox Condestable.

El jurado estuvo presidido por Maeztu y estuvo conformado además por Miguel Echarri, vicepresidente de la Fundación Tomás y Lidia Recari García; Rosario Martínez, directora general de Innovación, del Departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital; Susana Mañueco, manager de Innovación Social; Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social de Navarra; e Itziar Herrero, jefa de la Sección de Innovación Social, Formación y Proyectos Europeos, del Departamento de Derechos Sociales. A la hora de calificar las propuestas, tuvieron en cuenta aspectos como la relevancia, promoción de la participación, innovación, impacto, trasformación, replicabilidad, perduración, género, equidad, sostenibilidad y coherencia, entre otros.

La consejera Maeztu felicitó a todas las entidades participantes y comunicó en persona a las tres entidades su designación como ganadoras de esta edición del premio. “Las tres iniciativas tienen la virtud de ser fácilmente replicables en la atención a diversos colectivos. Demuestran que el ámbito social en Navarra está siendo pionero y está dando respuestas a distintas situaciones con propuestas innovadoras, adaptadas a las necesidades de las personas”, declaró.

Entra aquí para leer más sobre innovación en Navarra.


To Top